OR TESHUVA
  Descripción del Judaísmo
 

Descripción del Judaísmo

Introducción:

El hombre busca en la religión la respuesta a los enigmas recónditos de la condición humana, que hoy como ayer conmueven íntimamente su corazón y establece de modo diverso su relación con el misterio que envuelve nuestra existencia.   Las diversas religiones son la expresión de esta búsqueda por parte del hombre en su necesidad de Di-s, mientras que la fe judía tiene su base en la Revelación por parte de Di-s.    Esta es la diferencia esencial en relación con ellas y a esta revelación hoy se le conoce como: JUDAISMO.   El judaísmo es tradición, es historia y costumbres, el judaísmo tiene que ver con una nación, con una patria, con un lugar de origen que se llama Israel. (Israel pueblo, Israel tierra, Israel nación): Finalmente, hablamos del judaísmo como una civilización que abarcaría a todos estos aspectos recién mencionados: el lenguaje, el pueblo, la nación, la tierra, un destino común, un origen común y fundamentalmente una línea de ideas y principios de vida que nos llevan a todos a ser, tal vez, un poco mejores en esta tierra.

El judaísmo es la más antigua de las tres religiones del Libro.    Se denominan así el judaísmo, el Cristianismo y el Islam porque dan gran importancia a un libro, en el que creen que se expone la revelación de Di-s a los seres humanos.    Ese libro es la Biblia para los judíos y los cristianos, y el Corán para los musulmanes.

Origen del Judaísmo

El judaísmo es una de las religiones de mayor antigüedad de las que aún se practican.   Tiene más de cuatro milenios de historia.   Pero el que haya perdurado tanto tiempo y que muchos judíos actuales se identifiquen, por ejemplo, con los que vivieron en la época del rey David, hacia el año 1000 antes del Mesías, no quiere decir que esta religión no haya experimentado transformaciones.    Las diásporas y persecuciones e incluso las mezclas con personas de otras naciones han modificado ciertas cosas del judaísmo antiguo con el judaísmo de hoy.     Diferentes circunstancias históricas han marcado al judaísmo, que en la actualidad tiene unos dieciséis millones de fieles, concentrados principalmente en Estados Unidos y el Estado de Israel.

Di-s habla a Abraham y le dice q hagan una alianza.   Abraham acepta todas las condiciones y marcha a Canaan (la tierra que Di-s le prometió a cambio d que nada mas creyera en él como un único Di-s y se sujetará a su voluntad).    Abraham tiene un hijo con Sarah y le ponen Isaac, Isaac tiene un hijo con Rivkah y le ponen Yaakov.   Yaakov se pelea con un ángel de Di-s y le gana.    Por tal hazaña, El Eterno decide cambiarle el nombre a Yaakov por Yishra’el (Israel). Israel tiene 12 hijos (entre los cuales está Juda), los cuales a su vez tienen hijos propios.    Esos hijos van a Mizrahim (Egipto) a vivir, y un faraón decide esclavizarlos.    Nace Moshé libera al pueblo de Israel d Egipto y los lleva hacia el Sinai.   En el Sinai, Moshé completa la alianza de Di-s con los descendientes d Abraham al entregarles la Toráh de entre los cuales 10 dichos fueron oídos por todos en su boca en 70 idiomas distintos y otros mas fueron dictados a Moshé al no ser soportada la voz de Adonai por el pueblo.   Ellos tuvieron una relación personal con El Eterno y en consecuencia El Eterno dio a nuestros padres una religión, una fe, una creencia, una forma de vida.

-          El Di-s de este pueblo de Israel escogió a nuestros padres y enalteció al pueblo, siendo ellos extranjeros en tierra de Egipto y con brazo levantado los sacó de ella (Maaseh/Hechos 13:17)

Los israelitas parten del Sinai a Canaan (regresan a Canaan después d varias generaciones) y se dividen la tierra entre los descendientes de las 12 tribus.    Después d varias guerras e invasiones, y a causa de su desobediencia a Di-s, 10 tribus o casas de Israel son asimilados religiosa y culturalmente excepto 2 Tribus: La Casa de Benjamín y la casa de Yehudá.    Al ser la tribu de Juda mayoritaria a los israelitas paso a llamárseles de Juda (Alabanza) y a las gentes de ese pueblo se les llamo Yehudim – judíos (adorador de Di-s). Jerusalén es la capital de Yehudá y queda como el único centro de la ortodoxia israelita en el culto al Eterno y en la observancia de la Toráh proclamada de Moshé (o ley de Moisés).    En el año 70 y tantos, el emperador romano Tito se enoja y saca a todos los judíos d su país (Juda). Los judíos deciden mantener sus tradiciones e identidad, guiados por la secta de los fariseos los cuales dan origen a la observancia judía rabínica, y se van a distintas partes del mundo, es así como se establecen las distintas sinagogas en el mundo mencionadas en los Escritos Mesiánicos (Nuevo Testamento).    La observancia religiosa judía sigue descansando en el ámbar de la Toráh.     El resto de la historia ya es conocida.

