OR TESHUVA
  El MESIANISMO
 

De la pluma del Moréh:

El Mesianismo como movimiento religioso es Judaísmo Nazareno, y es el nombre histórico y bíblico para esta fe fuera de Israel, en tierras extranjeras, el Mesianismo se está desarrollando a pasos agigantados produciendo transformaciones en los ámbitos teológico y espiritual en todas las áreas de la fe monoteísta, tanto del lado del cristianismo y los cristianos como del lado del judaísmo y los judíos.    Los primeros porque están siendo inquietados al oír que muchos cristianos se están “judaizando” aparentemente como resultado del mensaje del judaísmo nazareno que ha dado lugar a este movimiento mesiánico entre las naciones.    De una manera más clara,  el cristianismo se siente bajo “amenaza” con el mensaje mesiánico que llama la atención a ciertos conceptos y prácticas cristianas por siglos aceptadas pasivamente ya que por primera vez se están revisando críticamente.   Mesianismo entonces es como movimiento religioso la restauración de las raíces hebreas y del judaísmo nazareno en las congregaciones locales ya sean del cristianismo o del judaísmo.

No solamente el cristianismo siente “la amenaza” a su mensaje sino también el judaísmo comienza a inquietarse con el avance del movimiento mesiánico por dos razones, la primera porque hoy los judíos ven el resurgimiento de una rama de judaísmo que aparece en sus registros incluyendo el Talmud (Reglamentaciones Rabínicas), denominada como los Natzratim/Nazarenos (seguidores del Rab Yeshúa de Nazaret) una rama que para ellos dejo de ser judaísmo y paso a ser cristianismo (Notzrím) (cristianos) pero que hoy a la vista de los judíos parece desgajarse del cristianismo para retornar a su lugar el judaísmo.   La otra razón es porque hoy los judíos ven en las otras naciones el despertar de un pueblo que dormido por el letargo cristiano comienza a volver a su verdadera identidad su identidad Israelita y aún en contra de la mentalidad judía de que si no son circuncidados físicamente no pueden vivir ni hacer nada Israelita viven como tales  por medio del Mesías Yeshúa y los “celos” comienzan a presentarse.

Tenemos que aclarar que usamos el término “Mesianismo”, por dos razones necesarias:  Primera, por falta de una mejor palabra que nos permita explicar la identidad de la fe que sostenemos como creyentes no judíos acerca de Yeshúa ben Yosef, como aquel profeta anunciado por Moshé/Moisés o el Mesías anticipado por los profetas posteriores, no es nuestra intención usar o añadir el término “Mesianismo” para indicar la existencia de una nueva o diferente religión que la dada a Israel, sino para subrayar nuestra absoluta convicción de que El Mesías del cual nos hablaron los profetas, ha sido ya revelado en la persona de Yeshúa Ben Yosef y nos será revelado de nuevo como Yeshúa ben David.   Segunda es el término que mejor se refiere para distinguir a los creyentes de origen gentil (no judíos) que abrazan el judaísmo nazareno.  Así pues, no estamos hablando de una religión distinta, sino de la misma como la continuación profética de aquella larga expectación mesiánica judía que desde los días de nuestros padres hasta el día de hoy dentro del judaísmo ortodoxo entre otras ramas de judaísmo ha sostenido viva la esperanza de la redención final de nuestro noble pueblo judío.   Y como la mejor palabra que expresa esa expectación en la lengua sefardita es “Mesianismo” la usamos para subrayarla y afirmarla como el corazón mismo de nuestra fe en la redención que es por medio del Mashíaj, según la voluntad del Eterno.  

Hoy, existen muchas voces que ignorantes de la hora en que vivimos nos quieren entretener en el camino, para arrastrarnos a debates interminables que no edifican sino que nos roban el tiempo y la visión para no hacer ni decir lo que es preciso en esta hora de definiciones que atraviesa el mundo, por tal razón no es nuestra costumbre debatir con nadie, el que quiera oír este mensaje mesiánico proclamado por el judaísmo nazareno lo escuchara, el que quiere persistir en su mensaje cristiano u otros adelante que lo haga.   Nuestro trabajo está dedicado a aquellos discípulos que recibiendo el llamado de Di-s en este tiempo están siendo preparados para ser esa iglesia que saldrá a recibir al Mesías Judío a las nubes una novia ataviada judíamente (Qorintiyim Bet/2 Corintios 11:2-2) (Efesiyim/Efesios 5:25-27) y no a aquellos creyentes que temiendo a Di-s persisten en sus doctrinas cristianas y serán esa iglesia que aunque no saldrá a las nubes a recibir al Mesías si estará como invitada a las bodas del cordero (Hitgalút/Apocalipsis 19:9).   

Tal vez lo mencionado anteriormente parezca extraño pero no tiene nada de nuevo, en el cristianismo se habla de la iglesia que se va en el rapto y la iglesia que se queda, sin embargo lo que no se ha percatado es el lugar de ambas.   Es de notarse que si Yeshúa es obediente en todo al Padre (Yohanán/Juan 8:29) (15:10) el no puede casarse con una iglesia ataviada muy paganamente (prostituida doctrinal y espiritualmente) el tendrá que casarse con una hija de Israel (Bemidbar/Números 36:6-9) (Qorintiyim Bet 6:14-18) ¿y los demás que creyeron? ¿Qué hay de ellos? Por su fe sincera en Yeshúa, serán salvos.

Es nuestra convicción que el presente material en el cual describiremos como movimiento religioso del lado de los gentiles (no judíos) al Mesianismo a la luz de las Escrituras como de las exposiciones de maestros del tema, servirá de material de formación y educación para bien de todos los que han tomado en serio la restauración y la promesa de redención de Israel y el mundo en el contexto de una profecía cuyo cumplimiento ha llegado.

 
  Hoy habia 13 visitantes (21 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=