OR TESHUVA
  Debemos cambiar nuestros nombres comunes
 

En la restauración de la fe hebrea
¿Debemos cambiarnos los nombres que tenemos?

Mikhael B’rit
Kefas Castel
 ©

No nos cabe la menor duda, que estamos viviendo tiempos de restauración de nuestra vuelta a la fe dada a nuestros padres Avraham, Itzjak y Yaaqov, a la fe hebrea dentro de su contexto y concepto hebreo, de eso estamos plenamente convencidos, pues nosotros mismo fuimos llamados al retorno a la senda antigua por testimonio del Ruaj hakodesh (El Espíritu Santo) pero debemos tener cuidado de buscar un camino definido apegado al contexto y concepto de un pueblo que ha preservado la fe hebrea, los judíos y cuando digo los judíos tenemos porque enfocarnos meramente a los de negro y blanco que se nos muestra en televisión que solo son una rama dentro de la fe judía sino al pueblo judío en general que guarda la Torah y aun mejor si tiene el testimonio del Mashíaj; ya que el pueblo judío es el guardian inamovible de la Torah, de las costumbres y de la lengua hebrea, del entendimiento hebreo y no seguir a grupos seudohebreos que pretenden colocarse en un lugar que no les corresponde ni siquiera en la profecía bíblica así se vistan de judíos “jasidicos”.

Durante mucho tiempo desde el inicio de nuestro caminar en la Teshuva (Retorno) hemos observado el desarrollo de ciertos grupos mesiánicos y del movimiento del Nombre Sagrado y lamentablemente, hemos visto que de la misma forma en que se perdió la fe original al apartarse de la fe hebrea así también muchos se están perdiendo en el camino de retorno extraviándose como Israel en el desierto antes de llegar a la tierra prometida cayendo en algunos extremismos que caen en la herejía, la confusión, la fantasía y la superstición religiosa.

 

Hemos oído y visto todo tipo de “supersticiones” religiosas dentro de ciertos grupos mesiánicos y que para hacer pasar sus posturas como “bíblicas” forzan textos para decir lo que estos no dicen y alteran palabras hebreas para decir lo que ellos quieren que diga deformando un idioma que ha sido preservado por un pueblo de generación en generación adaptándose a nuevas condiciones como todo idioma en el mundo.  Entre estas supersticiones religiosas está el cambiar el nombre común que le fue dado por uno hebreo con el fin de no blasfemar ante El Santo de Israel ya que el nombre común de una persona pudiera estar ligado a idolatría.

Nuestros nombres comunes ¿son blasfemos?

 

Los nombres comunes de las personas que se convierten a la fe hebrea según algunos “mesiánicos” (y digo algunos porque no todos) son “paganos” y podría ser una blasfemia en contra del Creador Bendito Sea, ya que según estos muchos de esos nombres son nombres de ídolos y de maldición ya que son de origen grecoromano ya que muchos hombres que llevan esos nombres han sido convertidos en dioses (santos) y se les venera en consecuencia entonces la persona que lleva ese nombre ostenta un atributo pagano.

Según esta postura “mesiánica” (y la pongo entre comillas porque nada tiene que ver con la fe judía y la esperanza mesiánica dicho cuento religioso) todos los nombres ajenos al idioma hebreo son nombres “paganos” y blasfemos” ¿es esta teoría en realidad cierta? ¿Qué nos muestran las Escrituras?  Veamos lo siguiente.

¿Qué es un nombre?

El diccionario de la lengua española Encarta 2009, lo define de la siguiente forma:
1.- Nombre. (Del lat. nomen, - ĭnis). m. Palabra que designa o identifica seres animados o inanimados; p. ej., hombre, casa, virtud, Caracas.

2.- Nombre propio. 

3.- Fama, opinión, reputación o crédito.

4.- Gram. Clase de palabras con género inherente que puede funcionar, sola o con algún determinante, como sujeto de la oración.

El diccionario de la lengua Hebrea HaTzur (La Roca), lo define así:

1.- Shem:  µv, t/mv,; Pl. Shemot: Palabra prim., nombre, def., y posición conspicua; apela­ción, como marca o memorial de individuali­dad;

2.- por impl. Honor, autoridad, carácter: célebre, conocido, fama, famoso, ilustre, lis­ta, nombrar, nombre, renombre.