Formación del Judaísmo

El judaísmo como religión es la primera religión monoteísta de la humanidad y se fundamenta en 613 principios que son llamados preceptos, mandamientos de Di-s.    Estos mandamientos fueron entregados a través de un texto, el texto escrito en el Pentateuco o Toráh, que pasaron a ser la esencia del pensamiento judío y son justamente lo trascendente en el judaísmo.    Para el judaísmo, las naciones y las personas que viven de acuerdo a los preceptos son los justos del mundo, sean judíos o no judíos, es por eso que no son proselitistas, aunque cualquiera puede convertirse a esta fe, si así lo desea verdadera y honestamente hablando está todo dispuesto y preparado para ello a lo largo de estos 3000 años de historia.    No se trata de “salvar almas” mediante la conversión al judaísmo porque en esta religión y en esta fe, la salvación es un asunto que compete a Di-s y las personas o como hemos oído en el cristianismo “es un asunto personal” los seres humanos se salvan depositando su confianza en Di-s, dependiendo de su conducta ante los ojos de Di-s y a través de la observancia de los mandamientos estipulados en la Toráh, sin embargo debido a que el corazón del hombre siempre se ha rebelado, Di-s ha prometido pagarse así mismo la deuda que el hombre tenía para con El y lo ha hecho a través de Yeshúa.

Vivir de acuerdo al judaísmo no es fácil; los mandamientos y los preceptos divinos exigen cumplimiento, estudio, reflexión y profundidad.   La mayoría se refieren a las leyes del que hacer diario, el amor al prójimo, santidad para la vida, el poder ayudar al otro, el confortar a los deudos, el poder visitar a los enfermos, el poder ayudar a los menesterosos, a la viuda, al huérfano, la sexualidad correcta, a todo aquel que necesita un abrazo, una mano; a todo aquel que está en desdicha y en sufrimiento: exigen la obediencia y el cumplimiento.    La ética en el judaísmo no es simplemente no harás el mal a otro.

La ética para un judío implica más allá de no hacer el mal, una búsqueda activa y constante de hacer el bien, no basta con quedarse en casa sin hacer el mal a nadie o simplemente viviendo sus vidas sin meterse en la vida de los demás; sino exige: sal a buscar aquellos que te necesitan, sal a salvar aquellos que ocupan la salvación, busca hacer el bien, busca hacer la felicidad ante los ojos de Di-s y la felicidad de los hombres es la felicidad de Di-s.    Los principios básicos del judaísmo son cuatro:
Di-s, El Mesías, la Toráh, e Israel.   Cuando hablamos de Di-s en el concepto judaico partimos de la base de que la vida del hombre no le pertenece, depende de quien se la ha dado, y este ha sido el creador Di-s Todopoderoso.    Desde este punto de vista el hombre no es el dueño del mundo, ni el hombre posee el sentido total que está más allá de él y de sus conocimientos.

Judaísmo Hoy

El término judaísmo se refiere a la religión o creencias, la tradición y la cultura del pueblo judío.   Es la más antigua de las tres religiones monoteístas más difundidas (junto con el cristianismo y el Islam), conocidas también como «religiones del libro» o «abrahámicas», y la menor de ellas en número de fieles.    Del judaísmo se desglosaron, históricamente, las otras dos.    Aunque no existe un cuerpo único que sistematice y fije el contenido dogmático del judaísmo como lo tiene el cristianismo (aunque toda la doctrina cristiana en su gran mayoría son conceptos venidos del judaísmo), su práctica se basa en las enseñanzas contenidas en la Toráh, también llamado Pentateuco, compuesto, como su nombre lo indica por cinco libros.    La Toráh o el Pentateuco a su vez, es uno de los tres libros que conforman el Tanak (o Antiguo Testamento, según el cristianismo), a los que se atribuye inspiración divina.

Juega también un papel importante en la práctica religiosa la tradición oral que, según las creencias fue entregada a Moisés junto con la Toráh y conservada desde su época y la de los profetas.   La tradición oral rige la interpretación del texto bíblico; la codificación y comentario de esta tradición ha dado origen a la Mishná, al Talmud y a un enorme cuerpo exegético, desarrollado hasta el día de hoy por los estudiosos.   El compendio de estos textos forma la denominada Ley Judía o Halajá.   El rasgo principal de la fe judía es la creencia en un Di-s omnisciente, omnipotente y providente, que habría creado el universo y elegido al pueblo judío para revelarle la ley contenida en los Diez Mandamientos y las prescripciones rituales de los libros tercero y cuarto de la Toráh.   Consecuentemente, las normas derivadas de tales textos y de la tradición oral constituyen la guía de vida de los judíos, aunque la observancia de las mismas varía mucho de unos grupos a otros ya que el judaísmo se ha fraccionado en varias ramas distintas de entre las cuales solo el judaísmo ortodoxo ha permanecido fiel a La Toráh y a la esperanza de la pronta venida del Mesías.

