OR TESHUVA
  No es Sectarismo
 

No somos una secta

Introducción:

Como era de esperarse, la reacción del cristianismo al ver al judaísmo nazareno resurgir dentro de muchas de sus congregaciones locales, en sus distintas denominaciones o ramas, acusa de haber caído en sectarismo a todos aquellos cristianos que dicen volverse a las raíces hebreas de la fe cristiana abrazando el Mesianismo.   

Sin embargo y a pesar de su ignorancia, lo que los cristianos nominales no saben, es que están dando de nuevo el nombre bíblico para un grupo religioso, tal cual se le denominaba en el siglo I y II: La Secta de los Nazarenos.

Definición Bíblica del término: Secta

La palabra hebrea para secta es “Kat” traducida al griego como “Hairesis”.   Su raíz hebrea sugiere la idea de “elección”, ¿Elección de qué? De cierto tipo de interpretación o razonamiento legal para resolver una disputa sobre asuntos relacionados con la Toráh y su interpretación.   Así púes, algunos rabínos “seleccionaron” cierto tipo de interpretación que formó una escuela de pensamiento en particular que vino a ser un “Kat” en griego “Hairesis” y en castellano “Secta”, esto es, la manera de cómo debía entenderse o interpretarse y aplicarse ciertos asuntos relacionados con la Toráh, y la Halaja (Código de Ley Judía), para determinar la manera apropiada por la que debe conducirse una comunidad o familia judía o simplemente un miembro de aquéllas.

Así pues, tenemos en el judaísmo del tiempo de Yeshúa seis sectas denominadas, los Perushim/Fariseos (Separados) (Maaseh/Hechos 15:5), los Tzadokim/Saduceos (Rectos) (Maaseh/Hechos 5:17), los Qanaím/Zelotes (Testimonio de Uri/Lucas 6:15) (Maaseh/Hechos 5:37) (Celosos), los Esením/Esenios (Ascéticos) (Bautistas), los Anshé Horodos/Herodianos (Liberales) (Testimonio de Matityahu/Mateo 22:15-16) y los Shomronim/Samaritanos (Mezclados) (Testimonio de Yohanán/Juan 4:39). 

La “Kat” o “Hairesis” o “Secta” de los fariseos mayoritaria, significo la solución dada a ciertas controversias relacionadas entre otras cosas, por ejemplo con qué tipo de cuerpo legal debería usarse como modelo para la interpretación de las Escrituras.   Estas disputas Halájicas dieron la oportunidad a los diferentes estudiantes de “seleccionar” los argumentos de las partes y así optar por pertenecer a un grupo o a otro grupo, con la intención de regir su vida según las reglas aprobadas para dicho fin, desde este punto de vista bíblico todas las organizaciones cristianas son sectas: “Escuelas de Pensamiento e Interpretación”.

Siendo que el judaísmo es sumamente práctico, la Halaja o forma de andar, vino a ser indicativo de las características y costumbres de ciertos grupos; de ahí el término “Camino” que se usó para identificar a los adherentes a la Escuela del Rab Yeshúa.    Así que “Kat” traducido al griego como “Hairesis” y luego al castellano como “secta” significa bíblicamente “elección de una escuela reglamentaria para orientar a través de ella, la forma de vida de ese grupo en particular, lo cual incluye sus costumbres y prácticas distintivas.  

Siendo que una enorme cantidad de judíos, si gente sencilla del pueblo, escribas, rabinos y sacerdotes tuvieron una “predilección” única hacia Yeshúa, su interpretación de las Escrituras y la manera que afirmaba debía aplicarse las Escrituras en la vida diaria, se constituyeron entonces en una “Kat”, en una forma de andar, en una secta, en un camino dentro del judaísmo pluralista del siglo I.