Si usted puede apreciar ambas posiciones tanto la gentil como la hebrea muestran un paralelismo coincidente, ahora bien, en cada país pueblo o ciudad hay un sistema de notariado y registro, para determinar la identidad de sus habitantes nacidos en dicho lugar.   Bueno Israel no carece de este sistema, hasta donde hemos podido investigar.  Por lo tanto el nombre de una persona es sencillamente la forma en la que se le llama a esa persona en el idioma que sea y no se le puede dar significado al nombre de una persona en un idioma ajeno al idioma que le fue dado ese nombre.

Si bien es cierto que hay ciertos nombres de personas cuyo significado y definición misma nos muestra algo negativo lo sería sobre la persona y no ante El Creador Bendito Sea ya que ¿En que puede afectarle al Todopoderoso el nombre de un ser común? En nada, es más bien el nombre de la persona y lo que este nombre significa el que traería alguna afectación sobre la persona, ejemplo el nombre Dolores que significa experimentar dolor y sufrimiento y que proviene de los dolores que padeció la virgen y aunque si vemos cierta tendencia de idolatría y también algo negativo dentro del nombre no acontece lo mismo con el nombre Benita que, aunque no es hebreo significa: Bendita.   Así que antes de estirar la lengua y decir que todos los nombres en otro idioma son paganos y blasfemos quienes enseñan estas cosas primero deberían sentarse a investigar el significado de un nombre dentro del idioma en que se dio y no en otro idioma y más que nada antes mirar lo que las Escrituras enseñan y no estar engañando y atemorizando a los creyentes que sinceramente están en búsqueda de la verdad.

No es lo mismo pronunciar el nombre el nombre Marcos que significa: consagrado a Marte, que pronunciar el nombre Jaime una forma provenzal cuya etimología nos lleva al hebreo que significa: Aquel que Elohè recompensa.   Pero con todo y esto ¿no debemos usar los creyentes que hacemos Teshuva (retorno) nombres en otro idioma que no sea hebreo?   Creo que aquí muchos grupos están cayendo en algo que podemos llamar hebreolatría.   Si bien es cierto que debemos conocer el hebreo para comprender el contexto y concepto de las Escrituras dentro del idioma original de los escritores y lo que esto significa en la mentalidad hebrea esto no significa que todo tengamos que hacerlo y volverlo “hebreo”.

¿Es pecado usar un nombre común que no sea hebreo?

 

Vamos a demostrar con las Escrituras que esta teoría seudohebrea y decimos seudohebrea porque en la mentalidad hebrea no existe tal cosa como que si usas un nombre en otro idioma eso sea pagano, blasfemo o pecado, es totalmente ajena a las Escrituras y es solo superstición religiosa extremista, si en la mentalidad hebrea existiera tal concepto entonces varios personajes de las Escrituras y aún de los creyentes del siglo 1 pecaron, blasfemaron y cayeron en idolatría al aceptar nombres comunes ajenos al idioma hebrea.

El primer caso que podemos mirar en la Torah de un hebreo temeroso del Todopoderoso el cual con su propia boca dijo:

-          No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Elohim? (Bereshit/Genesis 39:9) (Reina Valera Restaurada)

Podemos ver la resolución definitiva de Yosef/José quien expresa quien no podría hacer mal y pecar contra Elohim, esta era la convicción de un joven hebreo firme en su fe y temor al Creador Bendito Sea, ahora veamos Bereshit/Genesis 41:45:

-          Y Faraón llamó a José por el nombre de Zafnat Panea, y le dio por mujer a Asenat, hija de Potifera, sacerdote de On. Y salió José para ver la tierra de Egipto. (Nueva Biblia de los Hispanos)

Claramente podemos ver que no hubo por parte de José ninguna actitud “santurrona” ni de ponerse como “gata arisca” cuando le fue dado ese nombre pues a Yosef no le afectaba la forma egipcia en que le llamaron ya que el significado del nombre no contradecía su fe.   Zafnat-Panea: revelador de cosas escondidas una referencia egipcia a que El Di-s de Yosef habla y revela.

Vamos a ver otro ejemplo en las Escrituras el del profeta Daniel y sus amigos quienes había propuesto NO CONTAMINARSE con la comida del rey.

-          Se propuso Daniel en su corazón no contaminarse con los manjares del rey ni con el vino que él bebía, y pidió al jefe de los oficiales que le permitiera no contaminarse. (Daniyel 1:8)

En este verso donde basan un ayuno que no existe, vemos una resolución hebrea debido al origen de las carnes y vinos babilónicos que muchos de ellos eran de origen dudoso para Daniel y sus amigos.

