OR TESHUVA
  La Visión de Kefas
 

LA VISIÓN DE KEFAS

¿Permiso para comer de todo?

Moreh: Mikhael B’rit

Según algunos maestros cristianos ya que no todos, con la “crucifixión de Cristo” se anularon las leyes que El Eloha/Di-s inmutable (Tehilim/Salmos 89:34) había promulgado respecto a la comida Kosher (apta y apropiada para comer).   Para ellos, bajo el nuevo pacto los cristianos ya no tienen que guardar estas leyes. Pero ¿es eso lo que la Biblia dice realmente?   Comenzaremos por decir que: El cambio temporal del orden del sacerdocio Aarónico al sacerdocio del orden de Melquisedec  fue un cambio digamos administrativo.  Sin embargo, este cambio no invalidó la necesidad de que obedezcamos las leyes que Eloha ha promulgado. 

Uno de los versos preferidos de estos maestros abrogacionistas es el que encontramos en el Testimonio de los Maaseh Sheliajím/Hechos de los Emisarios mal traducido Apóstoles 10:9-16.  Cuando uno trata de explicar a los creyentes de esa teoría “come cuanto hay” que no es correcta ellos te saltan con lo que les ha sido enseñado: “Di-s ha hecho limpio todo”, lo mas raro del caso es que muchos de estos que creen en que se puede comer de todo consideran pecaminoso beber vino o cerveza ya que lo consideran perjudicial cuando igual de perjudicial y aun peor es comer lo que El Eterno ha dicho que no comamos tanto bíblicamente como medicamente.

 

En Maaseh Sheliajím/Hechos de los Emisarios 10:9-16 leemos:

-          "Al día siguiente, mientras ellos iban por el camino y se acercaban a la ciudad, Kefás/Pedro subió a la azotea para orar, cerca de la hora sexta.   Y tuvo gran hambre, y quiso comer; pero mientras le preparaban algo, le sobrevino un éxtasis/visión;  y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra;  en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo.  Y le vino una voz: Levántate, Kefás, mata y come.  Entonces Kefás dijo: YHVH (Adonai/Eterno), no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás.  Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Eloha limpió, no lo llames tú común.  Esto se hizo tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo."

 

Como ustedes acaban de ver, con sólo 7 pasukím/versos, a vuelo de pájaro, se puede hacer una doctrina, de hecho, se hizo una doctrina. La doctrina es la siguiente:

 
1.- Kefás tuvo GRAN HAMBRE…

2.- Vio descender del cielo un gran lienzo con ANIMALES PROHIBIDOS POR YHWH en Vayiqrah/Levítico 11.

3.- Aunque Kefás/Pedro se negaba a comer ALIMALES INMUNDOS… Escuchó tres veces UNA VOZ QUE LE DECÍA: “Lo que Eloha limpió, no lo llames tú común”

 4.- Resumen de la doctrina: Eloha/Di-s limpió todos los animales inmundos, en tal sentido ya no son inmundos y se puede comer de todo.

Muchas personas estiman que esta visión de Kefás fue dada para indicarles a los “cristianos” que podían comer cualquier animal.  Razón hay para mal-interpretarlo así de primera impresión; y yo personalmente, lo creí y lo enseñe.   Sin embargo, a poco que uno analice el caso repara en el error.   Esos 4 puntos, son las “verdades” que han escuchado todos los cristianos, y por eso, ellos comen CERDO, MARISCOS, CONEJO, IGUANA, etc., etc., etc., pero ¿En realidad eso es lo que hay ahí permiso para comer de todo.   ¿Qué le parece si estudiamos TODO el contexto de estos versos y vemos si dicha teoría cristiana de comer cuanto hay tiene sustento en esos versos? 

Lo primero que debemos tener en cuenta al leer este pasaje es que esta visión está ocurriendo aproximadamente once años después de que Kefás conociera al Mashíaj/Mesías por primera vez y fuera su discípulo.  Durante tres años y medio Yeshúa estuvo inculcando en sus discípulos enseñanzas e interpretaciones correctas de la Toráh/Instrucción Divina (mal traducido Ley).   Luego, durante otros 8 años aproximadamente, gracias al Ruaj Ha’Kodesh (Aliento de Santidad), los discípulos reafirmaron lo aprendido de Yeshúa, lo practicaron, y enseñaron a otros esas enseñanzas incluso a los no judíos que se convertían a la fe hebrea. Sería ilógico, y más aún, absurdo, pensar que once años después de haber comenzado su aprendizaje a los pies de Yeshúa El Mesías, todavía los primeros discípulos no supieran cuáles eran las doctrinas correctas,

