OR TESHUVA
  ¿Es la ley judía ritual obsoleta? 2
 

¿Es la ley judía ritual obsoleta?

Parte 2


Como hemos venido viendo hasta aquí, un rito más que ser obras muertas, vanas y sin sentido, es AVODAH A HASHEM cuando este emana de su propia Toráh o tiene como objetivo el cumplimiento de la Toráh, a través de un sistema de obras desarrollado y repetido invariablemente en cada comunidad cultural.    Los ritos tienen un carácter simbólico, la celebración de los ritos (ritual) puede consistir en fiestas y ceremonias, de carácter más o menos solemne, según pautas que establece la tradición o la autoridad religiosa o de la organización correspondiente.

Hemos visto en la primera parte, como un el propio Sheliaj Shaúl cumplió al pie de la letra con los ritos del culto judío de acuerdo a las normas establecidas por los principales del movimiento de la fe judía y que en ningún momento en el, aún como creyente en Ieshúa paso la más mínima idea de todo el sistema ritual de purificación establecido por la Toráh, y de manera contraria dio testimonio público de que él se mantenía andando en el orden de la Toráh y de las reglamentaciones establecidas alrededor de ella.

¿Rituales añadidos o Rituales Memorativos?

Ahora con esto en mente entremos a comprender algunos ritos judaicos como lo son El lavado de Manos y El encendido de Velas de Shabbát, y veremos si son añadiduras a la Toráh o ritos en pro del culto a Hashem.    Comencemos por el lavado de manos, en Mateo 15, los discípulos se sentaron a comer pan sin lavarse las manos conforme a la antigua tradición o ritual judío.   Al ver esto, los fariseos se dirigieron a Ieshúa no como ciertos maestros han pretendido querer hacer ver ACUSANDOLOS, sino con una reclamación o pidiéndole a Ieshúa cuentas de tal conducta veamos el texto.

-          Entonces se acercaron a Ieshúa unos fariseos y escribas de Ierushaláim, diciendo: ¿Por qué quebrantan tus discípulos la tradición de los ancianos? Pues no se lavan las manos cuando comen pan”.   Él les respondió diciendo: “¿Por qué también ustedes quebrantan el mandamiento de Elohim por causa de su tradición?   Porque Elohim dijo: ‘Honra a tu padre y a tu madre’, y: ‘El que maldiga a su padre o a su madre muera irremisiblemente’.   Pero ustedes dicen que cualquiera que diga a su padre o a su madre: “Aquello con que pudiera beneficiarte lo he dado de ofrenda a Elohim”, no tiene que honrar a su padre.  Así han invalidado la palabra de Elohim por causa de la tradición de ustedes. Hipócritas, bien profetizó Ieshaiahu de ustedes diciendo: Este pueblo me honra de labios, pero su corazón está lejos de mí.  Y en vano me rinden culto, enseñando como doctrina mandamientos de hombres’”.   Entonces, llamando a sí a la multitud, les dijo: “¡Oigan y entiendan!   Lo que entra en la boca no contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, eso es lo que contamina al hombre”.   Entonces se acercaron los discípulos y le dijeron: “¿Sabes que los fariseos se ofendieron al oír esas palabras?”   Pero él respondió y dijo: “Toda planta que no plantó mi Padre celestial será desarraigada.   Déjenlos.   Son ciegos guías de ciegos. Pero si el ciego guía al ciego, ambos caerán en el hoyo”.   Respondió Kefá y le dijo: “Explícanos esa parábola”.    Ieshúa dijo: “¿También ustedes carecen de entendimiento?  ¿No entienden que todo lo que entra en la boca va al estómago y sale a la letrina? Pero lo que sale de la boca viene del corazón, y eso contamina al hombre.  Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los robos, los falsos testimonios y las blasfemias.   Estas cosas son las que contaminan al hombre, pero el comer sin lavarse las manos no contamina al hombre.

