OR TESHUVA
  El nombre es Yeshúa
 

El Nombre es Yeshúa
Mikhael B’rit ©

 El conocimiento del verdadero nombre del Mesías de Israel es, un elemento de vital importancia para poder lograr una correcta adoración a Elohím Padre y demás promesas de bendiciones dadas por Él.   Como ya hemos analizado en otras shiurim/clases y derashot/enseñanzas, el nombre del Mesías es Yeshúa no yahshua, yahoshua, yahoshwa, etc.  La idea de que invocar un nombre correcto y tener también la actitud correcta como necesaria para poder llevar acabo la labor correcta y adecuada es fácilmente demostrable en el momento que hacemos un análisis minucioso de los Escritos de los Emisarios. 

¿Cuál será el verdadero nombre del Mesías de Israel? Es la pregunta que muchos creyentes hoy en día tienen dadas las distintas corrientes seudoisraelitas alejadas del entendimiento hebreo que se han inventado sus propias maneras de comprensión.   Por todos lados oímos acerca del nombre del Mesías ¿Será Yahshúa o Yeshúa? Esto no estaría sucediendo si los lideres “mesiánicos” se hubieran apegado al entendimiento que el pueblo judío tiene respecto al idioma hebreo.   ¿Cómo es posible que aquellos que un día se fueron y se asimilaron y perdieron la Torah, el idioma y las costumbres ahora quieren venir a decirle a los que siempre han tenido la Torah, el idioma y las costumbres que no es así que están mal?  Eso me suena a rebeldía.   Es como si usted tuviera dos hijos y uno se va de su casa y uno queda, el que queda está a lado suyo luchando por mantener las cosas que usted le ha heredado, y el que se va no le importo no le intereso, y aprendió de aquí y de ahí y dejo todo aquello que usted le había heredado y adopto otras cosas y ahora quiere regresar, pero para imponerle a su hermano que ha luchado por mantener lo que le ha sido heredado ¿Qué diría usted si vive? ¿le diría a su hijo que ha estado a su lado si hijo tú estás mal siéntate y reaprende de tu hermano que viene de otras costumbres? Definitivamente esto traería ruina a su casa, identidad, y enseñanzas perpetuadas en casa.   Es más que claro que el que se tiene que sentar para ponerse al día de cómo andan las cosas en casa es el que está regresando y punto.

Pues bien, ahora veremos a la luz de las evidencias y de la rica herencia que nos ha legado el pueblo que ha permanecido a lado del Padre, los judíos que guardan Torah y su entendimiento de las Escrituras algunas evidencias escriturales las cuales nos ayudarán a obtener la respuesta certera de la anterior pregunta de si el nombre del Mesías es Yeshúa o yahshúa.

La evidencia de las Escrituras

En Devarim/Deuteronomio 32:15 aparece una de las profecías mesiánicas más importante de las encontradas en la Torah.  Dicha profecía anuncia el hecho, en el cual los judíos no aceptarían a Yeshúa como Mesías.  No es nada ajeno al conocimiento, dentro de las personas que creen en el Hijo de Elohím como Mesías, que el Mesías y redentor de Israel fue despreciado y desechado por un grupo no pequeño dentro de los judíos, pero lo que muchos parecen omitir al acusar a los judíos de menospreciar al Mesías es que este es un asunto del Padre, cegándolos para llevar a cabo primero su plan de redención para con la Casa de Israel.  En Devarim 32:15 leemos:

-          “Pero engordó Jesurún, y tiró coces (Engordaste, te cubriste de grasa); Entonces abandonó al Elohím que lo hizo, y menospreció la Roca de su salvación”

Este verso nos anuncia proféticamente el verdadero nombre del Mesías que sería desechado y que aún sigue siendo desechado por los hijos rebeldes de la Casa de Israel.