Pues bien, sentado este precedente, vamos a echarle una profunda mirada a la estructura doctrinal de Kefás.  Vamos a ver qué era lo que él creía sobre el comer carne de puerco, cangrejo, etc.   Cuando en el verso 13 la voz de YHVH (ADONAI) le dijo: “Levántate Kefas, mata y come”, Kefás replicó: “YHVH (ADONAI), no; porque ninguna cosa común e impura he comido jamás.”  Kefas no le respondió diciendo algo así como: “Sí, Señor, voy a hacerlo inmediatamente, porque Cristo nos enseñó cuando predicaba que ya se iba a poder comer de todo”, por lo cual es del mismo modo concluyente pensar que las palabras de Yeshúa: No lo que entra por la boca contamina al hombre testimoniadas en Matitiahu/Mateo 15.10 no tiene tampoco nada que ver con una doctrina de comer cuanto hay.  Tampoco le respondió: “Sí, Señor, voy a comer cualquier cosa, porque después de tu partida el Espíritu Santo nos reveló que ya se podían comer los animales que antes tú prohibías comer”.

Si Kefás no respondió así es porque los Sheliajím/Emisarios no habían recibido ninguna enseñanza ni revelación enseñándoles que se podían comer de todo.   Si en su estructura mental kefas hubiera tenido el conocimiento, o la idea, de que esos animales ya se podían comer, él no hubiera osado responderle a Elohim (El Juez Supremo/Di-s) que esos animales no se comían; simplemente se hubiera levantado para cumplir la orden del Eterno.   Desde el momento que Kefás puso objeciones al Eterno es porque él nunca había aprendido ni del Mesías ni del Espíritu Santo ni de los otros discípulos, que los animales prohibidos se podían comer “ahora”.   No es lógico pensar que ahora, once años después, era que se les iba a enseñar que "ya" se podía comer de todos los animales.   ¿Entonces qué fue lo que El Eterno mostro a Kefás?   Analicemos:


Comencemos desde el principio:



Maaseh/Hechos 10:1-2

-          Había en Cesárea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana, piadoso y temeroso de Eloha con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Eloha siempre.

 
Hechos 10 comienza hablando de Cornelio, un varón no Yehudi (Judío) que tenía como cualidades ser un piadoso y temeroso de Eloha con toda su casa.   Podemos mirar aquí que aun fuera del pueblo judío hay gente que teme al Eterno y ora a Él y El Eterno les traerá salvación y revelación no para hacerlos algo aparte sino para apegarlos más a Su pueblo: El Israel del Nuevo Pacto.   

Lo otro que podemos aprender aquí es que las oraciones acompañadas de generosidad para la obra del Eterno tienen respuestas efectivas y esto mismo vemos en Tehilim/Salmos 20:1-5 y Testimonio de Uri/Lucas 7:1-5, así que esas enseñanzas de algunos grupos resentidos con el cristianismo a causa de haber sido trasquilados por falsos obreros de que no hay que dar hoy para el sostenimiento de la obra y del ministerio NO TIENE FUNDAMENTO BIBLICO, esto ya lo hemos demostrado en otra Derasha/Enseñanza/Investigación.

Bien, volvamos al tema:

Maaseh/Hechos 10:3-4

-          Este vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un Malaj de Eloha entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio. El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, mi amo? Y le dijo: Tus oraciones y tus contribuciones han subido para memoria delante de Eloha.

 Ese varón No Iehudi (Judío) recibió una visión en la cual un Mensajero Celestial de Eloha le dijo: “Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Eloha”.   Los gentiles que temen al Eterno por la fe son escuchados y si en su corazón hay generosidad son bendecidos.   Cuánto más aún si se apegan a Israel siendo parte del buen olivo teniendo las mismas promesas y bendiciones pero también los mismos deberes.

Maaseh/Hechos 10:5-8

-          Envía, pues, ahora hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Kefás.   Este posa en casa de cierto Simón curtidor, que tiene su casa junto al mar; él te dirá lo que es necesario que hagas.  Ido el Mensajero celestial que hablaba con Cornelio, éste llamó a dos de sus criados, y a un devoto soldado de los que le asistían; a los cuales envió a Jope, después de haberles contado todo. 