La Secta de los Natzratím/Nazarenos

El nombre que se dio originalmente a estos judíos seguidores del Rab Yeshúa de Nazaret  fue: “Ha ‘Kat ba ‘Derek” esto es “la secta de los del camino” (Maaseh/Hechos 9:2) ¿Quiénes eran estos? Judíos que “eligieron” a Yeshúa como su Rabino y se guiaban por sus enseñanzas.   Posteriormente al formarse como una rama más del judaísmo fueron llamados “Netzarím” de forma moderna hoy Natzratím (Maaseh 24:5) término no en referencia a un habitante originario de “Nazaret” los cuales eran llamados “Galileos” sino como referencia a los seguidores de el Rabino Yeshúa de Nazaret.    El término “Netzarím” tiene cercanía a la lingüística profética en referencia al Mesías:

-          Saldrá una vara del tronco de Isaí y un NETZER (rama) retoñara de sus raíces” (Yeshayahu/Isaías 11:1)

Sin embargo aquí, la referencia es al Mesías, el cual sería llamado ese Netzer, de donde toma origen la palabra “Natzrat” (Nazaret).    De ahí que Yeshúa sea llamado Natzrati y sus discípulos fueran llamados “Netzarím” y no como se acuña en el Talmud y otros libros como “Notzrím” (Cristianos) o “Netzrím” (Cristianos) pues estos términos aparecieron posteriormente en los registros rabínicos para acusar a todos aquellos profesantes de la surgida y separada nueva religión cristiana y es la forma despectiva para acusar a los seguidores de cualquier secta cristiana.  

Así pues, en el judaísmo del primer siglo, “Kat” o “Secta” significó la opinión de un grupo sobre un asunto determinado y que “técnicamente” lograba agrupar por lo menos a 120 varones y no mas plenamente identificados como miembros de la secta, así pues al exceder el número era formada una “sucursal” de ahí el término “sinagoga principal” y sinagogas.    Este mismo proceder fue realizado por la comunidad judío nazarena del siglo I, de ahí que veamos en el libro de Maaseh/Hechos a los 120 discípulos, no porque fueran 120 nada más sino porque la Congregación registraba a 120 varones con sus casas.    Cuando Shaúl/Pablo llego a Roma, su elección de los Netzarím fue visto como perteneciente a una secta judía (Maaseh/Hechos 28:22)

La Transición de “Elección” a “Herejía”

¿Cuándo el término “Kat” o “Secta” adquiere la connotación de “herejía”?  Shaúl/Pablo hace esta declaración:

-          Por esto te confieso: que según el Camino que ellos llaman “una secta”, así sirvo al Di-s de mis padres, creyendo todas las cosas que en la Toráh y en los Nevím están escritas” (Maaseh 24:14)

La traducción de los Escritos Originales en las versiones Reina Valera y King James en ingles, traducen el término “secta” como “herejía” no cabe duda que aquí los traductores ya introdujeron su concepto occidental respecto al término secta, así con muchos otros versos en las distintas traducciones.  

Recordemos que se nos ha advertido al respecto en Kefas Bet/2 Pedro 2:1:

-          Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente divisiones partidistas y destructivas y aún negarán al Señor que los rescató atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

Para comprender el texto, debemos tener presente en primer lugar que la primera carta de Kefas no fue dirigida a los creyentes de origen gentil sino a creyentes judíos. ¿Cómo lo sabemos? Por el destinatario de la carta que comienza diciendo:

-          A los expatriados de la dispersión en… (1 Kefas 1:1-2)

¿Quiénes son estos expatriados? Las ovejas perdidas de la Casa de Israel que habían sido asimilados entre las naciones gentiles (paganas/extranjeras).   Sin embargo la segunda carta de Kefas/Pedro, que estamos interpretando no fue dirigida a israelitas asimilados sino a los creyentes de origen gentil, no judíos, no israelitas.   Esto  es evidente por su lenguaje donde encontramos expresiones como esta:

-          “… a los que habéis alcanzado una fe igualmente preciosa como la nuestra”

Como vemos, estos no son judíos, sino a los que han alcanzado “una fe como la nuestra” es decir la fe monoteísta de los judíos.   En la segunda carta de Kefas (2:1) hay una comparación entre los falsos profetas que existieron dentro de la comunidad judía y la posibilidad real del surgimiento de falsos maestros entre las comunidades creyentes de origen gentil.  Estos falsos maestros tienen el potencial de introducir encubiertamente “Katot” o “divisiones partidistas” muy destructoras.   En otras palabras, intentarán arrastrar a los creyentes de origen gentil (no judíos) de su unión con la comunidad judía y sacarlos del olivo natural donde fueron injertados (Israel), esto es lo que expresan las palabras “dividirlos” “separarlos” y arrastrarlos hacia otro partido diferente con engaños y prodigios, sanidades y milagros similares a los efectuados por los profetas y el propio Yeshúa (Testimonio de Mateo/Matityahu 24:24).