Hagamos un análisis idiomático del texto utilizando sólo la frase:

-          “...Y menospreció la Roca de su salvación...” Deuteronomio 32:15 

La palabra hebrea traducida a salvación no es nada más y nada menos que: יְשׁוּעָה (Yeshuah) marcada con el H3444 según el diccionario Strong pero esto es tambien una profecia de que el nombre del Mesías seria menospreciado cumpliendo un plan profetico tal como hicieron los rabinos judíos quebrando su nombre en Yeshu el cual mas que contener algo malo es una evidencia mas de su mesianidad pero ese es otro tema.

Quizás para algunos, la evidencia presentada en Deuteronomio 32:15 no sea un argumento suficiente para convencerse de que el verdadero nombre del Mesías es Yeshúa a causa de la permitida defensa por parte de los que creen que el nombre del Mesías es yahshúa, pero vamos a apreciar otros versos de vital importancia.   Veamos Yeshayahu/Isaías 49:6:

-          “Él ha dicho: Es gran cosa que tú seas mi siervo para levantar las tribus de Jacob, y para que restaures el remanente de Israel; también te di por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo postrero de la tierra.   Así ha dicho YHVH (Adonai), Redentor de Israel, el Santo suyo, al menospreciado de alma, al abominado de las naciones, al siervo de los tiranos: Verán reyes, y se levantarán príncipes, y adorarán por YHVH (Adonai); porque fiel es el Santo de Israel, el cual te escogió”.

Evidentemente Isaías 49:6-7es una profecía mesiánica.   En este texto es interesante ver varias cosas, una de ellas es que El Eterno está hablando de otra persona y no de el mismo y que esta persona seria SU SALVACIÓN (la acción del Eterno) convirtiéndose así en UN SALVADOR (la comisión delegada) y ojo, la palabra hebrea traducida para salvación también es: יְשׁוּעָה(Yeshuah).   No creemos que sea producto de la casualidad que, en muchas porciones las cuales anuncian profecías mesiánicas, la palabra hebrea utilizada sea Yeshuah de donde surge el nombre Yeshúa y no yahshúa.  Claramente podemos observar que esta persona sería LA SALVACIÓN DEL ETERNO, es decir su acción puesta por obra siendo El Eterno, el origen de la salvación, pero a la misma vez esta persona sería comisionado y delegado para ser EL SALVADOR, así que si contextualizamos esto con lo dicho por el mensajero celestial a Yosef/José el padre de nuestro santo Rab por línea paterna davídica (Testimonio de Uri/Lucas 1:32) comprendemos lo que significa el nombre del Mesías y cuál es la forma hebrea correcta:

-          Ella dará a luz un hijo y tú le llamaras Yeshúa: porque EL SALVARÁ a su pueblo de sus pecados (Testimonio de Matityahu/Mateo 1:21) (Versión Torah Viviente).

Es muy difícil creer que el Todopoderoso le ponga un nombre a su Hijo, el cual no se pueda comprobar a través de los Escritos Sagrados, en el Testimonio de los Emisarios o en la Literatura o idioma judíos en caso de disensión doctrinal en cuanto al tema.  De todos modos, con el afán de un postrero análisis citaremos un texto profético, el texto encontrado en Proverbios 30:4:

-          “¿Quién subió al cielo, y descendió? ¿Quién encerró los vientos en sus puños? ¿Quién ató las aguas en un paño? ¿Quién afirmó todos los términos de la tierra? ¿Cuál es su nombre, y el nombre de su hijo, si sabes?”

El proverbista anuncia claramente de la necesidad de saber el nombre del Hijo de Elohím.  La única forma de conocer y comprobar el nombre del Hijo de Elohím es por medio de los Escritos Sagrados, El Testimonio de los Emisarios y la Literatura e Idioma del pueblo judío el pueblo del Mesías y no invenciones e interpretaciones a ajenas al formato judaico.  ¿Cómo queremos que los judíos reconozcan o admitan a alguien ajeno y diferente al contexto y concepto que ellos tienen?