Cuando la mayoría de los cristianos y mesiánicos leen esto, y bajo los lentes de líderes antijudíos se convencen de que Ieshúa les está libertando de las "ataduras" rituales provenientes de la Toráh.    Que el antiguo convenio requería un ritual de lavamiento de manos antes de comer, pero que Ieshúa vino y libertó a ellos de este ritual.

Comencemos por analizar el texto.    En primer lugar hay una cuestión de extremismo de fe que algunos y no todos los fariseos tenían tal como vemos en el principio del verso SE ACERCARON A IESHÚA UNOS FARISEOS Y ESCRIBAS.   Así que téngalo en cuenta, no todos los fariseos y los escribas vinieron a pedirle cuentas al Maestro, sino unos extremistas que habían llevado el concepto de lavado de manos al extremo de que si comían sin las manos lavadas se contaminaban ritualmente, y no estarían aptos para hacer Avodah Hashem, ya que la impureza ritual impedía poder participar de Avodah a Hashem, entonces la intención de ellos no es mala, sino más bien movida por su deseo extremo de agradar a Hashem, de este tipo de personas las hay en todas las comunidades.

Asi que UNOS FARISEOS Y ESCRIBAS, no todos los fariseos y los escribas, pues bien, del mismo modo, no todos los talmidim de Ieshúa hacían esto, pues el testimonio de Mordejai/Marcos dice:

-          Ellos vieron que ALGUNOS DISCIPULOS de él estaban comiendo pan con las manos impuras, es decir, sin lavar.

Sorpresa, o sea que eran algunos de los discípulos y no todos, y por cierto cuando usamos el término “algunos” la mayoría de las veces se refiere a una minoría, por lo que lo implícito es que había discípulos que si hacían Netilat Iadaim y si lo hacían era porque El propio Maestro de la misma manera hacía Netilat Iadaim pues todo discípulo imita a su maestro, bien, algo que muchos parecen no observar es que Ieshúa estaba en Genesaret de Galilea, ciudad en su gran mayoría de judíos asimilados y extranjeros,  mientras que los fariseos y escribas que vinieron eran de Ierushaláim (Mordejai 7:1), un lugar donde la observancia de la Toráh era muy firme.

Que podemos ver con esto, que es muy probable que los discípulos de Ieshúa que si se lavaban las manos antes de comer pan, conocieran las costumbres rituales ya que vivían en Jerusalém, y eran judíos practicantes,  el testimonio de Mordejai expresa incluso firmemente su concepto a cerca de este ritual COMIAN CON MANOS IMPURAS,  (observe el énfasis que Mordejai hace), mientras que los talmidim de Genesaret eran quizás nuevos conversos que no conocían aun sobre estas costumbres que no podemos dudar veían llevaban a cabo otros discípulos a los que es muy probable les preguntaran porque lo hacían e iban aprendiendo sobre ellas, pero les cayó de sorpresa un grupo extremo en la fe que los agarra con las manos en la masa como dijéramos comúnmente.   Bien, el punto es que en este momento estos varones le piden a Ieshúa una explicación: ¿Por qué tus discípulos? Pero como ya hemos visto NO TODOS LOS DISCIPULOS sino algunos, es muy probable que ese tus discípulos del testimonio de Mateo sea en referencia a tus discípulos de aquí de Genesaret los cuales de acuerdo al momento histórico eran judíos asimilados, separados de la fe judía y ajenos a las costumbres de Jerusalém.

Ante esta situación el Rab Ieshúa les responde con otra pregunta lo cual es algo normal en el judaísmo lo que permite a un rabino buscar y ganar tiempo para responder concretamente como a la otra parte reflexionar en otro asunto antes de pedir respuestas, o sea que aquí vemos a Ieshúa siguiendo otra tradición judía y rabínica, responder a una pregunta con otra pregunta, ¿A qué se debe esto? Cuando hablas con un judío sobre todo con un Rabino respecto a religión y les haces preguntas o le pides explicaciones, nunca te intentara convencer de nada, ni actuar de proselitismo, en verdad le importa convertir a nadie, entonces procede a responderte con otras preguntas para que las personas saquen de sí mismas sus propias conclusiones por ellos mismos sin influir en sus respuestas, por ello la costumbre rabínica de responder con preguntas. Aunque bueno, no siempre se da el caso.