Ese varón No Iehudi (Judío) recibió una orden del Mensajero Celestial de Eloha.   Ese varón acató la orden del ángel de Eloha y puso en marcha a su gente de confianza.

 

Avancemos en entendimiento

Ya hemos descrito al primer participante de la Historia… vamos ahora al segundo participante:

Maaseh/Hechos 10:9

-          Al día siguiente, mientras ellos iban por el camino y se acercaban a la ciudad, Kefás subió a la azotea para orar, cerca de la hora sexta

El verso 9 comienza hablando de Kefás, un talmid/discípulo, un Sheliaj/Emisario del Mashíaj resucitado, quien recibió el poder del Ruaj Ha’Kodesh/Espíritu Santo en la Fiesta de Shavuot (Mal llamado Pentecostés), quien tenía la misma actitud de Cornelio: LA ORACIÓN.   No se puede tener revelación, conocimiento, entendimiento si no se pide en oración y se busca en comunión con El Padre Eterno.

Maaseh/Hechos 10:10

-          Y tuvo gran hambre, y quiso comer; pero mientras le preparaban algo, le sobrevino un éxtasis

Como era la hora del almuerzo, mientras Kefás oraba, quiso comer; pero estaba esperando que la comida estuviera lista.   Y en ese preciso momento, le sobrevino un “éxtasis”, algunos traductores escriben “trance” usando palabras según su comprensión grecorromana no hebrea de las Escrituras y los Testimonio de los Emisarios; lo cierto es que Kefás tuvo una visión.

Maaseh/Hechos 10:11-12

-          y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra; en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo.

La visión de Kefás, tenía una relación con UN LIENZO todo tipo de animales: los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo que mas adelante vamos a ver lo que significan.

Maaseh/Hechos 10:13-14

-          Y le vino una voz: Levántate, Kefás, mata y come. Entonces Kefás dijo: YHVH (ADONAI), no; porque ninguna cosa común o impura he comido jamás.

Kefás/Pedro era un conocedor de la Toráh y vio que dentro de ese lienzo o lábaro de tela había ciertos tipos de animales que no se debían comer, por tener una categoría de No Aptos para consumo, decretado así por el mismo YHVH (ADONAI) en Vayiqrah/Levítico 11 y reafirmada en Devarím/Deuteronomio 14.   Sin embargo, Kefás/Pedro recibe la orden de “matar y comer”; Kefás se niega, pues él había aprendido que El Abba Olam (Padre Eterno) había dado una Toráh (Instrucción) “acerca de las bestias, y las aves, y todo ser viviente que se mueve en las aguas, y todo animal que se arrastra sobre la tierra, para hacer diferencia entre lo impuro (no apto) y lo limpio (apto), y entre los animales que se pueden comer y los animales que no se pueden comer, El Creador que nos hizo sabe lo que es bueno y lo que es dañino a nuestro cuerpo (Lev 11:46-47).

Maaseh/Hechos 10:15-16

-          Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Eloha limpió, no lo llames tú común. Esto se hizo TRES veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo. 

Kefás escuchó nuevamente la voz y sea de paso, Kefás escuchó lo siguiente: “Lo que Eloha limpió, no lo llames tú común”.   Sin embargo, Kefás, NO MATÓ, NI COMIÓ, aunque haya escuchado decir: “Lo que Eloha YHWH limpió, no lo llames tú común”.   Kefás volvió a escuchar por tercera vez la voz que le decía: Kefás: “mata y come”… “Lo que Eloha/Di-s limpió, no lo llames tú común”.  Sin embargo, a pesar que Kefás había escuchado TRES VECES LA MISMA ORDEN; Kefás NO MATÓ, NI COMIÓ, y “aquel lienzo/lábaro volvió a ser recogido en el cielo”. Lo que indicaba que la orden dada a Kefás, NO ERA LITERAL, SINO ALEGORICA, simbólica de algo más haya de comida.

Maaseh/Hechos 10:17

-          Y mientras Kefás estaba perplejo dentro de sí sobre lo que significaría la visión que había visto, he aquí los hombres que habían sido enviados por Cornelio, los cuales, preguntando por la casa de Simón, llegaron a la puerta. 

