OR TESHUVA
  ¿Podemos llamar a alguien Rabino?
 

¿Podemos llamar a alguien Rabino?

 


En búsqueda de mi identidad Israelita, he podido oír, leer, investigar con mucha precautoria y análisis, los comentarios y las posturas respecto a diferentes temas dentro de los grupos mesiánicos, nazarenos o de raíces hebreas, y con profunda pena lo digo, pero la gran mayoría de las veces he encontrado exposiciones “acusatorias” contra los judíos aún si estos guardan Toráh, como si quisiéramos dejarlos en ridículo y vergüenza, y como si nosotros ahora la casa de Israel que vuelve o los creyentes que abrazan “las raíces hebreas” tuviéramos la verdad, cosa clásica del espíritu denominacionalista cristiano y del antisemitismo.

Esto ha llevado a muchos creyentes que anhelan retornar a las raíces hebreas a quedar confusos, estáticos y hasta amedrentados respecto al judaísmo y al pueblo judío que guarda Toráh y sus costumbres, como por ejemplo el asunto de llamar RABINO a sus líderes definitivamente muchos solo se han acercado a las orillas de las aguas, y en su temor a nadar no se han sumergido en la rica sabia de un pueblo que por cientos y cientos de años, han tenido el conocimiento y la práctica de la Toráh, y al no entender ciertas cosas de este pueblo lo único que hacen es juzgar, criticar y murmurar contra las enseñanzas y costumbres del pueblo judío fiel a la Toráh y de ellos bien dijera El Emisario Kefas: “Pero estos hablando mal de cosas que no entienden” (Kefas Bet 2:12) y en ellos se cumple lo que dijera el salmista Asaf en Tehilim 73:8: “Hablan con altanería” y siguen ahora vestidos de “hebreos” humillando a un pueblo que ha sido perseguido, ha sido violentado, ha sido humillado pero ahí están de pie, con la Toráh en mano, prueba evidente que Ha Kadosh Baruj Hu (El Santo Bendito Es) nunca los ha dejado.

Entrando a tema ahora, recuerdo que dejándome algunas veces llevar por estas ideas falsas de ciertos “maestros” en cuanto a los judíos que guardan Toráh, me disgustaba mucho oír que a ciertas personas provenientes del judaísmo pero creyentes en la mesianidad de Yeshúa se les siguiera llamando Rabinos ya que según yo y lo que había oído, Yeshúa prohibió  ese título entre sus discípulos, pero a la misma vez me chocaba en la mente el ¿Por qué entonces llamo pastor a mi líder? ¿Por qué él dice que es un padre espiritual? Fue así como decidí analizar y profundizar en tema para llegar a la conclusión personal (que no es doctrina) respecto a este asunto.

La enseñanza de algunos “mesiánicos”

Tal vez usted ha leído u oído esto, en algunos grupos mesiánicos:

“Yeshúa claramente le ensenó a sus discípulos que ellos no debían tomar el título de Rabí.   Ahora podemos entender por qué el Judaísmo no seguiría este mandamiento de Yeshúa, porque ellos niegan que Él sea el Mesías.  Pero ¿por qué los lideres Mesiánicos hoy en día también niegan el mandamiento de Yeshúa y toman el titilo de rabino? Usted no verá este término el toda la Toráh.   Creyentes hoy en día, que siguen la ley oral del Judaísmo de los Rabinos.   Este artículo no es para atacar al Judaísmo Rabínico sino mostrar que sus orígenes no vienen de las escrituras.

Muchos ven esto, lo leen y lo creen, sin entrar en profundidad acerca de lo que este u otros “Roím” (Pastores) (título que no les corresponde) están enseñando, dos cosas intervienen para creerse este tipo de cosas:

a)     Creer que lo que alguien así dice es verdad solo por el hecho que “enseña Toráh”, pero tendríamos que preguntarnos desde que enfoque está enseñando Toráh, si desde el enfoque hebreo de acuerdo al concepto hebreo o desde un enfoque confuso, a medias y finalmente aún cristiano.

b)     Tener aun cosas indefinidas en la mente acerca de la fe judía y temor de ellas ya que aún se trae bien metido en la sangre muchos argumentos cristianos.