Ahora veamos verso 7:

-          A éstos el jefe de los eunucos puso nombres: puso a Daniel, Belsasar; a Ananías, Sadrac; a Misael, Mesac; y a Azarías, Abed-nego.

Daniel lo llamaron Belsasar, o sea "príncipe de Bel" (un ídolo); a Ananías lo nombraron Sadrac, que significa "Iluminado por el dios Sol"; a Misael lo denominaron Mesach, es decir "¿Quién es como Venus?"; y a Azarías le dieron el nombre de Abed-nego, que quiere decir "el siervo de Nego" (un dios pagano).    Aunque el objetivo era adaptarlos al lugar y tratar de borrar de la mente de estos jóvenes su fe y el recuerdo de su pueblo y de su tierra no hubo por parte de ellos ninguna actitud santurrona o de gatos ariscos al ser llamados con nombres extranjeros y respondían a esos nombres ya que el testimonio mismo de Daniyel nos dice:

-          Entonces Daniel, a quien llamaban Belsasar, se quedó atónito por un momento, y le turbaron sus pensamientos. El rey habló, y dijo: ``Beltsasar, no dejes que el sueño ni su interpretación te turben.  Beltsasar respondió, y dijo: ``Señor mío; sea el sueño para los que te odian, y su interpretación para tus adversarios. (Daniyel 4:19) (La Biblia de las Americas)

Claramente vemos que el profeta Daniel mismo no tuvo ningún problema en usar el nombre que se le había asignado pues el mismo se describe como Belsasar, ¿se contamino Daniel? ¿Blasfemo? ¿Cometió idolatría? En ninguna manera, sino que sencillamente respeto las condiciones del lugar donde se encontraba en la dispersión.

Por ultimo veamos el Testimonio de Yohanan/Juan 11:16 y 20:24

-          Dijo entonces Tomas, llamado Didimo, a sus condiscípulos…

-          Pero Tomas uno de los doce llamado Dídimo…

Tanto la palabra griega "Dídimo" como la hebrea "Tauma" del arameo Thoma, significan "gemelo" o "mellizo". Por lo tanto, la expresión "Tomás, llamado el Dídimo" es una tautología que elude mencionar el nombre real del personaje.   Aquí nuevamente vemos que los hebreos no tenían ningún problema ser llamados en una forma ajena al hebreo y en otro idioma en este caso el griego.

El cambio de nombre de Avraham y su esposa

Cierto líder que tiene esta tendencia supersticiosa de que uno no debe usar nombres paganos, en una exposición suya recalca que si El Creador Bendito Sea no hubiera cambiado el nombre de Avram a Avraham, El Eterno no hubiera hecho el pacto con el y que cuando Avram hizo la birt milah (circuncisión) él se convirtió en Avraham, ¿Es esto así?  ¿Acaso todos los conversos que vienen a la fe hebrea si no se cambian el nombre no pueden entrar a los pactos del Eterno?  Una vez más veremos que hay un error en tal postura.

Comencemos a demostrar esto con la Toráh; pero antes hagamos un recuento del cambio del nombre de Abraham avinu y su esposa. Bereshit/Genesis 17: 5:

-          Tu nombre ya no será Avram, sino Abraham; pues te he convertido en Padre de una multitud de naciones

En este texto y dentro del contexto el nombre de Avram, fue cambiado a Avraham antes de la Brit Milah y no en la brit milah, El Creador YHVH no le dijo a Avram “cuando te hagas Brit Milah entonces serás Avraham, el le dijo: “No se llamara mas tu nombre avram” desde ese momento en que El Eterno se lo estaba diciendo y Avram ya se llamaba Avraham, El Eterno ya le había dado ese nombre y posteriormente se circuncido aunque esto sucedió en el mismo año no sucedió en el mismo dia.

Posteriormente a esto le cambia el nombre a Saraí.   Bereshit/Genesis 17:15

-          Y Elohím le dijo a Abraham: En cuanto a Saraí, tu mujer, no la llames Saraí, pues Sarah la llamarás

La pregunta que se desprende de esto es muy ordinaria. ¿El Creador ordenó que a las mujeres se les practicara la brit milah? Elohim no lo permita. Bueno digo esto por que algunos han tomado como modismo de cambiarles el nombre cuando se practican la circuncisión así que vemos en el contexto no hay tal cosa como brit milah y cambio de nombre, lo que hay en las Escrituras es Brit Milah al varón y el darle un nombre que aún no se le ha asignado públicamente su su nombre, aunque ya con anterioridad se tiene el nombre para ella, así que no saquemos las Escrituras de contexto para decir burradas.

