OR TESHUVA
  1 Introducción al Shabat
 

Shiur/Clase 1
INTRODUCCIÓN AL SHABAT

Para tratar este hermoso, pero también polémico tema, comenzaremos desde el principio y no desde la imposición bíblica (aunque esta sea verdadera).   El propósito de introducirnos al tema del Shabát antes de analizarlo a fondo es que todos los que lean estos artículos comenzando por esté, puedan aceptar la evidencia bíblica y real acerca de la vigencia del Shabát, como un mandamiento de YHVH (Adonai) (El Soberano Eterno), como un santuario en el tiempo, como una puerta abierta al gentil que reconoce Yeshúa como él Mashíaj (Mesías) de Israel.

Para saber la correcta forma de exigencia de la Torah para guardar el Shabát primero debemos entender que significa “Shabát”.    De otra manera solo sería un título empleado para un asunto religioso y que no comprenderíamos a cabalidad.   Dicha palabra no es tan solo la palabra hebrea de la cual emana la palabra castellana para el día de la semana él "sábado" aunque Shabát no significa sábado sino Reposo/Descanso, "Shabát" tiene una connotación literaria y lingüística mucho más profunda que cabe la pena analizar brevemente.   La palabra hebrea “Shabát” quiere decir; “descanso, reposo, cesar, guardar, acabar”.   Lo cual indica que este día de la semana es justamente para practicar su significado.

El Shabbát y la Creación

El Shabát es el séptimo día de la semana hebrea, pues Elohim (El Poderoso) hizo el cielo y la tierra en seis días, y reposó (Shabát) de su obra creadora en el séptimo día.   Este día no es el día "domingo" como hoy en el sistema occidental, gracias a Roma se acostumbra descansar, el "domingo" es el yom rishom/primer día de la semana bajo el contexto bíblico y Shabát es el séptimo día de la semana que hoy llamamos “sábado” bajo el contexto bíblico que es el que nos importa y por el cual nos guiamos los que somos parte del Israel del nuevo pacto y hemos abrazado todos los pactos del Eterno.   El Shabát es un día Kadosh (apartado/separado/distiguido) o lo que hoy se entiende como un día santo, aunque esta palabra es un término posterior en la mente occidental.   Cuando decimos que "algo" es “santo”, es porque es justamente queremos dar a conocer que ese "algo" está consagrado, canonizado, como los santos de roma.   La palabra "apartado" (Kadosh) quiere decir; "separado/distinguido". Por lo cual, el Shabát es un día especial, apartado, distinguido y distinto de todos los días de la semana, debido a que El Eterno lo santifico:

-          “Y acabó Elohim en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Elohim al día séptimo,  y lo santificó,  porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Bereshit / Génesis 2:2-39)


El Shabát es un día consagrado

El Eterno santifica el día séptimo no porque a simple vista leamos que él este cansado, sino porque él quiere mostrarnos el ejemplo de descansar de nuestras labores comunes o creativas, para que así tal cual él lo hizo cuando ejecuto su gran obra de creación y luego distinguió el día en el cual él acabó su labor creativa, así también hagamos nosotros apartando y distinguiendo el día en el cual él nos ordena descansar de nuestras labores creativas.   Por qué usted sabrá que es imposible YHVH se canse y se fatigue, lo leemos en las palabras de Yeshayáhu (Isaías) 40:28:

-          ¿No has sabido, no has oído que el Elohim Eterno es YHVH (Adonai),  el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance” (Yeshayáhu / Isaías 40:28)  

El Eterno reposo no porque estuviera cansado o fatigado, es más creemos que a él le basto una sola palabra para hacer cada cosa creada (Hebreos 1:11).   El Eterno descanso, pero lo hizo en otro sentido, el reposo porque ceso de crear, (no olvidemos que "Shabát" también es "cesar") es decir cuando YHVH (Adonai) no infirió más en el mundo reposo porque ceso de su obra/trabajo creativa (melajah).    La escritura nos dice que el Eterno durante 6 días creo y actuó con supremacía sobre lo que creaba, pero “descanso, reposo, ceso” cuando dejo de crear.   De ésta manera entendemos más sobre que es "Shabát", es claramente dejar de inferir en este mundo, con nuestros trabajos, nuestros negocios, nuestras actividades creadoras, para reposar y dejar descansar también a la creación.