-          Porque vendrán muchos, usando mi nombre y diciendo: yo soy el ungido y a muchos engañaran. (Matityahu/Mateo 24:5)

Dividirse, separarse de la fe ya establecida en Israel es visto como algo sumamente destructor, esto es lo que Shaúl/Pablo expresa, ¿Por qué? Porque según el judaísmo, puede haber diferentes escuelas de pensamiento o “sectas”, pero siempre un mismo judaísmo.   Está prohibido por la Toráh establecer un “Kat” o secta con vías a formar una religión distinta aparte del judaísmo, como término que indique el culto de los padres y profetas.    Por lo tanto, el peligro que estaba previniendo Kefas/Pedro era que los creyentes de origen gentil fuesen sacados y empujados a la creación de una religión fuera del Judaísmo, desconectada del Judaísmo y contraria al judaísmo, lo cual ya sería no una secta sino una herejía.   Es por ello que los judíos llaman a los cristianos de cualquier organización religiosa “Notzrím” mientras que a los judíos que siguen al Rab Yeshúa de Nazaret: Netzarím.

No olvidemos que Kefas había dicho a los creyentes de origen gentil (no judíos) que había algo importante que debía tener siempre presente:

-          Primero que todo deben entender esto: Ninguna profecía es de interpretación privada. (Kefas Bet 1:20)

Es decir, ustedes corren un grave peligro: comenzar a interpretar las Escrituras, ignorando lo que los profetas y los sabios de Israel han dado como explicación, todo lo cual ha sido revisado y establecido por El Rab Yeshúa y sus Emisarios (apóstoles).   Lo que Kefas está anticipando es una división partidista dentro del judaísmo que arrastre a los creyentes de origen no judío y esto es lo que hizo el cristianismo.

En términos simples, el cristianismo actual es una religión separada del judaísmo y diferente al mismo, porque sus forjadores los llamados –padres de la iglesia- separaron a los mesiánicos de entre las naciones del Judaísmo Bíblico y de Israel, debido al hecho de que el cristianismo histórico recién establecido en territorio romano conto con el respaldo político del imperio romano de características mundiales, se autodenominó “Católico” o “Universal” tanto que se pretendió que así fue la decisión de todos los apóstoles de establecerse como una religión para todo el mundo, incluyendo a los judíos muchos de los cuales a lo largo de la historia fueron forzados a convertirse al cristianismo luego del cristianismo católico surgió el cristianismo protestante en cualquiera de sus ramas.   

A partir de este hecho histórico, el término “Hairesis/Secta” es visto como una herejía, algo que desvía de la iglesia y consecuentemente era una falsa doctrina.   De ahí hoy podemos ver como las denominaciones que mantienen las doctrinas heredadas por la iglesia católica, llaman a cualquier grupo que enseñe algo distinto como Secta bajo la acusación de Herejía, de esa misma forma ve la iglesia madre (católica) a sus hijas separadas (denominaciones cristianas) como sectas heréticas.

Así pues la Iglesia Católica estableció un nuevo sentido al término “secta” en el Concilio de Nicea y desde ahí ese término a significado una perversión y deformación de la enseñanza de los padres de la iglesia y desde este argumento el Mesianismo es visto como una Secta, sin embargo a la luz de la Escritura podemos decir que no somos una Secta (Herejía) sino La Secta (Elección).     Esto es interesante, porque mientras protestantes y evangélicos tildan a algunos de movimientos sectarios y heréticos, ellos mismos son identificados así por la iglesia católica, y entre ellos igual se acusan de herejías, así mismo protestantes y evangélicos tildan a la iglesia católica de hereje.   Ahora bien si tomamos como referencia el significado católico dado al término “secta”, es decir lo que se desvió del original, de aquello que ya estaba establecido, entonces tenemos que hacernos algunas preguntas:

-          ¿Quién es el sectario, el católico o el protestante?

