OR TESHUVA
  LA NAVIDAD
 

De la pluma del Moréh:

La mayor parte del mundo celebra cada año una de las fiestas más “alegres” y “vistosas” del año.   Los almacenes y tiendas se adornan con bellas luces de colores, los “arbolitos de navidad” son comunes en todos lados (inclusive en muchas iglesias cristianas) y los regalos se comienzan a comprar tempranamente para no dejar nada a última hora.   Mucho se ha dicho acerca de la fiesta de Natividad o Navidad (Vanidad).   Al consultar algún diccionario o enciclopedia, algunos la definen como “la celebración del nacimiento de Jesús”.   Pero nada está más lejos que esta definición.   Millones de personas alrededor del mundo celebran esta fiesta el 24 y 25 de Diciembre de cada año, y lamentablemente nunca reflexionan sobre lo que realmente significa la Navidad y mucho menos sobre el origen de la misma, simple y sencillamente han seguido la costumbre.

Seguramente, las líneas que usted leerá a continuación, le darán una versión muy diferente del significado de la Navidad que usted podría estar celebrando.   Reflexionemos acerca de varias preguntas, realmente ¿La navidad es la celebración del nacimiento del Mesías de Israel a quien los cristianos llaman Jesús o de alguien más? ¿El origen de la Navidad es bíblico? ¿Será posible que esta celebración no sea a Yeshúa el Mesías de Israel, El Cristo de la Biblia sino a un Jesús totalmente distinto?  ¿Que se le celebra en esta fiesta, verdad bíblica o sincretismo religioso? 

La navidad no es bíblica.   Cada año, con la llegada del invierno, millones de cristianos alrededor del mundo se reúnen para festejar una fiesta pagana que sin saberlo fue creada desde tiempos antiguos en honor a un abanico de dioses solares como Apolo, Helios, Amón y Mitra.   Una hermosa festividad que recoge los simbolismos más importantes de antiguos cultos paganos del Imperio Romano.   Aunque casi ningún cristiano lo sepa, nada hay tan plural, pagano y ecléctico como la Navidad.   Toda una combinación de cultos paganos en el festejo del nacimiento del que llaman El Hijo de Di-s. ¿Paradójico?, tal vez, pero nada extraño si entendemos la mezcla de cultos y tradiciones que en realidad es el cristianismo.

Al redactar este material, no me considero una persona legalista ni mucho menos una persona cegada” por cierta cultura contraria a las creencias navideñas.    Yeshúa nos ha hecho libres del pecado y de las tradiciones del mundo.    Pero si alguno considera que tiene la “libertad” de celebrar la Navidad, pues bien ore a Di-s y pregúntele al Eterno si Él está de acuerdo con sus conceptos.   Yeshúa dijo que el Espíritu Santo nos guiaría a toda la verdad (Testimonio de Yohanán/Juan 16:13).   Dichoso aquel que tiene la dirección del Espíritu de Di-s, porque el tal es hijo de Di-s (Carta a los Romiyim/Romanos 8:14).   Continúe leyendo estas líneas y al final, estoy seguro, que usted se preguntará si desea celebrarla nuevamente.

Con amor en Yeshúa su aj
Mikhael Ben Rajman
(C. P. Miguel Ángel Ake Uc)

De clik en los temas en la columna a su izquierda

 
  Hoy habia 17 visitantes (50 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=