Volviendo al punto, obsérvese que Ieshúa NO LES REFUTA SU PUNTO, diciéndoles a eso de lavado de manos no es de la Toráh, olvídenlo, lo cual era lo más directo y correcto, pero no fue así porque en la mente del Rabino Ieshúa no está el sancionar un ritual judío bueno y adecuado,  sino que los confronta con otro asunto que ellos estaban pasando por alto, no en un afán de contradecirles sino de hacerles ver que si se fijan en este detalle dado entre algunos de sus discípulos, bien deberían fijarse en asuntos más serios como el que circulaba entre algunos de ellos.   Ieshúa les dice:

-          “¿Por qué también ustedes quebrantan el mandamiento de Elohim por causa de su tradición?  

Y de forma inmediata les refiere la tradición a la que Él se refiere, y que no fue ni siquiera en punto el asunto del lavado de manos, sino les salto con otra cosa totalmente diferente:

-          Porque Elohim dijo: ‘Honra a tu padre y a tu madre’, y: ‘El que maldiga a su padre o a su madre muera irremisiblemente’.   Pero ustedes dicen que cualquiera que diga a su padre o a su madre: “Aquello con que pudiera beneficiarte lo he dado de ofrenda a Elohim”, no tiene que honrar a su padre.  Así han invalidado la palabra de Elohim por causa de la tradición de ustedes.

El asunto aquí es que había otra costumbre andando por ahí, si una persona daba como ofrenda en dinero o especie (lo cual era para ellos) la ayuda económica o en especie que debía dar a sus padres ya con eso había cumplido honrar a sus padres, y no tenía que darles nada (esto pasa aun en muchas iglesias cristianas y mesiánicas y no me diga que no).  Observe, Ieshúa no toca siquiera el asunto de Netilat Iadaim lo cual proviene de la Toráh, sino que les toca otro asunto que igual era una tradición pero que no provenía y ni siquiera era en pro de cumplir Toráh, sino que la invalidaba. 

Aquí podemos observar algo que hay tradiciones y ritos que provienen de la Toráh y son buenos si ayudan al cumplimiento de la Toráh y hay tradiciones y ritos que no provienen de la Toráh y ni siquiera ayudan a cumplirla, asi que si su culto en su comunidad toma como base los servicios del Templo y del Mishkán eso será un rito de acuerdo a la Torah aunque para otros parezca algo pasado de moda, y si su culto en su comunidad es un diseño que no proviene de la Torah sino de su líder, eso será una tradición de hombres, asi que si usted me dice que Ieshúa anulo la Toráh y ya no hay que cumplirla yo tendría que decirle que esa creencia es tradición de hombres y no tradición bíblica, del mismo modo si usted me dice que “el sacrificio de Ieshúa” es ahora el único sacrificio y que los demás sacrificios quedaron anulados yo tendré que decirle ¿Por qué invalida del mandamiento de Di-s por una tradición o creencia humana?

A eso es a lo que Ieshúa se refería como tradición de hombres, a una costumbre que no provenía de la Torah y que ni ayudaba en pro de cumplir Toráh, mientras que el lavado de e manos si provenía de la Toráh y ayudaba al cumplimiento de Toráh.   Luego de hacerles ver esta situación El pasa a ubicarlos como Rabino sobre cómo aplicar la costumbre y le da un enfoque adecuado diferente al que a ellos ya se les había metido a la cabeza, La Halaja Rabínica establecía y establece  que uno debe hacer lavado de manos al levantarse antes de orar, ya que durante la noche quizás las manos entraron en contacto con partes íntimas del cuerpo y requiere hacerse higiene antes de presentarse a orar, la otra es que la Halaja establecía y establece que solo debe uno hacer Netilat Iadaim cuando va a comer una comida donde hay pan una sola vez, no para otras cosas más sin embargo estos como dice el Testimonio de Mordejai (7:3) estos SI NO SE LAVABAN LAS MANOS MUCHAS VECES, (es decir aun fuera de la Halaja Rabínica) no comían.