-          ¿Quién es el sectario, el protestante o el evangélico?

-          ¿Qué fue primero, el judaísmo, el catolicismo o el protestantismo?

Entonces, ¿Quién se separó de quien? ¿Quién imita a quien? ¿Quién abandono la fe original? ¿Por qué entonces el judaísmo o el Israelismo que afirma que Yeshúa Es El Mesías es visto como una herejía por algunos mayormente ignorantes del judaísmo y desinformados de la fe judía?

Conclusión:

Pensemos en esto: ¿Qué fue primero, el Judaísmo Bíblico o el Cristianismo Histórico? ¿Qué existió primero: el movimiento judío nazareno o el catolicismo? ¿El mesianismo o el protestantismo?   No perdamos la perspectiva histórica, cuando América no había sido descubierta ya en Israel se adoraba al Di-s único y verdadero, cuando Roma no era religión ya los profetas de Israel nos anunciaron al Mesías, cuando el cristianismo que predica a Jesús no existía ya un grupo de Judíos llamados “los nazarenos” proclamaban a Yeshúa como El Mesías Judío.   Cuando los bautistas surgieron en una panadería holandesa y los metodistas en la universidad de Oxford y más tarde los pentecostales en una calle de Azuza, ya los judíos bautizaban, sanaban y profetizaban por el Espíritu.

Si obviamente el judaísmo fue primero, ¿Quién se ha separado de quien? ¿Qué se ha desviado de qué?   Si desde ese punto vamos a decidir quién es una secta (herejía) entonces tanto el catolicismo como el protestantismo en cualquiera de sus ramas son sectas heréticas, aunque duela reconocerlo y no se quiera aceptar, seamos honestos en cuanto a la realidad.    Aquellos que acusan al movimiento mesiánico que se están dando entre el cristianismo desprendiendo a cientos de sus feligreses para re-incorporarlos a Israel y hacerlos volver al judaísmo según Yeshúa, pudieran estos acusadores estar proyectando su propia frustración teológica, su ignorancia histórica y tal vez su reconocimiento escondido de que el sectarismo no está en el judaísmo, sino en aquellos que se separaron de sus raíces hebreas originales.

Por lo tanto y partiendo de lo que “secta” significa hoy, es decir, lo que se ha desviado del tronco, lo que se ha apartado del principio y como el judaísmo es el tronco y el principio, entonces lejos de ser una herejía, el Mesianismo es una voz profética pidiendo a todos los que dicen conocer al Di-s de Israel y siguen al Mesías de Israel que regresen a la fe original de Israel, como ésta fue confirmada por El Mesías y sus Emisarios, el judaísmo nazareno.    El Mesianismo, es decir el Judaísmo Nazareno, que afirma que Yeshúa es el Mesías no es una “herejía”, es el formato original, es la fuente del río, no una desembocadura.   Por lo tanto el mesianismo no es una “herejía” en el sentido cristiano sino LA SECTA DE LOS NAZARENOS dentro del judaísmo.   El Mesianismo entonces es un movimiento de restauración del judaísmo nazareno en el lado de los creyentes de origen gentil (no judíos) y por lo tanto tiene la responsabilidad de educar a los creyentes no judíos en la fe de nuestro pueblo Israel, instruyéndoles en todo lo que ha sido confirmado por El Mesías mismo o a través de sus Emisarios/Apóstoles.

Con convicción podemos decir que como ministros mesiánicos que el Judaísmo Nazareno o Mesianismo no somos una “separación peligrosa” del judaísmo, sino todo lo contrario, somos la afirmación de que la expectación mesiánica anticipada por los profetas, ha comenzado a cumplirse en la vida de Yeshúa e irá en aumento hasta su consumación final cuando el mismo que fue tomado, nos sea enviado como Mashíaj El Rey.    Al mismo tiempo afirmamos que el Judaísmo Nazareno o Mesianismo no es ni una secta ni una herejía ni una separación del cristianismo por la simple razón que nunca ha sido parte de él, ni en intención ni en hecho histórico ha sido el cristianismo quien se ha separado del judaísmo por disposición de hombres y nunca por dirección divina.

 

 
  Hoy habia 5 visitantes (41 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=