OR TESHUVA
  4 Quebranto Yeshua el Shabat
 

Shiur/Clase 4
¿QUEBRANTO YESHÚA EL SHABÁT?

El día de Shabát es un día de regocijo y de exaltación, es un día de acción de agradecimiento (Tehilim/Salmo 118) y conmemoración y es un mandamiento de Elohim (El Poderoso) celebrarlo y los mandamientos de Elohim son para alegrarse y celebrar (Salmo 19:7-11).   En los llamados Diez Mandamientos en hebreo Hazeret Hadivrot (las diez palabras o enunciados) encontramos los motivos principales para el cumplimiento del Shabbát

-          "Te acordarás del día del reposo (Shabát) para santificarlo.   Seis días trabajarás y harás en ellos toda tu obra, pero el día séptimo, sábado, lo consagrarás al Eterno tu Poderoso, y ese día no harás creación alguna... porque en seis días hizo YHVH el cielo, la tierra... y cesó de crear el día séptimo, por eso bendijo el día sábado y lo santificó" (Shemót/Éxodo 20:8-12).

La Biblia en la versión Reina Valera en el glosario al final nos dice:

Día de Reposo: Del Hebreo “Shabát” que indica “cesación” o “reposo” en griego: “sabbaton” en español “sábado”; día para el cual se prescribía la cesación del trabajo, a fin de dedicarlo especialmente a dar culto a Di-s.

Nos encontramos ante una contradicción entre el cristianismo tradicional que adora en domingo y las Escrituras que nos afirman que el Shabát es eterno, ¿Qué paso? Habría que ir a la investigación y la historia.   La Biblia misma nos prescribe que es el Shabát es el día destinado a la Adoración, Celebración, Exaltación y la Congregación de los creyentes, que se apartan de todo en el día apartado para renovarse en El Eterno mediante el Espíritu Santo.

Yeshúa y el Shabát

Es muy común escuchar en el cristianismo protestante que cada vez más se paganiza, que el Shabát fue abolido en el madero del Mesías y que hoy ya no debemos practicarlo pues el verdadero Shabát que es Yeshúa ya vino, lo cual no es más que una distorsión de la verdad.    Antes de afirmar que el Shabát termino y que Yeshúa acabo con él, bien deberían preguntarse estos "discípulos de Jesús" de donde tomaron o provino el culto dominical.

Yeshúa en uno de sus mandamientos dice:

-          "Porque ejemplo os he dado para que como yo os he hecho vosotros también hagáis" (Testimonio de Yohanan/Juan 13:15)

Aunque lo ahí expresado es en base a una situación presentada, no podemos pasar por alto que en esas palabras hay un mandamiento de nuestro amado Maestro: imitarlo a él, por ello con profunda razón en la carta de Yohanan Alef/1 Juan 2:6 se nos dice:

-          "El que dice que que permanece en El, debe andar como el anduvo"

Yeshúa nos dice bien claro:

-          "Si me amáis guardad mis mandamientos" (Juan 14:15)

Y uno de sus mandamientos es, HACER COMO EL HIZO, y en esto es donde ha fallado el cristianismo, pero ¿y que tiene que ver esto con el Shabát? pues precisamente lo que estamos hablando, imitar a Yeshúa y lo que hizo respecto al Shabát.

En El Testimonio de Uri/Lucas 4:16 leemos:

-          Vino a Nazaret donde se había criado, y en el día de Shabát entró a la Sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer.

Cuando leíamos esto y le decíamos al pastor porque Yeshúa asistía en sábado y no en domingo, el Pastor decía: Es que ese día como se juntaban los judíos él iba a predicarles el evangelio.    Sin embargo, cuando escudriñamos este verso notamos que "no iba para predicarles el evangelio" sino porque ERA SU COSTUMBRE, Él era un fiel judío, que como cualquier otro judío fiel se congregaba en El Shabát para la adoración al Eterno.