¿Por qué estaba perplejo Kefás? Porque sencillamente por su mente no pasaba en lo más mínimo que un Elohim/Di-s/Juez Supremo inmutable de la noche a la mañana cambiara sus mandamientos por otros, y porque ellos ya tenían previa advertencia que si alguien era soñador de sueños o se decía profeta pero viniera diciendo que Di-s cambio sus mandamientos al tal no hay que escuchar, si él va al pueblo y les dice: Hermanos ahora podemos comer de todo, lo tirarían a loco. (Devarím/Deuteronomio 13:1-5) hoy tristemente por las señales y portentos la gente no ha pesado las palabras de quienes se dicen apóstoles y profetas para ver si en verdad son de Eloha o son falsos.  

¿Por qué Kefás estaba meditando dentro de sí que significaba la visión? PORQUE EN NINGUN MOMENTO EL LA INTERPRETO COMO PERMISO PARA COMER CUANTO HAY, SI NO QUE ESTABA POR EL ESPIRITU DISCERNIENDO LA VISION.    A pesar que Kefás no tuvo discernimiento inmediato de la visión; por otro lado, le estaba llegando la visita de los enviados de Cornelio.

Maaseh/Hechos 10:18-20

-          Y llamando, preguntaron si moraba allí un Simón que tenía por sobrenombre Kefás. Y mientras Kefás pensaba en la visión, le dijo el Ruaj: He aquí, TRES hombres te buscan.  Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado. 

Los emisarios de Cornelio llegaron y preguntaron por Kefás.   He aquí, el discernimiento de la visión que le  dio el Ruaj de Elohim (Espíritu de Di-s): “TRES hombres te buscan. LEVÁNTATE, pues, y DESCIENDE Y NO DUDES de ir con ellos, porque yo los he enviado”. Si aplicamos la TECNICA DE ASOCIACION, podemos comprender, porque TRES VECES SE LE DIJO A KEFÁS: “Levántate, Mata y Come”… “Esto se hizo TRES veces”.   Por tal razón, las tres veces que escuchó Kefás esa voz decir: “Levántate, Mata y Come”, en el Ruaj se transformó en: “TRES hombres te buscan y en tres acciones incluidas: 1. Levántate; 2. Desciende y no dudes ir con ellos; 3. Porque yo los he enviado.


Maaseh/Hechos 10:21

-          Entonces Kefás, descendiendo a donde estaban los hombres que fueron enviados por Cornelio, les dijo: He aquí, yo soy el que buscáis; ¿cuál es la causa por la que habéis venido?

 Así como Cornelio acató la voz del Malaj (Mensajero Celestial) de Eloha, así Kefás acató la orden del Ruaj y desciende para preguntar la causa de la visita.

Maaseh/Hechos 10:22-23

-          Ellos dijeron: Cornelio el centurión, varón justo y temeroso de Eloha, y que tiene buen testimonio en toda la nación de los judíos, ha recibido instrucciones de un Mensajero Santo, de hacerte venir a su casa para oír tus palabras.  Entonces, haciéndoles entrar, los hospedó. Y al día siguiente, levantándose, se fue con ellos; y le acompañaron algunos de los hermanos de Jope.

Kefás escuchó el motivo de la visita y los hospeda en la casa donde se encontraba.  Un judío hospedando a unos goim (gentiles/no judíos)

Maaseh/Hechos 10:24-26

-          Al otro día entraron en Cesárea. Y Cornelio los estaba esperando, habiendo convocado a sus parientes y amigos más íntimos. Cuando Kefás entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, y le rindió homenaje. Más Kefás le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre. 

Kefás acude al llamado, a la revelación del Ruaj/Espíritu y entra a la casa de Cornelio, el cual hizo una reverencia como acostumbraban hacer los militares romanos delante de un superior casi un acto de adoración.  Kefás no accede a tal reconocimiento y demuestra con hechos su humildad.

Maaseh/Hechos 10:27-28

-          Y hablando con él, entró, y halló a muchos que se habían reunido.  Y les dijo: Vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío juntarse o acercarse a un extranjero; PERO A MÍ ME HA MOSTRADO ELOHE QUE A NINGÚN HOMBRE LLAME COMÚN O INMUNDO.

He aquí la clave del asunto: YHVH (ADONAI) no le estaba mostrando a Kefás la posibilidad que comiera animales inmundos. YHVH le estaba mostrando en el lienzo un mandamiento o tradición rabínica que ni siquiera se originaba en la Toráh la cual era el de no mezclarse con los No Yehudim (judíos), y HASTA ESE MOMENTO KEFAS HABIA RESPETADO ESE DOGMA. 