Entonces podemos ver aquí que cuando Ieshúa dice que “Comer con las manos sin lavar no hace impuro” no se está refiriendo meramente al acto sino a la idea de COMER CON LAS MANOS SIN LAVAR MUCHAS VECES, aún mas de las que la Halaja, reglamentación rabínica requiere, porque si vamos a tomar el verso de que Ieshúa se refirió a que no es necesario hacer ese acto de Netilat Iadaim literalmente, entonces también debemos tomar literal QUE NO LO QUE ENTRA POR LA BOCA CONTAMINA, asi que desde ese punto (que no es) podríamos meternos todo tipo de comida a la boca.

Hasta aquí, es probable que ahora usted diga, bueno pero entonces ¿Dónde dice la Toráh que debemos hacer Netilat Iadaim?  Esta idea de “muéstreme el verso que lo dice” me suena muy cristiana, los cristianos han estado dados a creer cosas por medio de versos únicamente, y no en cosas que están dentro de un contexto bíblico, creo más bien la pregunta debe ser ¿Podría darme la explicación bíblica al respecto? Y no ese clásico cristiano de donde lo dice la Biblia, muéstreme el verso.

Bien, ahora veremos como el rito de Netilat Iadaim judío no solo proviene de la Toráh sino que es un mandato de Ha Kadosh Baruj Hu dado en la Toráh.   La primera cosa que quiero traer a su mente es que cuando Hashem constituyo a Israel él dijo:

-          'Ustedes serán para Mí un reino de Cohaním y una nación sagrada.'  Estas son las palabras que dirás a los Israelitas.  (Shemot/Éxodo 19:6)

Israel es luz a las naciones, cuando es hecho nación libre, Hashem les da su Toráh, la Toráh es para los libres no para los esclavos, al darles su Toráh también les da una tribu de Ministerio, la Tribu de Levi la cual es la tribu de los Cohaním, así que piense en esto Hashem dice que somos un reino de Cohaním y gente consagrada, y luego vemos que aparta a Aharon y a sus hijos como Cohaním y les da normas de ministerio, ¿Qué cree usted que pasaría a hacer el resto del pueblo quien tiene en mente es un reino de Cohaním?   Piense, yo le digo a usted, usted será un médico para mi ¿Qué va a hacer usted? ¿Imitar a un licenciado? ¿Aprender de un mecánico?  Definitivamente que verá luz en un medico que está ejerciendo únicamente esa carrera.

Así pues nuestros sabios antes y aún después de la destrucción del Templo, ya habían desarrollado la costumbre ritual de Netilat Iadaim entre los judíos, ¿De dónde se deriva el mandato de lavado de manos?

Los rabinos del Talmud derivan la necesidad de lavarse las manos como consecuencia de la declaración en el Vayiqráh/Levítico 15:11:

-          "Y todo aquel a quien tocare el que tiene flujo, y no lavare con agua sus manos, lavará sus vestidos, y a sí mismo se lavará con agua, y será impuro hasta la noche"

Si una persona toca personas impuras y olvidare al menos hacer Netilat Iadaim esa persona queda impura religiosamente (no espiritualmente) y deberá ahora lavar sus vestidos y lavarse asi misma (en mikveh) observe conmigo, para ir entendiendo, tocar personas impuras, y al menos no hacer Netilat Iadaim hace a uno impuro ritualmente, ¿y si estas personas han tocado cosas impuras y yo toco esas cosas? También eso hace impuro ritualmente, asi que con esa idea algunos llegaron a pensar que si comías sin a ver lavado las manos y habías tocado impuro, la impureza no solo era externa (ritual) sino interna (espiritual), y eso no encaja en el texto de la Toráh.    David hacía Netilat Iadaim antes del servicio a Hashem y no era Cohen (Salmos 26:6).