Abraham no le cambio el nombre a su hijo Ishmael, ni a su nuera Rivkah, aunque esta era  de Mesopotamia región Cananea. Bereshit/Genesis 24:15.

-          Aún no había terminado de hablar, cuando salió Rivkah (Rebeca), que le había nacido a Betuel, ben Milka, la mujer de Najor, hermano de Abraham, con el cántaro sobre su hombro. 

Y Yaakov a sus mujeres que también vivían en Canaán, Bereshit/Genesis 29:16. 

-          Labán tenía dos hijas. La mayor se llamaba Leah y la menor se llamaba Rajel.  

Ellos no cambiaron el nombre a sus mujeres, tal como las llamaron en Mesopotamia.

Otro ejemplo bien claro es el de Ishmael, su nombre le fue puesto antes de su brit milah en Bereshit/Génesis 16:11. 

-          Y el mensajero de YHVH le dijo: He aquí que has concebido, y darás a luz a un hijo; y lo llamarás Ishmael, pues YHVH ha oído tu aflicción. Y cuando tenía 13 años fue hecho Su brit milah.

-          Y su hijo Ishmael “tenía trece años cuando fue Brit-Miláh (Bereshit 17:25).

Asi que nuevamente vemos que no hay tal cosa como brit milah y nombre nuevo para quienes se convierten, sino que lo que hay en las Escrituras es brit milah y la asignación del nombre que llevara un recién nacido dado a conocer públicamente.

Podemos refutarlo eso de que todo el que se convierte a la fe hebrea debe dejar su nombre dado por su padres y al hacerse la brit milah “recibir” un nombre nuevo con el siguiente verso:

-          En aquel tiempo, YHVH (Adonai) le dijo a Yehoshúa: Prepara cuchillos bien afilados, y vuelve a practicar la brit-miláh entre los benei Israel.    Así que Yehoshúa hizo cuchi­llos afilados, e hizo la Brit Milah a los Benei Israel en la colina de Aralot.  Realizó la ceremonia porque los israelim en edad militar que habían salido de Mitzrayim ya habían muerto en el tziah. (Yehoshúa/Josúe 5:2-4).

Los israelitas que no se realizaron la brit milah a los ocho días de nacido, como es el caso de Israel en el desierto, cuando YHVH (Adonai) le ordena a Yehoshúa realizar la brit milah a los que del pueblo no la tenían al otro lado del Yarden.  Miremos lo que la Toráh frente a ese postura seudohebrea nos dice.   Aquí hay tres cosas que se resalta. cuchi­llos afilados, brit milah y ceremonia.  No dice, y le cambiaras sus nombres.  Todos ellos permanecieron con sus nombres originales.  Yehoshúa no les cambió sus nombres cuando fueron brit milah.

El Nombre De Mosheh


De la misma manera podemos argumentar de Moshé que fue un mesías para Israel, a pesar que sus padres le habían dado muchos nombres, siempre se lo conoció con el nombre Egipcio dado por Batia la hija del Paroh (Faraón) y hasta hoy le llamamos así en su forma “pagana”:

-          El niño cre­ció y ella lo trajo a la hija del faróh, y fue un hijo para ella. Lo llamó Mosheh, pues dijo: Pues de las aguas lo saqué. (Shemot/Èxodo 2:10)

 ¿Qué acaso, El Todopoderoso cuando llamo a Moshé le dijo te voy a cambiar ese nombre que te dio una egipcia?   ¿Sera que acaso estos seudohebreos superstisios no se han dado cuenta de cuál es el nombre hebreo de Moshé registrado en las propias Escrituras?