Esta visión no fue dada para que los discípulos ahora creyeran que se puede comer de todo, sino para que los judíos dejaran su escrúpulo tradicional, en el sentido de que no se juntaban con los gentiles.   En muchos pasajes de la Escritura se dice o se trasluce el que los judíos consideraban abominable el juntarse con un Goi/gentil, como se ve Hechos 10:28.  Eso de no juntarse con los gentiles no era un mandamiento de Dios, sino una costumbre que ellos habían adoptado, uno de sus dogmas que habían sido creados como cerca protectora, pero que había sido llevada al extremo.   Y esto mismo viene sucediendo en muchos grupos mesiánicos o de raíces hebreas que ahora se consideran superiores a los gentiles y viven condenándolos, atacándolos, apartándose incluso de familias y seres queridos para no “contaminarse” con su paganismo.    Nada que ver con el mensaje de las Escrituras y el Testimonio de los Emisarios.

Las palabras de Kefás dejan en claro la interpretación de la visión:

-          Y les dijo: Vosotros sabéis que es abominable a un varón judío juntarse o llegarse a extranjero; más me ha mostrado Di-s que a ningún hombre llame común o inmundo” (Hechos 10:28)

Algo que quiero observen aquí igual es que para Kefás reconocer a Yeshúa como El Mesías y para que ahora bajo la nueva alianza el supiera que procede y que no EL QUE TRATO CON EL FUE EL ETERNO MISMO POR SU RUAJ/ESPIRITU, Kefás representa a los judíos, así que dejemos que El Eterno haga la obra con ellos y no andemos condenando sus costumbres y tradiciones, pues la que emanan de la Toráh nosotros mismo las tendremos que abrazar y las que no ellos mismos por el Ruaj/Espíritu las dejaran.  Así también con Yeshúa si lo admiten o no será asunto del Eterno con ellos no de nosotros ni de ningún líder mesiánico o cristiano.   Así que esos mesiánicos que andan condenando judíos no se están dirigiendo por el Ruaj de Elohim (Espíritu de Di-s) como tampoco si andan condenando cristianos los cuales no conocen ni saben de la Toráh.  

Para cambiar esa actitud contra los gentiles, en los discípulos que aún seguían guardando ese dogma rabínico, es que El Abba Olam (Padre Eterno) le dio a Kefás esta visión.   Por eso, al mostrarle YHVH (ADONAI) el lienzo y retirárselo SIN QUE COMIERA, YHVH le estaba dando una lección a Kefás (y a cualquiera de nosotros); “los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo” no eran simplemente animales, era el concepto que tenía los “líderes judíos” de aquellos que NO COMPARTÍAN SU RELIGION.   En tal sentido, YHVH le dice a Kefás: “A NINGÚN HOMBRE LLAMES COMÚN O INMUNDO”.   

Maaseh/Hechos 10:34-35

Entonces Kefás, abriendo la boca, dijo: EN VERDAD COMPRENDO QUE ELOHA NO HACE ACEPCIÓN DE PERSONAS, SINO QUE EN TODA NACIÓN SE AGRADA DEL QUE LE TEME Y HACE JUSTICIA (guarda la Toráh) y si nuestra JUSTICIA no es mayor a la de los Escribas y los Fariseos para guardar, obedecer y cumplir la Toráh, no entraremos en el reino de los cielos (Testimonio de Matitiahu/Mateo 5:17-20)

Kefás comprendió las palabras “Lo que Elohim/Di-s/Juez Supremo limpió, no lo llames tú común”… y esas palabras no eran relacionadas a comidas, a alimentos sino a que “ELOHA NO HACE ACEPCIÓN DE PERSONAS, SINO QUE EN TODA NACIÓN SE AGRADA DEL QUE LE TEME Y HACE JUSTICIA”, es decir, la visión estaba relaciona con PERSONAS que YHVH iba a tomar en consideración para su Plan de Salvación.   Esta situación vivida, experimentada por Kefás en casa de Cornelio, no cayó bien ante los ojos de los que “eran de la circuncisión”; por tal, razón Kefás tuvo que explicarle cual es la voluntad de Eloha, que repito, NO TENÍA QUE VER CON COMER ANIMALES IMPUROS.

