OR TESHUVA
  El propósito de nuestra creación
 

El propósito de nuestra creación

Introducción:

La Escritura dice:

-          Porque todo, absolutamente todo en el cielo y en la tierra, visible e invisible… todo comenzó en Él y para los propósitos de Él. (Qolasiyim/Colosenses 1:16) (PAR).

El propósito de tu vida excede en mucho a tus propios conceptos de ella, si deseamos saber por qué estamos en este planeta, debemos empezar por Eloha.  La Palabra de Elohim en todo su contenido, contiene un mensaje esencial acerca de Él hombre como ser creado por El Eterno: Fuimos creados para Su voluntad y para Su propósito.

En consecuencia, la esencia de la vida y del propósito de ella se encuentra solo en aquel de quien esta procede (Yob/Job 12:10) (Tehilim/Salmo 36:9).   Muchos tratan de usar a Eloha para su propio beneficio, pero eso es antinatural y está condenado al fracaso.   Fuiste creado para Eloha no al contrario, la vida consiste en permitir que Él te use para sus propósitos y no que tú lo uses para los tuyos (Romiyim/Romanos 8:6).

El hombre como ser creado

Habiéndose descubierto en el medio de un universo maravilloso y siendo del más alto orden de las criaturas físicas, el hombre, naturalmente buscaría la forma de entender su propio origen tanto como el origen de todas las cosas existentes.   Dado que la naturaleza no revela la creación del hombre y la tradición no sería una fuente digna de confianza en la información, es razonable esperar que Elohim revelara los hechos esenciales acerca de la creación.   En contraste con  los animales el hombre fue hecho a la imagen y semejanza de Dios.  (Bereshit/Génesis 1:26-27).

La doctrina de la creación del hombre está enseñada en la Escritura (Bereshit/Génesis 1:1) (2:5) (Yojanán/Juan 1:3) (Qolasiyim/Colosenses 1:16) El primer capítulo de Bereshit en los versos 1:1 se refiere al Todopoderoso YAHWÉH como el creador de todas las cosas, luego 16 veces más lo afirma creando en compañía de alguien más, de otro ser divino, este es El Hijo de Dios (Bereshit/Génesis 1:26), El Hijo de YAHWÉH engendrado del Padre como una mujer engendra a su hijo (Proverbios 8:12, 22-35) (Qorintiyim Alef/1 Corintios 1:24) ¿En qué momento fue esto?  (Bereshit/Génesis 1:3) (Qorintiyim Bet/2 Corintios 3:6) (Juan 1:1-8) (Qolasiyim/Colosenses 1:15-16) (Jazon Hitgalút/Revelaciones/Apocalipsis 3:14).  

El Todopoderoso YAHWÉH engendro a su Hijo y luego El Hijo de Dios que también es Dios fue el medio por el cual El Padre creo todas las cosas, desde aquí entendemos que no hay trinidad, hay UN Dios Todopoderoso que tiene un hijo y en consecuencia como Hijo de Dios es igual Dios, así como el hijo del hombre es hombre.   Desde aquí entendemos que el hombre fue creado a imagen del Hijo de Dios, para vivir como tal por eso está Escrito.  (Yojanán/Juan 8:12) (Proverbios 8:35).

Naturaleza del Hombre

De acuerdo al testimonio de la Escritura, el hombre en su forma humana presente, fue creado por El Padre Celestial, hecho a la imagen y semejanza del Hijo de Dios, y el Todopoderoso sopló en el aliento de vida. (Bereshit 2:7).   La creación del hombre incluyó aquello que era material (el polvo) e inmaterial (El aliento de vida) (rúaj: espíritu – soplo- viento) y la unión de ambas cosas trajeron en consecuencia el “nefesh” y la “neshamá” (alma) (la persona existente) (el ser que existe como hombre o mujer) tal como está escrito:

-          Entonces YAHWÉH el Todopoderoso, formo al hombre del polvo de la tierra (cuerpo) y soplo en su nariz aliento de vida (espíritu) y fue el hombre un ser viviente (alma). (Bereshit/Génesis 2:8) (comparar con Qorintiyim Alef/1 Corintios 15:45).