En los tiempos de Yeshúa, había seis tipos de judaísmo, llamados: Fariseos, Saduceos, Esenios, Herodianos, Zelotes y Samaritanos.   Los Fariseos eran los judíos más apegados a la Ley de Elohim y a la tradición de los ancianos, de echo Yeshúa fue un Rabino Fariseo, los saduceos eran los sacerdotes del Templo, quienes mas que descender del sacerdocio levita lo eran por haber comprado el oficio o pertenecer a las familias adineradas del pueblo, los esenios eran grupos de judíos que se separaban de su contorno social viviendo en tipos de monasterios, los herodianos, eran los judíos que se habían mezclado con los romanos por cuestiones de política, los zelotes eran judíos revolucionarios, se dedicaban a las revueltas contra los romanos, por lo que su afán era netamente secular, y por ultimo están los samaritanos, estos eran descendientes de judíos pero con practicas paganas ya que eran judíos mezclados con gentiles.   Estos grupos de judaísmo buscanban ver cumplida la esperanza mesiánica tan anhelada.   En esta escena apareció Yeshúa y su forma de enseñanza trajo a escena una rama más del judaísmo: El Judaísmo Nazareno  llamado en su tiempo La Secta de los Nazarenos. Un movimiento mesiánico dentro de Israel que vio cumplida su esperanza.   Aunque algunas religiones descienden de cada uno de estos tipos de judaísmo todas han perdido con el paso del tiempo su identidad, raíces y originalidad.

Actualmente, existen varias doctrinas derivadas del judaísmo.   El judaísmo a lo largo de la historia se ha dividido en diferentes grupos, lo que no significa que sus relaciones con diferentes comunidades se pierdan; por el contrario, el judaísmo está muy unido en torno a sus comunidades.   Entre ellos están:

- Judaísmo ultraortodoxo

También conocido como haredí; presenta dos diferencias doctrinales con el ortodoxo, una práctica especialmente devota, y su distanciamiento del sionismo. Tiene dos grandes subdivisiones:

 a) Jasidismo

El judaísmo jasídico es un movimiento ultraortodoxo.   El Jasidismo fue creado en Polonia a principios del siglo XVIII.   Su fundador fue el rabino Israel ben Eliezer, también conocido como el "Baal Shem Tov".   Los seguidores del Jasidismo desearon crear un judaísmo más alegre y menos académico. Actualmente están divididos en múltiples tendencias y algunos con costumbres aun por encima de La Toráh y hasta oponentes a la misma.

b) Mitnagdismo

También ultraortodoxos, los mitnagdím (del hebreo מתנגדים, oponentes), por el contrario, rechazan algunas posturas del Jasidismo, como el estudio intensivo de la parte oculta de la Toráh. Es una corriente más unificada.

- Judaísmo ortodoxo

Desciende del antiguo judaísmo, se puede decir que conserva su originalidad y raíces, se ha conservado fiel a la Toráh y a la esperanza de la venida del Mesías, las tradiciones del antiguo pueblo de Israel siguen presentes, proveniente del movimiento fariseo de los tiempos de Yeshúa.   El judaísmo ortodoxo (legal - derecho) presenta la religión como una unidad, sin corrientes alternas, y como un estilo de vida regido por la Ley Suprema.   De aquí que se conozca como ortodoxo al judío que cumple con todos los preceptos entregados, siendo que el significado de la palabra ortodoxo es: "generalmente aceptado, posición de ideas que son aprobadas por todos".

Considera que las leyes fueron entregadas no solamente a esta generación, sino también dirigidas a todos sus descendientes, y contienen en sí todas las facetas que se puedan pensar que requieran su aplicación.   Por ende, todos los avances de la tecnología moderna y la ciencia no hacen "obsoleta" a ninguna de estas leyes; al contrario, ayudan a su cumplimiento con mayor facilidad.   Afirma que la Toráh (Pentateuco) no representa un símbolo ni es un conjunto de sermones para el judío, sino un programa de vida, para aplicarse a cada momento.

Se basa en el amor al prójimo, enfatizándose en la tolerancia y comprensión y la preocupación por ayudar a todos y cada uno de los miembros de la comunidad - todo esto dentro del cuadro de las obligaciones que impone la Toráh escrita y oral.