Bien, pudiera yo poner todo el tema de cierto “Roeh” y refutarlo pero solo analizaremos ese pequeño párrafo arriba mencionado; se menciona que Yeshúa enseño a sus talmidím que no debían tomar el título Rabino, lo cual significa hoy Maestro, si eso es exactamente lo que Yeshúa está dando a entender tendríamos un problema testimonial pues es imposible que haya prohibido llamar Rabi a alguien en el sentido de “maestro” (Testimonio de Matityah/Mateo 23:8) cuando en otra ocasión el menciona que él discípulo debe llegar al nivel de Maestro (Testimonio de Matityah 10:24) (Testimonio de Uri/Lucas 6:40) y luego dar, entre los 5 ministerios, el titulo o ministerio de “maestro” (Efesiyim/Efesios 4:11).   En el verso 7 de Mateo 23 Yeshúa dice que a los hombres les gusta que les llamen “Rabí”, ¿por ello el ya veto ese título? El mismo fue llamado por lo hombres Rabi (Mi Maestro) (Testimonio de Yohanán/Juan 3:2)

El pretexto base para todos como argumento para evadir el judaísmo que guarda Toráh es “ellos no creen en Yeshúa como Mashíaj”, un pretexto débil, pues por el hecho de que ellos no ADMITAN a Yeshúa como El Mashiaj, no quiere decir que no crean que Él es,  esto igual muchos no lo han entendido, que si ellos no admiten o reconocen que Yeshúa Es el Mashíaj, no es asunto de ellos sino un asunto de intervención divina y es gracias a esto que hoy usted y yo estamos hablando de salvación, Toráh o “raíces hebreas”, pues si los judíos ya hubieran admitido el año pasado o años pasados a Yeshúa como El Mesías a usted y a mí no nos hubiera resplandecido la luz de la Toráh y del Testimonio de Yeshúa.

Por otra parte, el hecho de no mirar el término rabino en la Toráh, no indica que sea “pecado” usarlo, hay muchos términos dentro del Testimonio de los Emisarios (mal llamado Nuevo Testamento) que no están en la Toráh pero re bien que los aplican y nadie dice nada, ahora en lo que puede estar de acuerdo con al menos la exposición de este “Roeh”, es que algunos líderes mesiánicos antes pastores, ahora se estén llamando Rabinos, en eso si estoy en desacuerdo, ya que la expresión Rabino solo la ostenta alguien que ha estudiado en una Yeshivá judaica y ha sido instruido en el judaísmo ese es un Rabino, no un ex pastor cristiano que abrazo las raíces hebreas y ya está “enseñando Toráh” ese término no le compete.

Creyentes hoy en día que siguen la tradición del judaísmo y llaman a los hombres como Rabinos, no es algo nuevo, tenemos un ejemplo claro de un creyente que dice ser imitador de Yeshúa (Qorintiyim Alef/1 Corintios 11:1) claramente expresa mucho tiempo después de haber reconocido a Yeshúa como El Mashiaj:

-          Y aconteció tres días después Shaúl convoco a los principales de los judíos y cuando se reunieron les dijo: HERMANOS, sin haber hecho yo nada contra nuestro pueblo, NI CONTRA LAS TRADICIONES DE NUESTROS PADRES, desde Jerusalém fui entregado preso en manos de los romanos. (Versión La Biblia de las Americas).

A pesar de haber sido acusado falsamente, a pesar de su reconocimiento en Yeshúa como El Mashiaj, de estar bajo arresto, las palabras de Shaúl dejan en claro que el mira a los “judíos” como sus hermanos en la fe y que en ningún momento sus palabras ha estado en contra de la tradición de los ancianos, así que no me cabe la menor duda de que muchos creyentes del Siglo I igual seguían este ejemplo.

El Texto en cuestión

Analizaremos ahora el verso del Testimonio de Matityah/Mateo 23:8

-          Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí, porque uno solo es vuestro Maestro, El Cr-sto y todos vosotros sois hermanos. (Versión Reina Valera 1960)

Para empezar con este concepto muchos vienen a “las raíces hebreas”, en este verso tenemos dos cosas interesantes, el primero es lo que esta explicito e implícito en el texto, lo segundo es la forma en que esta versión traduce “Rabí”, primeramente el verso dice “no queráis que os llamen”, una cosa es que yo quiera que me llamen y me den ese reconocimiento y otra cosa “es que me llamen” de esa manera porque mi trabajo y ministerio lo ha ganado.    Lo otro es la forma en la que la Reina Valera y otras versiones traducen Rabino como Maestro, la cual no es el sentido en que se está aplicando en este verso.