Leamos: Maaseh/Hechos 11:1-18

Oyeron los apóstoles y los hermanos que estaban en Judea, que también los gentiles habían recibido la palabra de Eloha.  Y cuando Kefás subió a Yehrushalaim, DISPUTABAN CON ÉL LOS QUE ERAN DE LA CIRCUNCISIÓN, DICIENDO: ¿POR QUÉ HAS ENTRADO EN CASA DE HOMBRES INCIRCUNCISOS, Y HAS COMIDO CON ELLOS? Entonces comenzó Kefás a contarles por orden lo sucedido, diciendo: Estaba yo en la ciudad de Jope orando, y vi una visión; algo semejante a un gran lienzo que descendía, que por las cuatro puntas era bajado del cielo y venía hasta mí.   Cuando fijé en él los ojos, consideré y vi cuadrúpedos terrestres, y fieras, y reptiles, y aves del cielo. Y oí una voz que me decía: Levántate, Kefás, mata y come. Y dije: YHVH (ADONAI), no; porque ninguna cosa común o impura entró jamás en mi boca.   Entonces la voz me respondió del cielo por segunda vez: Lo que Eloha limpió, no lo llames tú común. Y esto se hizo tres veces, y volvió todo a ser llevado arriba al cielo.  Y he aquí, luego llegaron tres hombres a la casa donde yo estaba, enviados a mí desde Cesárea. Y el Ruaj/Espíritu me dijo que fuese con ellos sin dudar. Fueron también conmigo estos seis hermanos, y entramos en casa de un varón, quien nos contó cómo había visto en su casa un ángel, que se puso en pie y le dijo: Envía hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Kefás; él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa. Y cuando comencé a hablar, cayó el Ruaj Ha’Kodesh sobre ellos también, como sobre nosotros al principio. Entonces me acordé de lo dicho por el Maestro Yeshúa, cuando dijo: Ionahan/Juan ciertamente hizo inmersión en agua, mas vosotros seréis sumergidos con el Ruaj Ha’Kodesh. Si Eloha YHVH, pues, les concedió también el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Maestro Yeshúa Mashíaj, ¿quién era yo que pudiese estorbar a Eloha?  Entonces, oídas estas cosas, callaron, y exaltaron (glorificaron) a Eloha, diciendo: ¡De manera que también a los gentiles ha dado Eloha arrepentimiento para vida!

Conclusión:


¿Cuál era la obra de Eloha?, ¿Convertir los animales impuros en animales limpios? NO. LA OBRA DE ELOHE ERA Y ES: “¡que también a los gentiles se le ha dado arrepentimiento para vida!”. Más tarde, Kefás vuelve a levantar la voz para decir: “Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Eloha escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra de la buena nueva y creyesen. Y Eloha, que conoce los corazones, les dio testimonio, dándoles el Ruaj Ha’Kodesh lo mismo que a nosotros; y ninguna diferencia hizo entre nosotros y ellos, purificando por la fe sus corazones” (Maaseh/Hechos 15:7-9). Por lo cual, por tercera vez, Kefás, NO HACE REFERENCIA A QUE YHVH LE PERMITIÓ COMER ANIMALES IMPUROS, sino que la obra de YHVH era que todos Iehudim (Judíos) como no Iehudim (No Judíos), TUVIERAN ACCESO A LA PUREZA DE SUS CORAZONES POR MEDIO DE LA EMUNAJ/FE en la obra del Mesías Yeshúa y fueran parte del Israel del Nuevo Pacto.

Para terminar, el lienzo con animales es igual a un lábaro o bandera, los mexicanos imaginen en el lienzo al águila con la serpiente, animales no aptos para comer, El Abba Olam (Padre Eterno) estaba también mostrando a Kefás LAS NACIONES, no solo las personas, sino también reinos, países, naciones, pueblos, de los cuatro puntos cardinales que vendrían al conocimiento de Elohim (Di-s/Juez Supremo) y de su Toráh, abandonado sus pecados (transgresiones de la Toráh) (1 Juan 3:4) por medio del perdón a través del Mesías Yeshúa quien apareció para quitarnos el pecado no para quitarnos la Toráh.   Los 6 hermanos que acompañaron a Kefás un judío completo y pleno con Mashíaj, representan las 6 ramas de judaísmo existentes ayer y hoy que serán testigos y participaran de este plan divino de bendecir a las naciones mediante la fe judía. 

 
  Hoy habia 3 visitantes (40 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=