Así que, sería inadecuado optar por otro método para querer conocer y comprobar el nombre del Mesías.  De hecho, podemos afirmar que la palabra yashúa o yahshua, no aparece en ninguno de los textos hebreos que conforman las Sagradas Escrituras como ya hemos analizado en otras shiurim/clases.  Observemos ahora  el testimonio ya mencionado comprobando que el verdadero nombre del Mesías es Yeshúa y no yahshúa:

-          “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Yeshúa, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.” (Testimonio de Matityahu/Mateo1:21)

Fijémonos que el nombre del Mesías está directamente relacionado a salvación o salvará, el cual es Yeshúa.  Hagamos una pregunta: ¿A caso el mensajero celestial que se le apareció a José padre del Mesías anunciaría un evento que no estaba profetizado en las Escrituras Antiguas?¡Claro que no!  Lo anunciado por el ángel, a José, estaba previsto en el texto encontrado en Salmos 28:8-9. Veamos:

-          “YHVH (Adonai) es la fortaleza de su pueblo, Y el refugio salvador ( יְשׁוּעָה Yeshuah)de su ungido.  SALVA a tu pueblo, y bendice a tu heredad; Y pastoréales y susténtales para siempre.”

Observamos como en este texto nuevamente aparece la palabra Yeshuah y no Yashúa.  

Veamos otro texto donde se usa la palabra hebrea Yeshuah, recordemos que yashúa no existe en los Escritos Sagrados.   Examinemos carta a los Romiyim/Romanos 10:13-15:

-          “porque todo aquel que invocare el nombre del Adón, será salvo. ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!”

Shaúl/Pablo nos señala el lugar donde se puede encontrar el designio del Mesías y su verdadero nombre.   Nos referimos a la frase: “Como está escrito” Después vemos, como Shaúl anuncia el texto encontrado en Yeshayahu/Isaías 52:7como referencia escritural para saber el nombre del Mesías y su intención:

-          “¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación ( יְשׁוּעָה Yeshuah), del que dice a Sion: ¡Tu Elohím reina!”

La palabra hebrea utilizada en Isaías 52:7, refiriéndose al designio sobre la persona del Mesías es Yeshuah es salvación de donde viene Yeshúa (salvador), no yahshúa.

Hay un Salmo por medio del cual el Ruaj nos mostró el nombre del Mesías y cabe aclarar que mucho tiempo antes de iniciar nuestra Teshuva/retorno en oración y en sueños varios recibieron el nombre Yeshúa, pero no dejándonos llevar como otros por este tipo de “revelaciones” que se las tragan sin pesarlas a la luz de las Escrituras, decidimos esperar la confirmación con las propias Escrituras y en el camino El Padre Eterno nos fue mostrando por medio de su Ruaj lo que ya en sueños y oración nos había mostrado: YESHÚA.   Vayamos al Tehilim/Salmos 118:14-26:

-          “Mi fortaleza y mi cántico es YaH (YHVH), Y él me ha sido por salvación (יְשׁוּעָה). Voz de júbilo y de salvación (יְשׁוּעָה) hay en las tiendas de los justos; la diestra de YHVH (Adonai) hace proezas. La diestra de YHVH (Adonai) es sublime; La diestra de YHVH (Adonai) hace valentías.  No moriré, sino que viviré, y contaré las obras de Yah.  Me castigó gravemente YaH, Mas no me entregó a la muerte. Abridme las puertas de la justicia; entraré por ellas, alabaré a YaH.  Esta es puerta de YHVH (Adonai); Por ella entrarán los justos.   Te alabaré porque me has oído, y me fuiste por salvación (יְשׁוּעָה). La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo.   De parte de YHVH (Adonai) es esto, Y es cosa maravillosa a nuestros ojos. Este es el día que hizo YHVH (Adonai); Nos gozaremos y alegraremos en él. Oh YHVH (Adonai), sálvanos ahora, te ruego; Te ruego, oh YHVH, que nos hagas prosperar ahora. Bendito el que viene en el nombre de YHVH (Adonai).” Tehilim/Salmos 118:14-26