El Talmud deduce de los requisitos específicos de lavado de las manos de estos pasajes.   El general término hebreo para el lavado ritual de manos es Netilat Iadaim, es decir, levantando las manos.    Según la Halajá (la ley judía) requiere que el agua utilizada para el lavado ritual sea pura, sin uso, y no contenga otras sustancias.   El agua también debe vertirse en un recipiente como un acto humano, sobre la base de las referencias en la Tanaj a esta práctica, por ejemplo: Eliseo vertió agua sobre las manos de Elías. Agua debe ser vertida en cada mano por lo menos tres veces. 

Netilat Iadaim se realiza tomando un recipiente  con la mano derecha, se llena de agua, se lo pasa a la mano izquierda y se lo vierte sobre la derecha; luego se hace el proceso inverso, realizando esta secuencia tres veces, se estrujan ligeramente las manos y antes de secarse, bendice: 

-          Baruj ata Adonai Elohenu melej haolam, asher kideshanu bemitzvotav vetsivanu al nefilat yadaim.

-          Bendito seas oh eterno Dios Rey del mundo, que nos has santificado con tus mandamientos y nos recomendaste el lavado de las manos.

Cuando algunos cristianos y mesiánicos guiados por ciegos maestros de Toráh oyen a los judíos decir esto enseguida arremeten: “la Toráh no ordena tal cosa”, ahora yo pregunto en base a Shemót 15:11 ¿ordeno o no ordeno Hashem un lavado de manos como acto preventivo para la impureza ritual? CLARO QUE LO ORDENO, asi que si no saben callensé la boca y siéntense a aprender de verdaderos maestros de Toráh judíos que siempre la han tenido.   Hashem ordeno hacer Netilat Iadaim en el caso de a ver tocado personas impuras, pero como existen otros mandamientos que dicen que cualquier cosa que tocare un impuro quedaba impura, entonces en contexto dedujeron los sabios hacer Netilat Iadaim aun si se tocaran cosas que se dedujeran habían sido tocado impuros.

Haci que en estos días sobre todo los que vivimos en la diáspora el acto proveniente de la Torah de hacer Netilat Iadaim  más que ser un rito muerto es un rito de vida, sobre todo cuando convivimos y andamos en medio de una sociedad que no guarda las normas de purificación que ordena la Toráh.

Nuestros Sabios nos ordenaron que por la mañana hay que hacer el lavado de manos de las manos y existen varias razones para ello:

1.      Di-s por la mañana  devuelve el alma al hombre, él se asemeja a una nueva creación, y es por eso que debemos exaltar a nuestro Creador por habernos creado para servirlo, de la misma forma como los Cohaním (ministros) debían purificar sus manos antes de servirlo. (Shemot 30:17-21) De ahí que al entrar a la Sinagoga hacemos Netilat Iadaim como nación ministros de Hashem.

2.      Durante la noche, nuestras manos estuvieron en contacto con las partes cubiertas del cuerpo y es por eso que debemos asearlas y purificarlas para poder rezar la plegaria matutina con santidad y pureza sobre todo si se ha tenido emisión de semen (Vayiqráh 15:16-18)

3.      Como resultado del sueño nocturno, que se asemeja de alguna manera a la muerte, queda una forma de impureza en las manos y podemos limpiarla vertiendo agua sobre las manos.

De modo que, hasta aquí podemos ver que  los sacrificios y los rituales judaicos ni son contrarios a la fe en Ieshúa, ni fueron vistos como obsoletos por los apóstoles, ni cesaran en la era mesiánica. Concluimos que entonces no han sido para nada abrogados.

 

 
  Hoy habia 15 visitantes (54 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=