El Eterno hizo el Shabát para el hombre

¿Recuerda usted que YHVH puso al hombre sobre su creación? ¿Qué tiene que ver con el Shabát? Veamos:

-          “Y los bendijo Elohim, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Y dijo Elohim: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra,  en que hay vida,  toda planta verde les será para comer. Y fue así” (Bereshit / Génesis 1:28-30)

YHVH (Adonai) le dio al hombre su autoridad y dominio sobre la Creación, es decir él desde ese momento tendría la capacidad de inferir en lo creado, de modificar, de poner, de plantar y de dar vida, de hacer su voluntad sobre lo creado.   Pero como le dio poder para inferir en su creación, también le dio una instancia para dejar quieta su creación, es decir; le dio una instancia para dejar de tener dominio sobre ésta, para que tanto lo creado (el mundo) como él (el hombre) pudieran descansar.   Así el hombre en Shabát debe dejar intacta a la creación para descansar él y ésta, y no demostrar su poder sobre ella, ni cambiarla.   Con esa actitud demostraría una fe genuina en aquel que hizo y creo todas las cosas.

Si reconocemos que las cosas que YHVH (Adonai) creó e hizo son perfectas, también debemos reconocer que él orden que él estableció en la creación es enteramente perfecto.    Ese orden señala que es él Shabát el día apartado de la creación y no otro.   Hay tres creaciones las cuales YHVH (Adonai) bendijo cuando hizo todo lo creado;

-   1 Bendijo a los seres vivos es decir los animales (Bereshit/Genesis.1:22)

-          2 Bendijo al hombre y a la mujer (Bereshit/Genesis.1:28)

-          3 Bendijo el séptimo día, el Shabát. (Bereshit/Genesis.2:2-3)

Así de esta manera podemos ver que el día séptimo (él Shabát) es el día apartado de la creación, es el día distinto y especial, sobre el cual El Eterno puso su mano maravillosa para que imitásemos su ejemplo de consagrar él día en el cual acabo su obra creativa, para que semana a semana también el hombre consagrase y reposase en el séptimo día luego de trabajar durante seis días.

El Shabát se guardó desde el principio

¿Cree usted que él primer hombre guardo él Shabát?   No hay texto explicito que nos aclare esto, que diga abierta y literalmente que Adam guardo el Shabát, pero sabemos que así fue, que si lo guardo, descansado semana tras semana el día de la semana que YHVH (Adonai) había distinguido ¿Cómo llegamos a esto? Es muy sencillo deducirlo y llegar a esa conclusión, pues si YHVH (Adonai) no se cansa, es decir no necesita descansar, (Isaías 40:28) entendemos que la voluntad suya de reposar, apartar y santificar el día séptimo fue la de dar un ejemplo eterno a la humanidad, a su creación.   Esto fue para que él hombre también hiciese como él, ¿Se ha hecho usted la pregunta; porque la semana está compuesta de 7 días? ¿Por qué desde que se conoce el mundo y su historia, los hombres han vivido bajo el orden de semanas de 7 días? ¿Por qué las semanas nunca han estado compuestas de más o menos días, sino que siempre han sido 7 los días de estas? Evidentemente la respuesta es simple, él que creo los cielos y la tierra a determinado que así sea, para que su creación respete, santifique, y guarde su séptimo día él Shabát.   Por lo cual sin duda alguna Adam y los primeros hombres si guardaron él séptimo día, el Shabát.

Hay quienes señalan que los únicos mandamientos que Adam recibió fue el de fructificar y multiplicarse, y el de no comer del árbol que YHVH (Adonai) les había prohibido comer.   Lo que éstos pasan por alto es que el descanso propuesto en el ejemplo de YHVH (El Eterno) es también, (por la sencilla razón de que él Eterno lo consagro), una clara invitación del Creador para su creación a apartar y santificar el séptimo día, en el cual él descanso.   Por favor vea lo siguiente: Claramente él hombre fue invitado a trabajar cuando YHVH (Adonai) lo puso en la tierra del Edén:

-          “Tomó, pues,  YHVH (Adonai) Elohim al hombre, y lo puso en el huerto de Edén,  para que lo labrara y lo guardase” (Bereshit / Génesis 2:15)