Todos sabemos que Salmos 118:14-26 relata la salvación de YHVH (Adonai) por medio del Mesías, ahora nos referimos a la frase: “Bendito el que viene en el nombre de YHVH (Adonai)”.   Recuerden que esta frase la repitió Yeshúa:

-          “He aquí vuestra casa os es dejada desierta. Porque os digo que desde ahora no me veréis, hasta que digáis: Bendito el que viene en el nombre de YHVH (Adonai).” Mateo23:38-39

Fijémonos que la palabra hebrea utilizada en Salmos 118:14-26 refiriéndose a la salvación de YHVH por medio del Mesías es Yeshuah: יְשׁוּעָה, Con estas evidencias podemos seguir afirmando que la expresión inventada de yashúa o yahshúa no clasifica como el verdadero nombre del Mesías a falta de respaldo bíblico profético.  La profecía igual nos deja más que claro que viene en el Nombre del Padre (con su autoridad) lo que no es lo mismo que con el Nombre del Padre.

Errónea interpretación mesiánica

Entre los opositores del nombre Yeshúa, ha corrido una posición en la que se argumenta que el nombre Yeshúa no puede ser el nombre del Mesías porque según ellos el nombre del Mesías es único y es sobre todo nombre, así también estos dicen del mismo modo que ningún otro ser humano debe llamarse de ese modo pues como podría un nombre sobre todo nombre ser común y usado por varias personas.  Las bases de su argumento son los textos encontrados en Filipenses 2:9-11junto a la porción de Hechos 4:12, y son objeto de muchas polémicas en el instante de comprobar que el nombre del Mesías es Yeshúa.

Vamos a analizar estos versos, veamos:

-          “Por lo cual Elohím también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, para que en el nombre de Yeshúa se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; y toda lengua confiese que Yeshúa es el Mashíaj, para gloria de Elohím Padre.”

-          “Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.”

La causa de la polémica consiste en las frases encontradas en ambas porciones: “le dio un nombre que es sobre todo nombre” de aquí deducen que el nombre para ser sobre todo nombre debe tener El Nombre del Eterno YaH que como ya se ha mostrado no es un nombre sino una contracción poética de YHVH y “porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres”, de aquí deducen que nadie debe llamarse de esa manera más que él Mesías.

Lo erróneo de la interpretación es creer que un nombre sobre todo nombre es un nombre que no existe o que nadie tiene y surgiría de la nada, o que no es un nombre normal aquí en la tierra, ya que su nombre “es sobre todo nombre” y “no hay otro nombre” entonces ellos concluyen que no es Yeshúa ya que existe en el Tanaj personas con este nombre Yeshúa.   El hecho a analizar consiste en que, en las Sagradas Escrituras aparecen otras personas nombradas con el mismo nombre del Mesías.  Este elemento ha sido una de las herramientas que muchos han utilizado para argumentar que, el verdadero nombre del Mesías es yahshúa y no Yeshúa. Citemos los textos que traen dudas al respecto:

-          “la novena a Jesúa, la décima a Secanías.” 1Crónicas 24:11

-          “Entonces se levantaron Jesúa hijo de Josadac y sus hermanos los cohanim, y Zorobabel hijo de Salatiel y sus hermanos, y edificaron el altar del Elohím de Israel, para ofrecer sobre él holocaustos, como está escrito en la ley de Moisés varón de Elohím.” Esdras3:2

En cuanto a este argumento, primeramente, tenemos que decir que si El Mesías tiene “un nombre que es sobre todo nombre” y “que nadie tiene ese nombre” debajo del cielo entonces eso significaría dos posibles cosas.   El nombre sobre todo nombre creo que es más que claro para todos nosotros que sería El Nombre del Eterno en consecuencia no se llamaría Yeshúa, Yahshúa, Yahoshúa, Yehoshúa etc, SINO QUE TENDRIA QUE LLAMARSE CON EL MISMO NOMBRE YHVH el cual estos dicen es Yahweh, de ahí su énfasis al YaH que como ya vimos es la forma contraída poética del nombre del Eterno.   Segundo, si la referencia de que el nombre sería sobre todo nombre porque tiene el Nombre del Eterno en la forma YaH, de ahí que digan YaHshúa entonces YirmeYah (Jeremías) o YeshaYah (Isaías) también son gloriosos pues tienen la forma contraída YaH.