Para entender esto tenemos que mirar la palabra y su etimología, el diccionario Vine Español nos dice lo que significaba la palabra Rabino con anterioridad:

-          Rabí de una palabra Rab, denotando primariamente «dueño» en contraste a un esclavo alguien grande sobre mi; junto con el sufijo pronominal que se le añade significaba «mi dueño» y era un título de respeto utilizado para dirigirse a los caudillos o grandes líderes.  El sufijo perdió pronto su sentido específico, y empezó a utilizarse  este término como un título de cortesía a los Maestros de Toráh.

La frase en el verso 8, “porque uno es vuestro Maestro” se basa en la versión griega, que utiliza ahí la palabra didáskalos, “maestro”.   Sin embargo, en el Mateo Hebreo de Shem Tov, que representa con mayor exactitud lo que dijo Yeshúa Rabeinu a sus discípulos, dice así el verso 8:

-          Reitam el tirtsu lihyot niqraim rabanim. Ejad hu rabbekhem wekhulekhem haverim.

-          Pero ustedes no deseen ser llamados grandes.   Uno es su Gran Maestro, y todos ustedes son hermanos.

Entonces Rabí en el tiempo de Yeshúa era usado en dos sentidos, una como “Mi Grande” Mi Dueño” “Mi Caudillo” y otra en el sentido de “Mi Maestro”, y en este sentido es que Yeshúa lo usaba y de igual modo se referían a Él y en este sentido es que podemos usarlo, pero no en el sentido de “Gran Líder” el cual solo le corresponde a Yeshúa como el Mashiaj.   Aun el texto griego nos presenta algo interesante; dice:

-          Mede klethete katheguetai, hoti katheguetes hemon estin eis, ho Jristos.

-          Tampoco sean llamados guías, porque el Guía de ustedes es uno: el Ungido.

Note que ahí no se emplea en griego la palabra didáskalo, que significa “maestros” porque se consideró que Yeshúa no estaba usando el termino Rabí en el sentido de Maestro sino en el sentido de “Un Gran Lider”.  Por eso la versión Reina Valera Actualizada dice:

-          “Ni os llaméis Guía, porque vuestro Guía es uno solo, el Ungido”.

El equipo revisor del hebraísta Dr. Moisés Chávez fue bastante preciso cuando tradujo ahí el griego katheguetés como “guías” y no como “maestros” porque ese es el significado de esa palabra y en el sentido en el que Yeshúa uso la expresión Rab.   Entonces la enseñanza de Yeshúa Rabeinu aquí es que los que dirigen las comunidades nazarenas no deben hacerse llamar Caudillos, o Guías Espirituales absolutos ni deben actuar como tales, porque los caudillos son guías absolutos a quienes la gente sigue exclusivamente y alguien así no quiere que sus seguidores siquiera escuchen a otros o investiguen por su propia cuenta.

En cuanto al verso 9, se refiere a la antigua costumbre entre los israelitas de llamar “Padre” a los profetas y caudillos de Israel.  Véase por ejemplo Sh’muel Alef 24:11 donde David llama “padre mío” al Rey Shaúl; vea Melajim Bet Reyes 2:12 donde Elisha le llama “padre mío” a Eliyahu.  Melajim Bet 5:13, donde el siervo de Naamán le llama “padre mío” a Naamán su superior.  Melajim Bet 6:21, donde el rey de Israel le llama “padre mío” a Elisha.  Melajim Bet 13:14, donde el rey Yahoash le llama “padre mío” a Elisháh.  Vea Yermiyahu 3:4 y 19 donde Hashem reclama para sí el título y pide que se le llame a él “Padre mío” y aquí es donde Yeshúa enfatiza a quien se debe llamar únicamente “Padre Mío”.  Obviamente esta prohibición de Yeshúa Rabeinu no aplica para nada a llamar “padre” al hombre que nos engendró, eso es diferente. La costumbre no admitida por el Eterno y prohibida por Yeshúa paso sin embargo en el cristianismo católico, donde a los sacerdotes se les llama “padre” y en el protestantismo a donde a los “pastores” se les ve como “padres espirituales” basándose en un verso mal entendido.