- Judaísmo conservador

También conocido como judaísmo masortí o tradicionalista (del hebreo masóret, מסורת "tradición").   Este movimiento se formó en los Estados Unidos a través de la fusión de dos grupos distintos: los judíos reformados, que se oponían al rechazo de la ley judía, y los judíos ortodoxos, que se habían alejado de la ley oral.   Enfatizan que los judíos constituyen una nación, de la misma manera que una religión y su observancia de la ley es limitada.   Los conservadores no siguen la ley judía en su totalidad, sino que se inclinan hacia una libre interpretación, no siempre basada en la tradición de los sabios.   Esto le ha llevado ha ser un judaísmo mezclado.

- Judaísmo reformista o reconstruccionista

El judaísmo reformista (también llamado "reformado", "progresista", "progresivo" y "liberal") defiende la autonomía individual en lo relativo a la interpretación de los preceptos religiosos.   Con todo, entre los judíos reformados existen los siguientes planteamientos:   Rechazo de la segregación sexual y defensa de los derechos de la mujer.   Hombres y mujeres rezan en las sinagogas reformadas de manera conjunta.    Ausencia de integrismo en su interpretación de los preceptos religiosos.   Dichos preceptos fueron escritos por personas influidas por su sociedad, y no debe realizarse una interpretación literalista, sino adecuada al contexto.    Fuerte compromiso social    Consideración del Mesías como símbolo de una sociedad idílica en la que se cumplen los principios de paz y fraternidad, y no como una persona individual que instaurará dicho orden.

- Judaísmo Caraíta

Caraíta, etimológicamente del hebreo Karaim, significa "Seguidores de la Escritura".    El judaísmo caraíta tiene como libro sagrado a la Biblia hebrea. La interpretación de la Escritura debe ser individual.   No acepta ningún otro escrito, como la Mishnáh o el Talmud, ni la tradición oral rabínica.    Surgió en el siglo VIII en Palestina con Anán Ben David, se considera a este grupo como ortodoxo, ya que sigue todos los asuntos del judaísmo ortodoxo siempre y cuando estén apegados a la Toráh y no a las reglas, dogmas, enseñanzas o imposiciones de hombres.   El judaísmo caraíta es “solo la Toráh”, como esta Escrito, así es y no hay nada que interpretar, acomodar o modificar.»

- Judaísmo humanista secular

Los judíos seculares son aquellos que pertenecen al pueblo judío por ascendencia familiar, en concordancia con las leyes del judaísmo para ser reconocidos judíos, hijos de madre judía, de sangre judía, con apellidos judíos pero sin embargo se esfuerzan poco o nada por practicar las leyes judías.   La mayoría de los judíos seculares son indiferentes al judaísmo, el cual forma parte relativamente pequeña de su identidad   El judaísmo humanista secular es una corriente que ve al hombre como centro del mundo y de la vida judía, a diferencia de las otras corrientes que subrayan la centralidad de Dio’s. Para los judíos humanistas seculares la religión y sus leyes no necesariamente deben regir el comportamiento del individuo.   Esta corriente destaca los valores humanistas universales, que se basan históricamente en las fuentes judías.   Los distintos libros del judaísmo son remarcados como fuentes de inspiración para los conceptos de libertad, justicia, justicia social, solidaridad, respeto y ayuda al prójimo, tolerancia y demás.

Esta corriente, al igual que la reforma, es uno de los intentos de adaptar el judaísmo y compatibilizarlo con las distintas posibilidades de identidades seculares y nacionalistas, que surgen como consecuencia de la revolución francesa.

Conclusión:

De las grandes religiones monoteístas existentes en la actualidad, el judaísmo ortodoxo es la que posee más antiguas raíces.   De su seno brotó el cristianismo, en tanto que el Islam adoptó diversos elementos judaicos y reconoció como profetas a Abraham y Moisés.   El judaísmo es la religión de los judíos, israelitas o hebreos, y abarca tanto las creencias como las costumbres y el estilo de vida propios de esta comunidad étnica, mantenidos con constancia y flexibilidad a través de las vicisitudes de cuarenta siglos de existencia

Otra de las características del judaísmo ortodoxo – caraíta, que lo diferencia de las otras religiones monoteístas, radica en que se considera no sólo como una religión, sino también como una tradición y una cultura.   Las otras religiones trascienden varias naciones y culturas, mientras que el judaísmo se considera la religión y la cultura de un pueblo específico.   El judaísmo no exige de los no judíos unirse al pueblo judío ni adoptar su religión.   La religión, la cultura y el pueblo judío pueden considerarse conceptos separados, pero están estrechamente interrelacionados. La tradición y la cultura judía son muy diversas y heterogéneas, ya que se desarrollaron de modos distintos en las diferentes comunidades, y cada comunidad local incorporó elementos culturales de los distintos países en los que vivieron los judíos a partir de la dispersión (dispersos de sión).

 

 
  Hoy habia 2 visitantes (77 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=