Tercero si El nombre del Mesías es único porque no puede ser un nombre común usado por cualquier hombre la pregunta aquí sería entonces ¿Cómo puede El Nombre que es mayor al nombre del Mesías como lo es el nombre de YHVH ser parte del nombre de simples mortales? como Jeremías (YirmiYah) que tiene en su nombre la forma contraída Yah de YHVH o Isaías (YeshaYah) que igual la tiene o entre otros casos en su forma triliteral YHVH YeH (la primera yod y primera hei) como Yehoshúa, Yehoshafat, Yehonathan o su forma corta Y (YHVH)Yo.   Como vemos tal presunción no tiene base.   Si la referencia es “porque no hay otro nombre debajo del cielo” el único nombre sobre el cielo seria el nombre de YHVH (Adonai) cuya forma contraída es YaH, asi que tampoco puede ser YaHShúa porque la forma YaH ya era usada “debajo del cielo” en diferentes nombres.  

¿Qué significa entonces la frase nombre sobre todo nombre? Sencillamente significa UNA POSICIÓN DE AUTORIDAD POR ENCIMA DE CUALQUIER OTRA DEBAJO DEL CIELO.   Veamos ahora el contexto bíblico. En 2 de Samuel 7:9 leemos:

-          … Y te he dado nombre grande como el nombre de los grandes que hay en la tierra.

David, ese era el nombre a quien El Eterno hablo estas palabras.   ¿Sera que los grandes de la tierra se llaman solo así David.   No, aquí nombre significa, gloria, majestad, grandeza.   David se le dio UN GRAN NOMBRE, pero eso no significaba que su nombre nadie lo tenía o que todos los grandes de la tierra se llamaban como el, sino que aquí “gran nombre” significa que alcanzó fama, grandeza, autoridad, poder como el que tenían los grandes poderosos de su tiempo.   Esto nos ayuda a comprender y a notar la a diferencia, que al Mesías no se le daría un “nombre” extraterrestre, sino que tendría un lugar mucho mayor, aun al propio David, tanto así que él lo exclamo en Tehilim/Salmos 110:1

-          YHVH (Adonai) dijo a mi Amo: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.

¿Cuál es ese honor? SER EL MASHIAJ ELEGIDO DE YHVH (ADONAI) por eso Filipenses 2:9-10 dice: Para que en el nombre de Yeshúa se doble toda rodilla y toda lengua confiese que YESHÚA ES EL MASHIAJ para la gloria de Elohé Padre.

Veamos esto más claro, vayamos a Hitgalút/Revelaciones 19:16:

-          Y en su túnica y en su muslo tiene un NOMBRE escrito: REY DE REYES Y AMO DE SEÑORES. (Versión Torah viviente)

Ahí está el nombre que recibió: REY DE REYES, AMO DE SEÑORES, una posición de autoridad sobre todos aquellos que están debajo del cielo eso es lo que este nombre significa: alguien a quien el Eterno ha dado todo poder y autoridad como nos lo muestra Daniyel 2:37:

-          Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Di-s del cielo te ha dado el reino, la potencia, la fortaleza, y la majestad. (Biblia Jubileo 2000)

Y esta es la visión que Daniyel tiene del futuro donde ve al Hijo del Hombre (El Mesías) serle dado un nombre que es sobre todo nombre:

-          Seguí mirando en las visiones nocturnas, y he aquí, con las nubes del cielo venía uno como un Hijo de Hombre, que se dirigió al Anciano de Días y fue presentado ante El. Y le fue dado dominio, gloria y reino para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran.  Su dominio es un dominio eterno que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido. (Daniyel/Daniel 7:13-14)

Yeshúa ben Yosef, ben Miriam ES EL MESÍAS DE YHVH (Adonai) Que nombre ha recibido nuestro justo Rab.