Veamos el siguiente registro histórico en la literatura judía en el libro de Yasher/Jaser mencionado en Josué 10:13 y 2 Samuel 1:18:

-          Y al final de dos años, cuando el niño creció, ella lo trajo a la hija de Faraón, y él fue para ella como un hijo, y ella llamó su nombre Mosheh, porque ella dijo: Yo lo saqué a él del agua.   Y Amram su padre llamó su nombre Habar, porque él dijo: Fue por él que se juntó con su esposa a quien había despedido.  Y Yojebed llamó su nombre Yekutiel, porque ella dijo: Yo he esperado por él en el Shaddai y el Shaddai lo restauró a mí.  Y Miryam su hermana lo llamó Yered, porque ella descendió tras él al río para ver cual sería su fin.    Y Aharon su hermano llamó su nombre Avi Zanuj, diciendo: Mi padre dejó a mi madre y regresó a ella por causa de él.    Y Kehat el padre de Amram llamó su nombre Abigdor, porque por causa de él el Shaddai reparó la brecha de la casa de Yaakob, para que ya ellos no tuvieran que echar al río sus hijos varones.   Y la nodriza lo llamó Abi Sojo, diciendo: En su Sukkat estuvo escondido por tres meses por causa de los hijos de Ham.   Y todo Yisrael llamó su nombre Shemayah, ben Netanel, porque ellos dijeron: En Sus días el Shaddai ha oído sus clamores, y los ha rescatado de sus opresores.   (Yasher 68:24-31)

Cabe anotar que el resto de los Patriarcas excepto Yaaqov, se los conoce con el mismo nombre y, ni por brit milah ni por misión se les cambió sus nombres.   Ahora bien, decimos Yaaqov porque a él el mensajero de YHVH (Adonai) le cambió su nombre cuando ya estaba viejo, de Yaaqov a Israel, que es como lo conocemos. Bereshit/Génesis 32:29. Usted puede argumentar que esto de cambiarse los nombres, por un nombre hebreo actualmente, conlleva a razón que sus padres les colocaron nombres paganos y que no va con la realidad que usted está viviendo hoy; ya que su nombre de pronto representa el nombre de un dios de las naciones y en especial de Grecia y roma, cosa que usted no lo quiere llevar, por eso de no pronunciar sus nombres con sus labios, otro texto que ha sido mal entendido pues la Torah lo que prohíbe es darles gloria mencionando los portentos que los pueblos les asignan.

Bueno tenemos otras razones para decirle que esto no va al hecho.  Ya que muchos de los nombres de los patriarcas también son de origen paganos, voy a citar algunos casos en especial de muchos que pudiéramos hacer. Ejemplo de la familia de Yaakov: Rajel = Viajar o ovejita. Leah = Cansada. Biláh = Tonto. Zilpáh gotear, como mirra; goteo fragrante, Gad: fortuna, una deidad babilónica, fortuna: ventura. Buena-aventura.   No todos los nombres en las Escritura tienen buenos significados, como es el caso de Nabal que significa tonto y necio. I Shmuel/Samuel 25:25. Del mismo modo no todos los nombres en otro idioma tienen significados vanos y profanos.


Los nombres no inciden en todos.


Los nombres no en todos los casos tienen incidencia en la personas; como es el caso de Yehudáh [Adorador del Eterno], más sin embargo fue el discípulo del Mashíaj llamado Yehudáh el que lo vendió.  Que podemos decir, de nuestros hermanos hebreos, que tienen nombres hebreos y muchos de ellos han sido malvados, como Manasheh que le enseño al pueblo la astrología y la hechicería, o Shelomoh que se descarrió con mil mujeres y terminó adorando imágenes y construyendo altares paganos; o como Hizkiyahu, que termino secando las aguas del Shiloaj que el Malaj de Elohim había creado, o como el Rey Shaúl (Saúl) que consultaba a los adivinos de Endor, o la primera generación antes del Diluvio que se pervirtió toda, o que podemos decir de los reyes que descarriaban a Israel; o que podemos decir de los israelitas en las naciones, con nombres hebreos y viven en idolatria y la disolución.


¿Será que el hecho de tener un nombre judío los exime de la maldad del mundo actual? No creo que por cambiar usted de nombre sea mejor que los demás, o que se le revelen los misterios del reino de Ha Kadosh Baruj Hu. No, así no es. Es por ser obediente a la Toráh, que Elohím le permite a una persona ser Su amigo, es por kedusha (santidad), respeto, bondad, humildad y temor, que las personas son llamadas, no por falacia ni por creencias religiosas.   Definitivamente la arrogancia se les ha subido a la cabeza y están desviando el camino.


¿Es cierto que debemos tener un nombre que tenga el nombre del Eterno?