Costumbre, tiene que ver con tradición, las costumbres de un pueblo, son las tradiciones del mismo, en este caso la costumbre del Shabát era la tradición de un pueblo que emanaba de las Escrituras por tal razón es una tradición bíblica y una costumbre a la que Yeshúa se apegaba.   Estando en el sistema cristiano, siempre me pregunte: Si el Maestro tenía en mente un día diferente ¿Porque no hace mención el del mismo por sus propias palabras? ¿Porque se apropia del Shabát?  ¿Porque no se menciona un día de culto dominical en su paso por la tierra?  Sin embargo, siempre a mi mente venia el clásico: El Resucito el domingo.    Pero después sonaba de nuevo en mi mente entonces ¿Porque el no dijo: Resucitare en domingo y ese será el día de alabanza?   Tales especulaciones se desbarataron cuando la luz de la palabra relució: PORQUE EL HIJO DEL HOMBRE ES DUEÑO DEL SHABAT.  Y su costumbre obedecía a un mandamiento del Padre: Acuérdate del Día de Shabát para santificarlo, es decir "apartarlo para la Kavod de Adonaí (honra al Eterno)" y por eso es que el sano en Shabát (Lucas 14:1-6) libero en Shabát (Lucas 13:10-17) para que, en el día de Adonaí, El Shabát, a Su nombre fuera dada honra.

Yeshúa declara perpetuo el shabat

 

Yeshúa mismo declara la perpetuidad del Shabát en sus propias palabras, leamos El Testimonio de Matituyahu/Mateo 12:10-12:

-          Y he aquí había ahí uno que tenía seca una mano; y preguntaron a Yeshúa para poder acusarle: ¿Es lícito sanar en el día de reposo?   Él les dijo: ¿qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja, y si esta cayera en un hoyo en día de reposo, no le eche la mano y la levante? Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente: Es lícito hacer el bien en los días de Shabát.

Solo un ciego no puede ver; más claro en estos versos no puede estar; algunos fariseos querían acusar a Yeshúa de violar el Shabát, jamás pudieron hacerlo, su fidelidad era mayor que la de estos y su resolución fue: ES LICITO HACER EL BIEN pero notemos que El no dijo: en este Shabát, sino que dijo: EN LOS DIAS DE SHABBAT, lo que nos indica aquel Shabát en el que sucedió esto, como todos los demás que vendrán, lo que nos deja más que claro, que jamás por su mente paso cambiar el Shabát a otro día.    La Resolución y el mandamiento del Mesías es ese, ahora mi pregunta ¿y que andan haciendo los llamados discípulos de Jesús en Shabát? Por algo el Maestro dijo: NO todo el que me dice: Maestro, Maestro, entrara al reino de los cielos, sino el que hace la voluntad del Padre que está en los cielos....  y una de las voluntades (mandamientos) del Padre es Santificar el Shabát, no el domingo.

Yeshúa y la tradición de los ancianos
(dogmas impuestos al Shabát)

Con el correr de las generaciones el cuidado del Shabát se hizo como señal y símbolo para el cuidado de los preceptos del judaísmo.   Durante la larga historia del pueblo de Israel los judíos enfatizaron el cuidado del Shabát y muchos de ellos sacrificaron sus almas por él con fe profunda por temor a YHVH (Adonai) (El Eterno).   Eso era es bueno, sin embargo, en el tiempo que nuestro Amado Maestro Yeshúa estuvo aquí en la tierra, los ancianos de Israel habían inventado todo tipo de dogmas para guardar el Shabát y de ser un día de delicia había pasado hacer un día de austeridad y legalismo.     

Tomando como base al judaísmo, se aceptó el Shabát como un día de descanso y adoración entre los temerosos de Elohim (gentiles conversos) de tiempos pasados, desde los años 325 después del Mesías hasta hoy, toda religión u empresa se fijó un día a la semana como le era conveniente, dejando atrás el mandamiento divino, sustituyeron el día por las tradiciones impuestas por los hombres.