Otro de los textos mal interpretados por los del movimiento de los nombres sagrados es Shemot/Éxodo 23:20-21 veamos:

-          “He aquí yo envío mi Angel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado. Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.”

La porción es muy clara en cuanto al anuncio de que el Todopoderoso mandaría a su Ángel delante de su pueblo Israel.   El propósito de parte del Todopoderoso en mandar a su Ángel, era introducir a la nación de Israel en la tierra que YHVH (Adonai) les había jurado.   La postura que muchos tienen al respecto es que, el Mesías de Israel sería aquel Ángel (cosa totalmente ajena al verso) y como el mismo texto dice: “porque mi nombre está en él” refiriéndose al Ángel, ellos aseguran que el verdadero nombre del Mesías debe tener incluido entre sus caracteres el nombre de YHVH (Adonai). Este criterio sirve de argumento para que dicho grupo de personas crean que el yahshúa es el verdadero nombre del Mesías.

Lo primero que demostraremos es que, es netamente imposible que Éxodo 23:20-21 nos hable del Mesías de Israel como el ángel enviado por YHVH (Adonai) para proteger al pueblo cuando salió de Egipto.   Empecemos citando la carta a los Ivrim/Hebreos:

-          “Porque ¿A cuál de los ángeles dijo Elohím jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy, y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo? Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: honrenle todos los ángeles de Elohím. Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, Y a sus ministros llama de fuego. Más del Hijo dice: Tu trono, es de Elohím, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino.”  (Hebreos 1:5-8)

Suficiente para demostrar que el Mesías de Israel no es un ángel ya que a ningún Malaj El Abba le ha llamado “Mi Hijo” aunque hay unos seres creados llamaos “benei Elohim/Hijos de Di-s” a ninguno El Eterno declaro su Hijo. 

Este verso nos deja más que claro que El Malaj de YHVH no es Yeshúa ya que en al analizar en contexto bíblico la expresión echa por el Abba cuando dice: Yo seré a el Padre y el me será a mi Hijo, no lleva a la promesa mesiánica hecha a David que uno de sus descendientes, de su zerah (sementera/semilla/linaje biológico) seria a quien Ha Kadosh Baruj hu (El Sagrado Bendito Es) tomaría como Su Hijo (2 Shmuel/Samuel 7:12-16).   Si El Mesías es un descendiente de David un ser humano, ¿Cómo podría ser un angel? Si El Mesías aun seria introducido al mundo llegado el cumplimiento del tiempo ¿Cómo podría ser el Angel de YHVH (Adonai) del Tanak?

En las Escrituras se nos confirma que el ángel encargado de proteger y custodiar a Israel es Miguel y no el Mesías y este es el que tiene que ser quitado (2 Tesalonicenses 2:7) (Daniel 10:21) (12:1) (Hitgalut/Revelación 12:5-7.

Mi nombre está en el no significa llamarse como YHVH (Adonai)

La doctrina de que el Malaj/mensajero/ángel llevaba el nombre o tenia incluido el nombre de YHVH (Adonai) y que por ello El Mesías debe llevar en su nombre el Nombre del Abba no tiene sustento bíblico y es una errada interpretación de hombres, así que la frase encontrada en Éxodo 23:20-21: “porque mi nombre está en él”, no quiere decir específicamente que el Ángel lleve el nombre del Creador.   Veamos unos ejemplos.  

En 1 Reyes 11:36 encontramos una expresión similar a la de Éxodo 23:20-21:

-          “...para poner en ella mi nombre”, refiriéndose a la ciudad de Jerusalém.