El verso analizado desde la Halajá judía

Después de haber analizado el verso desde un trasfondo Escritural y testimonial, ahora veámoslo desde la normatividad judía y entenderemos de otra manera a que se refirió Yeshúa cuando dijo estas palabras.    Y para ellos vamos a mencionar lo que nos marca la Halajá (ley Judía) expresa en el Talmud (Libro de Reglamentaciones, Charlas y Conclusiones de los Rabinos).    En El Talmud se expresa:

-          Iehoshúa ben Perajiá Dice: HAZTE DE UN RAB, adquiere para ti un amigo (Pirke Avot 1:6)

-          Rabán Gamliel dice: HAZTE PARA TI UN RAB y aléjate de la duda (Pirke Avot 1:16)

He recalcado en mayúsculas la expresión, que nos indica HAZTE UN SOLO RAB, la expresión indica en la normatividad judía GRAN MAESTRO, Rabino indica Maestro y Rabí Mi Maestro, esto es importante entenderlo, un Rab es una persona de renombre el cual tiene una Yeshivá (Escuela) de Toráh, en la cual hay Rabinos que desde jóvenes se hicieron sus discípulos los cuales están enseñando en su Yeshivá, nadie puede enseñar, ni decir otra cosa de aquella que el Rab de la Yeshivá ha establecido a menos que decida pasarse a otra Yeshivá o abrir la suya propia.

Desde este concepto ahora entendamos a Yeshúa dentro de la Halajá cuando Él dice: PORQUE UNO SOLO ES VUESTRO RAB.     Es decir que en su Yeshivá, nadie pero nadie puede levantarse y formar otra diferente a la que Él ha establecido, una en la que se realza a la Toráh por encima de cualquier cosa, y en donde se aplica la Halajá  a la luz de la propia Toráh.   Si alguien se atreve a decir o a enseñar otra cosa fuera o a la luz de las enseñanzas de Mashiaj no reconoce a Yeshúa como el único Rab de esta escuela y en consecuencia ha dejado la fe.

Un ejemplo Yeshúa dijo:

-          “No piensen que yo vine para anular la Toráh o los Profetas.  No he venido a anular, sino a cumplir.   En verdad les digo que mientras no pasen el cielo y la tierra, ni siquiera una yod ni una tilde pasará de la Toráh hasta que todo se haya cumplido.

¿Cómo es posible entonces que nos hayamos hecho de otra enseñanza que no es la que nuestro Rab nos dio? Lo más posible es que dejamos al Guía verdadero y comenzamos a seguir a uno falso.

Conclusión:

Uno de los principios más importantes que nos ayudará a entender (no interpretar) correctamente la Palabra de Di-s y El Testimonio de los Emisarios es: “Si el sentido literal tiene sentido, no busquen otro sentido”.   Las Sagradas Escrituras como El Testimonio de los Emisarios se deben entender en su contexto histórico/gramatical.   Si un pasaje tiene sentido en su forma literal histórica y gramáticamente, entonces ese es el sentido.  Sin embargo, si el sentido literal no tiene sentido, debemos buscar un sentido no literal.   En el pasaje que estamos considerando, las palabras de Yeshuá acerca de no llamarse “rabino”, “padre” o “líder” no fueron dichas para ser entendidas literalmente.   Si hemos de interpretarlas literalmente, entonces no deberíamos llamar “padre” a nadie en la tierra (sin excepción).   Sin embargo, si tenemos padres terrenales y es correcto honrarlos con el término “padre”.

Entonces, si el sentido literal no tiene sentido, es correcto buscar un sentido no literal y así encontrar la correcta aplicación de un término y aquí nos ayuda él contexto.    El resto del pasaje nos dice que el Mesías está preocupado acerca del orgullo entre nosotros, acerca del deseo de ser exaltado, acerca del deseo de dominar y no de servir.   Los que son líderes y maestros no deben desarrollar una actitud que demanda sometimiento como si ellos fueran los grandes dueños.  Tienen que ser servidores/líderes.   Tampoco debe la comunidad del Mesías de judíos y gentiles desarrollar un grupo elitista de clérigos/sacerdotes que sean cualitativamente diferentes del resto de la comunidad del Nuevo Pacto.  En conclusión, se pueden usar los títulos judaicos aceptables pero con humildad y en el modo correcto y de la forma correcta.   Ahora ¿Cómo debe llamarse un líder de la fe en Yeshúa? Eso lo trataremos en otra Derashá.

 
  Hoy habia 17 visitantes (29 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=