Lo mismo sucedió al judaísmo, en tiempos de Yeshúa algunos de los rabinos habían añadido dogmas a los mandamientos del Eterno, y sus reglas eran aún por encima de la Torah (La Ley que contiene Sus Mandamientos); estas normas o reglas son acusadas como la “tradición de los ancianos” (Mateo 15:1-6) u “obras de la Ley” que no son lo mismo o igual a la “tradición de los padres” que defiende Shaúl/Pablo haciendo referencia a la fe dada a Abraham, Isaac y Jacob con todas las buenas cosas que de ella emanan (Gálatas 1:14) ambas difieren también de la llamada “tradición de hombres” lo que hace referencia a las costumbres y tradiciones de cada pueblo pagano (Colosenses 2:8) que no van de acuerdo con las costumbres y tradiciones bíblicas, una de ellas: la adoración en domingo.

En El Testimonio de Yohanan/Juan 5:18 leemos:

-          Por esto los judíos aún más procuraban matarle, porque no solo quebrantaba el día de Shabát, sino que también decía que YHVH (Adonai) era su propio padre, haciéndose igual a El Poderoso.

Cuando los cristianos leen esto dicen: “Ya ven Jesús no guardo el Shabát”.   ¿Será esto así?   Este ha sido el problema del cristianismo, separar un texto del resto de la Escritura para defender sus equivocados conceptos.   Un texto fuera de contexto ha sido el pretexto para el error.

Para entender esto debemos leer el verso en concordancia con el resto del capítulo y otros testimonios.   Leemos acerca de un paralítico sanado en el Shabát, al ser sanado la orden de Yeshúa para él fue: Levántate, toma tu lecho y anda, este fue sorprendido por otros judíos y debemos recordar que la mayoría de los judíos se aferraban a la “tradición de los ancianos” (Marcos 7:3) mientras que Yeshúa se aferraba a La Toráh (La Ley que contiene los mandamientos del Eterno) (Marcos 7:8) (Mateo 15:3) (Juan 15:10) (Mateo 5:17-20)  Yeshúa nos demanda mayor obediencia a los mandamientos del Eterno que a las tradiciones de hombres que estén por encima de la Torah, mas no las que emanan de ella, así mismo se nos exige renunciar a la tradición de los pueblos paganos de los que formamos parte antes de conocer al Poderoso de Israel.

Volviendo al punto, entonces, Yeshúa NO quebranto el mandamiento de guardar y celebrar el Shabát ni la correcta tradición que dé el mandamiento emana, sino que lo que Él estaba quebrantando era el Shabát rabinico con los dogmas y las tradiciones impuestas por los ancianos, una de ellas no cargar un “lecho” que sería como una “colchoneta” la cual pesa ligeramente, y no es cansado portarla, el asunto en discusión seria ¿en qué parte de la Torah está prohibido hacer cosas, alzar o llevar cosas ligeras en Shabát? En ninguna parte, entonces era un mandamiento de hombres, y por ello Yeshúa quebrantaba no el Shabát bíblico sino el Shabát impuesto por los hombres (Mateo 15:2-3) su forma de querer aplicar el reposo de este día; así como nosotros quebrantamos la tradición de hombres del domingo, la navidad, año nuevo en enero, que no son más que fiestas paganas mezcladas con cosas del Eterno, lo cual es una abominación.

En tiempos de Yeshúa algunos grupos habían hecho del día del Shabát una carga impuesta para los hombres ya no los hombres señoreaban en el sábado sino el sábado señoreaba sobre ellos con un sin fin de reglas y prohibiciones, vamos a leer los siguientes versos y notemos las instrucciones del Maestro respecto a lo que debe o no hacerse en día de Reposo.   En el Testimonio de Matityahu/Mateo 12:1-8, 9-12, Mashíaj aquí está diciendo que el día de reposo es un día de celebración, pero eso no indica que si el hombre tiene alguna necesidad se tendrá que quedar sin hacer nada y aguantarse, el día de reposo es para deleite no para recriminación propia.   Yeshúa Ha Mashíaj está diciendo que, si en día de reposo el hombre tiene ciertas responsabilidades que cumplir con la vida, con la familia o con la sociedad debe hacerlo, es licito está permitido y no se considera pecado o falta, pero si por gusto el hombre se impone cargas o por su dureza y descuido no quiere celebrar Shabát entonces no tiene excusa ante el Eterno por sus actos, y será juzgado por ellos.   En el Testimonio de Yohanan/Juan 5:8-17: Mashíaj está enseñando la realidad del día de Shabát, que en sentido espiritual este trae sobre quienes lo guardan bendición y prosperidad y no imposición y carga. (Vaiqrah/Levíticos 23:3) (Yeshayahu/Isaías 58:13).   Hay otros casos presentados entre el Maestro y los Rabinos respecto al Shabat pero los comentaremos en otras shirum/clases.  