En consecuencia, al quitar El Todopoderoso el Aliento que da vida al cuerpo del hombre, el alma, la persona existente, el ser que existe como hombre o mujer deja de existir, es decir también muere. (Qohélet/Eclesiastés 12:17) (Bereshit/Génesis 32:22-30) (Shemót/Éxodo 33:17-23) (Tehilim/Salmo 22:29) (Yejezqel/Ezequiel 18:4) (Bereshit/Génesis 7:22)  Solo uno puede preservar el alma viva y este es El Todopoderoso en el día de la resurrección (Matityahu/Mateo 10:28)

En la Escritura a veces los término alma, cuerpo y espíritu son usados de forma similar y a veces en contraste, cuando esto sucede lo que se trata de expresar es la totalidad del hombre como un ser vivo o persona existente (Ejemplos: Tehilim/Salmos 42:2) (44:25) (121:7) (32:2) (51:17) (143:7) (65:2) (84:2) (49:6)   En determinados momentos se da a la sangre, el corazón, etc., cualidades de persona esto de igual modo es para referirse al “ser completo” a la “persona existente o extinta” (Bereshit/Génesis 4:10) (9:4-6)  El hombre puede morir de dos formas una “al serle quitado el aliento de vida” (enfermedades o vejez) y otra “al ser derramada su sangre” (accidentes u homicidio) la primera tiene intervención divina, es el tiempo marcado departe de Dios, la otra tiene intervención humana, el hombre es privado por la vida fuera de tiempo, sin embargo la segunda requiere justicia y Dios estará detrás de la misma hasta verla cumplida, pero en ambos casos la muerte indica cesación de toda forma de vida.

Conclusión:

Hay dos formas para descubrir tú propósito de vida.   La primera es la “especulación”, la mayoría prefiere ésta.   Hace conjeturas, adivinan, teorizan.   La segunda es “la revelación”, podemos considerar lo que El Eterno reveló en Su palabra con respecto a la vida.   La Miqráh es nuestro manual de instrucciones el cual explica porque estamos vivos, en qué consiste la vida, que evitar y que esperar para el futuro.   Debes ir a la Palabra de YAHWÉH no a la sabiduría del mundo para descubrir el propósito de tu vida, La Miqráh lo afirma (Efesiyim/Efesios 1:11-12)

Hay cinco grandes beneficios de vivir una vida con propósito y ese propósito esta en Dios y lo ha revelado en Su palabra.

-          Conocer tu propósito da sentido a tu vida: Fuimos creados para tener significado.   Por esa razón los métodos que utiliza la gente para encontrarlos como la astrología, los síquicos, etc., son absurdos.  Cuando la vida tiene sentido puedes soportar cualquier cosa, cuando no lo tiene resulta insoportable.  (Yirmeyahu/Jeremías 29:11) (Efesiyim/Efesios 3:20)

-          Conocer tu propósito simplifica tu vida: Esto define lo que haces o dejas de hacer.   Tu propósito se convierte en el patrón que usaras para evaluar que cosas son esenciales y cuáles no.   Sin un propósito definido no tienes fundamento alguno en que basar tus decisiones, distribuir tu tiempo y usar tus recursos.   Entonces tomarás decisiones basadas en las circunstancias, en las presiones y el estado anímico en el momento.   Los que no tienen propósito suelen esforzarse demasiado y eso causa estrés, cansancio y conflicto.   El Eterno nos ha dado Su Toráh/Instrucción, Ley, Mandamientos, para darle a nuestra vida un propósito.   (Efesiyim 2:10) (Vayiqrá/Levíticos 18:4-5) (26:3) (Devarim/Deuteronomio 5:31-33) 6:1-8) (10:12-13) (Romiyim 8:1-8)

-          Conocer tu propósito enfoca tu vida: Sin un propósito claro seguirás cambiando de dirección, de trabajo, de relaciones, de iglesia y muchas cosas más, esperando que cada cambio pueda resolver la confusión o llenar el vacío de tu corazón.  Shaúl/Pablo predicador de las enseñanzas de Yeshúa tenía una vida bien enfocada y así nos aconseja ser (Filipiyim/Filipenses 3:13) (3:15)

-          Conocer tu propósito estimula tu vida: El propósito siempre produce entusiasmo.

 -          Conocer tu propósito te prepara para la eternidad: Muchos se dan a la tarea de emplear toda su vida en crear en la tierra un legado duradero.   Quieren que se les recuerde después de muertos, pero al final, lo más importante no es lo que otros dicen de tu vida, sino lo que El Eterno diga.   No fuiste puesto en la tierra para ser recordado, sino para prepararte para la eternidad. (Romiyim/Romanos 14:10, 12)

 
  Hoy habia 18 visitantes (52 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=