Los yahbristas con este verso han alterado el nombre hebreo de la ciudad de Jerusalem diciendo que es Jahrusalém porque tiene el nombre del Abba, sin embargo en el hebreo autentico notamos que el nombre de la ciudad sagrada, Jerusalém ( יְרוּשָׁלַם ִ, Yerushaláim), no tiene rastros del nombre del Creador por ningún lado que nos indique que tenga que contener la forma Yah que es solo una contracción poética.

En 1 Reyes 11:36 leemos:

-          “Y a su hijo daré una tribu, para que mi siervo David tenga lámpara todos los días delante de mí en Jerusalém (יְרוּשָׁלַם ִ, Yerushaláim), ciudad que yo me elegí para poner en ella mi nombre.”

De la misma forma pasa con la frase encontrada en Éxodo 23:20-21: “porque mi nombre está en él”, no necesariamente significa que el nombre del Ángel debe tener el nombre del Creador incluido en él.

Una vez que hemos demostrado que la frase: “porque mi nombre está en él” no significa que una entidad tenga el nombre del Creador incluido, entonces nace una pregunta: ¿Qué significado tiene la frase: “porque mi nombre está en él” o “poner en ella mí nombre? Dicha frase es una representación de la voluntad de Elohím en cualquier ente divino o simplemente en una entidad donde se pone en práctica los designios del Creador. Esta postura está muy lejos de pensar que el nombre de YHVH (Adonai) estuviera incluido en el nombre del Ángel o de la ciudad elegida, יְרוּשָׁלַםִ, Yerushaláim.

Conclusión:

Recordemos que el Mesías lleva el nombre de su encomienda: “Salvador (יְשוּע, Yeshúa) El nombre yahshúa también contiene una irregularidad idiomática en el momento de anunciar que, el nombre del Creador está en él.   En el idioma hebreo se crearía un error ortográfico pensar tal postura al respecto.   Anteriormente mencionamos que Yah(יָׁהּ), es una forma poética simplificada del nombre del Creador o la contracción del nombre Sagrado YHVH (יהוה).   Esta forma contraída o digamos acróstico poético de mencionar el nombre del Abba la encontramos en Salmos 115:18 y en otras porciones las cuales no citamos en éste escrito.   La única forma de que Yah(יָׁהּ) clasifique como la contracción del nombre sagrado es que Yah (יָׁהּ)aparezca como observamos en Salmos 115:18, es decir, el Yah (יָׁהּ)debe estar solo sin la unión de otros caracteres que conforman otra palabra.   De aparecer la contracción Yah (יָׁהּ) en alguna palabra o nombre, ésta debe estar al final de ella (él).   De otra forma se transformaría el sentido y significado del nombre o la palabra que contiene Yah(יָׁהּ).

¿Por qué estamos tan seguros de que Yah (יָׁהּ) para que sea la contracción del nombre Sagrado tiene que estar solo o al finalizar un nombre o palabra?   Este fenómeno ocurre a causa de que la letra Hei(הּ), sólo al final de un nombre o palabra fortalece la vocal que la antecede, hecho que no sucede cuando la Hei (הּ) se encuentra en el medio de la palabra como lo es en el caso de yahshúa (יהשוּעִַ) y ahí precisaría de vocal y por regla gramatical tendría que ser Yehoshúa o Yehushúa (YHVH es Salvación) pero esto ya es otro nombre totalmente diferente a Yeshúa (Salvador).   Debemos recordar que la pronunciación de la contracción del nombre Sagrado es YáH, siendo la letra Hei(הּ) la encargada de fortalecer la letra A, ya que se encuentra al final de la palabra seria como acentuarla (יָׁהּ).  Con los elementos antes analizados podemos nuevamente afirmar que, la invención yahshúa(יהשוּעִַ)como verdadero nombre del Mesías, es una mera imposición sin respaldo en las Sagradas Escrituras.



 
  Hoy habia 2 visitantes (37 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=