Los discípulos imitan a su Maestro

 

El Shabát es un mandamiento y la sagrada convocación del pueblo del Eterno en cada Shabát semanal, también lo es, para nosotros está escrito:

-          “El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo” (1Yojanán/Juan 2:6)

Así que si queremos o decimos andar como el anduvo, ¿No deberíamos también en esto ser obedientes? El Mashíaj se reunía en sagrada convocación todos los Shabát, así también deberíamos hacer todos los que imitamos su vida y ejemplo como nos lo demuestran los primeros discípulos años después de haber partido el Maestro.

La primera congregación de creyentes Israelitas y gentiles convertidos a YHVH (Adonai) mediante el Mashiaj siguieron congregándose en Shabát, aquí algunos ejemplos:

-          “Ellos,  pasando de Perge,  llegaron a Antioquía de Pisidia;  y entraron en la sinagoga un día de Shabát y se sentaron.  Y después de la lectura de la Toráh (ley) y de los profetas, los principales de la sinagoga mandaron a decirles: Varones hermanos,  si tenéis alguna palabra de exhortación para el pueblo,  hablad. Entonces Shaúl (Pablo), levantándose, hecha señal de silencio con la mano,  dijo: Varones israelitas,  y los que teméis a Elohim,  oíd:” (Maaseh/Hechos 13:14-16)

Claramente podemos ver aquí que los primeros discípulos de Rab Yeshúa seguían asistiendo a las sinagogas y como miembros (pues a uno que no es miembro no se le da parte) tomaban parte de la liturgia sinagogal.

-          “Cuando salieron ellos de la sinagoga de los judíos,  los gentiles les rogaron que el siguiente día de Shabat les hablasen de estas cosas. Y despedida la congregación,  muchos de los judíos y de los prosélitos piadosos siguieron a Shaúl (Pablo) y a Barnaba (Bernabé), quienes hablándoles, les persuadían a que perseverasen en la gracia de Elohim. El siguiente día de Shabbát (reposo) se juntó casi toda la ciudad para oír la palabra de Elohim” (Maaseh/Hechos 13:42-44)

No existe en la idea de los gentiles conversos a Elohim ni de los primeros discípulos de reunirse otro día para adorar y estudiar las Escrituras que no sea Shabát pues desde el Concilio de Jerusalém ya había quedado que judíos y gentiles que admitían a Yeshúa como Mashíaj siguieran asistiendo a las sinagogas a ser instruidos.

-          “Porque Moshé (Moisés) desde tiempos antiguos tiene en cada ciudad quien lo predique en las sinagogas, donde es leído cada día de Shabát (reposo)” (Maaseh/Hechos 15:22)

Incluso, el mismo Shaúl (Pablo) a quien gran parte del cristianismo lo considera como el gran predicador Anti-Toráh, guardó el Shabát durante toda su vida y ministerio:

-          Y un día de Shabát (reposo) salimos fuera de la puerta, junto al río, donde solía hacerse la oración; y sentándonos, hablamos a las mujeres que se habían reunido.” (Hechos 16:13)

-          “Y Shaúl (Pablo), COMO ACOSTUMBRABA, fue a ellos, y por tres días de Shabát (reposo) discutió con ellos, declarando y exponiendo por medio de las Escrituras, que era necesario que el Mesías padeciese, y resucitase de los muertos; y que Yeshúa, a quien yo os anuncio, decía él, es el Mesías” (Maaseh/Hechos 17:2-3)

-          “Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos” (Maaseh/Hechos 18:4) 

La discusión no era un cambio de día de adoración y santidad sino que era acerca de la mesianidad de Yeshúa.