 

Dentro de estos grupos seudohebreos han sido capaces de llegar a semejante falacia de decir que uno debe ponerse un nombre que tenga el atributo Yah la forma poética del Nombre Y NO UN NOMBRE del Eterno cuya obtención se tiene de la primer y ultima letra, y que de lo contrario si no se usa esa forma se está negando el nombre del Eterno ¿Y qué hay de la forma triliteral del nombre del Eterno que se toma de la Yod y segunda Hei que se lee YEHO? ¿Si se usa también se niega el nombre del Eterno?  Lo más absurdo que hemos oído de ciertos grupos es decir que El Eterno quiere que llevemos Su Nombre en nuestro nombre es decir que debemos poner a fuerza en nuestro nombre la contracción poética YaH  ¿Es eso correcto?  Definitivamente, no.

Si El Creador Soberano quisiera que llevaramos la contracción poética YaH a la fuerza ¿Por qué no le puso a Adam un nombre que tuviera las letras del Nombre Sagrado? Si El Mesías mismo tuviera la idea de que El Eterno quiere que llevemos las letras de Su nombre en nuestro nombre ¿Por qué nuestro santo Rab no le cambio los nombres a sus discípulos y les puso nombres con YEHO o YAH o YO, formas referenciales al Nombre Sagrado? ¿Por qué cuando El Mesías le cambio el nombre a Simón por Kefas no le puso uno que dijera YEHO O YAH?   Creo que el YaH que solo es una forma poética usada el final de un nombre o palabra se ha vuelto un ídolo a esta gente que ya ni hebreo hablan sino se han inventado un yahbreo donde todo tiene que llevar YaH.    Definitivamente que todas estas ideas son extra bíblicas y ajenas a la mentalidad hebrea verdadera.   En el libro de Hitgalut/Apocalipsis 2:17 está escrito:

-          El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe. 

Pero esto no acontece aquí ni ahora SINO HASTA EL REINO MILENIAL DEL MESIAS.

Del mismo modo leemos en Hitgalut 3:12:

-          Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Elohé, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Elohé, y el nombre de la ciudad de mi Elohé, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Elohé, y mi nombre nuevo.

Esto no sucede aquí ni ahora, sino hasta el reino milenial de Yeshúa y cuando dice “pondré el nombre de mi Elohé” no significa que nos llamaremos como El Eterno, sino que su honor, su gloria, su santidad, será puesta sobre nosotros adaptándonos para vivir incorruptible e inmortalmente.   Por otra parte si significara que debemos llamarnos con El Nombre del Creador Bendito Sea, los que enseñan que aquí y ahora El Eterno quiere que llevemos Su Nombre en nuestro nombre entonces están violando el tiempo profetico.

Conclusión:

Finalmente, por estos motivos no hay necesidad de hacernos otro nombre que el que nos dieron nuestros padres a excepto que como se menciona en esta derasha/enseñanza un nombre contenga algo negativo o su trasfondo etimológico sea causado por la idolatría, con todo y esto si por el testimonio del Ruaj/Espíritu hay necesidad de un cambio de nombre al venir a la fe hebrea, que sea el Ruaj quien mueva las cosas y no meramente la superstición religiosa.    Un nuevo nombre que sea asignado por una autoridad tal como nos los muestran los ejemplos bíblicos o en su caso transformado de su forma común a la hebrea como el nombre de Tomas que significaba gemelo y que en griego le llamaban Didimo significando lo mismo.   Creo esto último es lo más correcto como en el caso del nombre Miguel que significa ¿Quién como Elohé? y su forma hebrea es Mikhael significando lo mismo así que en ambas formas hebrea y española la esencia es la misma.


A los CREYENTES SEGUIDORES de este tipo de ideas ajenas a la Torah, a la fe hebrea y a la mentalidad judía, tengan mucho cuidado de ser engañados, y queden postrados en el camino.   Estos yahbristas dan muchos argumentos, de porque se debe cambiar el nombre de uno por otro que sea de tinte hebreo, pero déjeme decirle que cuando uno tiene un argumento hace que las Escrituras apoyen su argumento, pero si su argumento no concuerda con las Escrituras, la fe hebrea y la mentalidad judías es solo una falacia del tipo bla, bla, bla.

-          Les digo esto para que nadie los engañe con razonamientos convincentes, pero de poco fiar, caprichosos.   Estén atentos, que nadie los esté llevando cautivos por medio de engaños y filosofías huecas, siguiendo tradiciones humanas de acuerdo a los rujot elementales del mundo, pero no en acuerdo con el Mashíaj.   (Colasiyim/Colosenses 2:4,

 
  Hoy habia 10 visitantes (36 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=