Ahora nos preguntamos, si YHVH (Adonai) le da al hombre un ejemplo de trabajar seis días y luego con reposar, consagrar y apartar el día séptimo de la semana, y le da al hombre una labor, un trabajo en la tierra, ¿No es claramente el reposo y la consagración del séptimo día una señal de que Adam debía descansar al igual que su creador en el día que YHVH (Adonai) consagro y aparto para sí? Si el Eterno que no se cansa ni fatiga, nos mostró un ejemplo reposando de su obra Creadora, ¿Cuánto más lo hará el primer hombre que creo, luego de ocuparse en la tarea que el mismo Creador le entrego? Si las semanas de 7 días son desde el principio de la creación, tal cual lo podemos ver en el libro de los orígenes, ¿Qué día entonces descanso Adam? Claramente el primer hombre teniendo él ejemplo Eterno, al igual que su Creador, consagro y descanso en el séptimo día.

El Shabát es el día para la Creación, es decir para todos los seres creados tanto humanos como animales, no en vano cuando YHVH (Adonai) le da su ordenanza a Moshé (Moisés) el mandamiento involucra clara y abiertamente a la creación:

-          “Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás,  y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para YHWH tu Elohim;  no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia,  ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo YHWH los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día;  por tanto, YHWH bendijo el día de reposo y lo santificó” (Shemot - Éxodo 20:8-11)

En otra shiur/clase hablaremos sobre la forma de aplicación del Shabát, lo que ahora nos convoca es comprender cómo es que este día está íntimamente relacionado con la Creación. Shabát es para la creación y no la creación para el Shabát ¿Recuerda usted las siguientes palabras?

-          “También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. Por tanto, el Hijo del Hombre es Dueño aun del día de reposo” (Testimonio de Mordejai/Marcos 2:27-28)

Como podemos ver, el Shabát fue dado para la creación de YHVH (Adonai) y no fue la creación hecha para él Shabát.  La primera parte del texto indica claramente que el Mesías está de acuerdo con que  el Shabát está íntimamente relacionado con la creación y que de hecho es para lo creado. La segunda parte del texto la explicaremos en el siguiente comentario.

Conclusión:

Por último, quisiera terminar esta introducción al Shabát diciendo que éste día es él día de la Eternidad, note lo siguiente:

-          “Y acabó Elohim en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo” (Bereshit / Génesis 2:2)

En base al texto recién expuesto y leído por usted, debemos formularnos la siguiente pregunta: ¿Si YHVH (Adonai) termino la obra que hizo el séptimo día, como pudo descansar exactamente el mismo día?   Si el Eterno reposo, es decir no hizo nada en Shabát, ¿Quiere decir esto que termino todo lo creado el sexto día? Sí eso quiere decir, ¿Pero entonces porque en el verso dos de Bereshit (Génesis) dice que termino la obra que hizo el séptimo día? Por lo cual para poder responder lo anterior, debemos formularnos otra pregunta; ¿Qué fue lo hizo el Eterno en el séptimo día? La respuesta es; Si YHVH reposo en ese día, lo que él hizo fue; “En el séptimo día, YHVH creó el Shabát

¿Lo puede entender? YHVH (Adonai) hizo el descanso en el día en el que él descanso, para que éste reposo se pareciera más a él.   Por eso el Shabát es el día hacia la Eternidad, el día en cual YHVH (Adonai) descanso.  El que nos creó, también reposo, y naturalmente con eso creo él Shabát, para que toda vez que él hombre viviera su reposo (Shabát) experimentara la dulzura de estar en la intimidad con el Creador. Pues entre más se parece algo al Eterno más íntimamente podemos estar con él.   Shabát es una copia del descanso y la paz (Shalom) que el Eterno nos entrega, por eso es que el saludo de amor de la congregación de Israel está ligado al reposo y a la paz de YHVH (Adonai), ¿lo ha oído o leído? ¿lo recuerda?; “Shabát Shalom”, es decir; (reposo y paz) ¿Lo entiende? Debido a que él Shabát fue creado por YHVH (Adonai) se parece a YHVH (Adonai) y por eso que cada vez que la creación lo guarda disfruta de una hermosa intimidad única e incomparable solo experimentable cuando se hace en Shabát.    Por consiguiente, el Shabát también comparte con él Eterno su Eternidad y nos hace entrar en un estado de armonía no solo con el Creador sino que también con la creación.


Instrucción Hebraica
OR TESHUVA

 
  Hoy habia 17 visitantes (43 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=