Como usted puede ver, las pruebas bíblicas son irrefutables, la primera congregación de creyentes judíos y gentiles se reunían en Shabát conforme al mandamiento de hacer sagrada convocación cada semana. ¿Pero qué me diría usted si yo le dijera que además, el escritor de la carta a los Hebreos ordeno a los hermanos a seguir guardando el mandamiento de la sagrada convocación en Shabát? Le invito a leer algo que le va a sorprender aún más:

-          “No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más,  cuanto veis que aquel día se acerca” (Hebreos 10:25) 

El pasaje nos dice que no debemos dejar de congregarnos, eso nadie lo niega, pero si uno va más al fondo de este pasaje, podríamos preguntarnos, ¿Pero qué día deberíamos congregarnos? ¿Nos dirá algo al respecto este pasaje? Ya sabemos que la Toráh (instrucción o ley) del Eterno para su pueblo Israel, nos señala que el día de sagrada convocación debe ser el Shabát (y no otro) y que semanalmente su pueblo debe reunirse según el mandamiento, ¿Pero como comprobamos esto en este pasaje de la carta a los Hebreos?

La clave está en la palabra “congregarnos” la cual, en su original más próximo, (pues es el que poseemos) el griego, se nos dice que es; “episinagoguen” dicha palabra connota lo siguiente: “nuestra congregación” o “en la sinagoga”, así que una traducción más exacta de ese verso sería:

-          No dejemos de reunirnos en nuestra Sinagoga

Asi que si uno tiene a su alcanze una Sinagoga debe asistir a los servicios de Shabát.  Si no tiene pues su Casa se convierte en su lugar de adoración semanal.  Los primeros creyentes iban, tal cual lo comprobamos en el libro de los Hechos, a reunirse conforme al mandamiento de la sagrada convocación a la Sinagoga en cada Shabát. Además de sus reuniones locales en las casas donde compartían los alimentos y de la asistencia común al Templo de Jerusalén. (Maaseh/Hechos 2:46 - 3:1)

Note que el Mashiaj tenía UNA COSTUMBRE de ir a la sinagoga en Shabát, Shaúl (Pablo) tenía UNA COSTUMBRE de ir a la sinagoga en Shabát, y ahora el escritor de Hebreos nos dice; “No dejando de congregarnos (O ir a la sinagoga) como algunos tienen por COSTUMBRE.   Los Israelitas y los gentiles iban a la sinagoga en Shabát.   Así que, si usted es sincero reconocerá que no se trataba de una mera costumbre, sino que de una COSTUMBRE sagrada de una tradición ancestral, que estaba estrechamente relacionada con guardar el mandamiento de YHVH (Adonai), aquel que señala que su Pueblo debe reunirse en Shabát para hacer sagrada convocación.

Conclusión:

En una de sus enseñanzas Yeshúa nos habla de los 10 mandamientos dados a la mujer (Israel).  Básicamente Elohim nos ha dado de su propia boca 10 mandamientos como resumen de los 613, el hombre se hace pecador al faltar, violar, quebrantar u omitir uno de ellos, hay gozo en el cielo cuando nos arrepentimos del pecado (violar los mandamientos de Adonaí (1 Juan 3:4) de estos dichos de su boca 9 solo son predicados por la Iglesia, uno es dado por terminado o abolido.   

Leamos Lucas 15:8-10 estas 10 dracmas hacen alusión a los 10 dichos de la boca de YHVH (Adonai), El Shabát, es el dracma perdido, la mujer (El Israel del nuevo pacto la mal llamada Iglesia) perdió el Shabát y solo la NO enseñanza de un mandamiento debe ser motivo suficiente para ponernos a investigar y escudriñar, pues hay gozo cuando nos arrepentimos de haber pecado violar los mandamientos uno de ellos de ellos el Shabát.  ¿Querrá usted recuperar el dracma perdido? ¿Querrá seguir el ejemplo de su Maestro?

 
  Hoy habia 3 visitantes (44 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=