OR TESHUVA
  2. ¿Porque escribimos Di.s?
 

I
¿Por qué escribimos Di-s?

Es muy común oír entre los creyentes que la palabra “Dios” está en la Biblia, y que es la palabra que se usa para referirse Al Eterno o El Todopoderoso, sin embargo los que afirman esta postura, pasan por alto, que las biblias que tenemos en nuestras manos, son el resultado de las distintas versiones de traducción hechas por diferentes hombres y no son los escritos originales; traducciones o versiones las cuales algunas veces han sido adaptadas y acomodadas a su perspectiva doctrinal, cultural o teológica.  

En el movimiento de restauración de las raíces hebreas, esta mas que claro que ciertas palabras en español difieren mucho del original como lo es la palabra Dios y algunos creyentes por este lado dicen que no debemos pronunciar "Dios" porque es mencionar un nombre vano y blasfemo, sin embargo estos mismos que dicen que no debemos usar Di-s porque es una palabra asociada con alguna deidad pagana, usan ciertas palabras hebreas que de igual forma pueden ser asociadas con deidades paganas, pero que dicha aparente conexión no influye en las palabras en uso, como veremos más adelante.

En nuestras Derashót (enseñanzas/investigaciones) usted abra observado u observara que en lugar de poner Dios hacemos una pequeña diferencia o porque no decir alteración a la palabra, escribiéndola de la siguiente manera: Di-s, esta modificación es hecha por los judíos como por todos aquellos que conocen el origen de la palabra Dios pero que hemos comprendido al transfondo antiguo y el concepto actual de esta palabra.   

Aunque el tiempo y la tradición han hecho de la palabra Dios, la adecuada comúnmente para referirse Al Santo y Bendito es Su Nombre, debemos decir que no es la traducción correcta y adecuada de acuerdo a las Sagradas Escrituras Hebreas y su correcta traducción, es correcto decir que el origen de esta palabra tiene fuentes paganas, ahora bien ¿debemos usarla o no?

Analicemos esto y concluyamos, pero antes me permito decirles que si usamos en esta Derashá títulos y nombres de deidades paganas o de religiones diversas, no lo hacemos para proclamación, o veneración sino para poder instruirles en Las Sagradas Escrituras en una mejor comprensión de lo que les queremos transmitir, la Toráh nos prohibe pronunciar nombre de otras deidades para proclamación y culto (Shemót/Éxodo 23:13).

Origen del término: Dios

En castellano, al igual que en las otras lenguas romances, la palabra «Dios» viene directamente del latín deus que se traduce como “deidad” o  “dios”.   Como curiosidad, podemos decir que es casi idéntica en pronunciación al griego Διός (diós), forma genitiva de Zeus, nombre del dios principal de los griegos, cuyo nombre significa “El dios de los cielos” o “señor de la vida”.   Algunos filólogos consideran que la palabra latina deus proviene del griego Θεός (Zeus/Dios) pero una cosa es la palabra y su uso antiguo y otra es la palabra en su uso actual, para que comprenda lo que quiero decir pondre un ejemplo: en hebreo hay una palabra hebrea "shamash" y esta palabra significa "servidor" o "siervo" pero en sumerio esta misma palabra significa "sol" y para la mitología mesopotámica es el nombre dado a una de sus deidades.

Es muy plausible que la palabra Dios, sea una simple variación fonética de Θεού(theós), que significa igualmente ‘deidad, dios’.   El latín “deus”, en otras lenguas romances, derivó en deus (gallego y portugués), dieu (francés), dio (italiano) y déu (catalán).   
Hay una serie de nombres de Di-s en las lenguas indoeuropeas que se interpretan como derivadas de una única forma original, protoindoeuropea: Dyeus.   Éste habría sido el nombre del dios dominante del panteón protoindoeuropeo.    Encontramos una forma próxima a la original en el sánscrito antiguo: deiw-os.   El nombre aparece sistemáticamente asociado en la mayoría de los casos a p’ter, que significa padre.   En el sánscrito tardío esta forma ha evolucionado a Dyaus Pitar.  

Entre las diversas derivaciones tenemos el griego Zeus Pater cuya forma latinizada es Iu Piter (Júpiter), y también la expresión latina tardía, nuevamente derivada del griego, Deus Pater, que en español evoluciona a ‘Dios Padre’.     En las lenguas germánicas la palabra para designar a Dios tiene la raíz got-, de donde vienen god (inglés) o gott (alemán).   De esta misma raíz podría derivarse el nombre del pueblo godo.   El origen de la palabra gott es muy antiguo y solo pudo haberse originado de las lenguas germanas antiguas.   Se origina del segundo participio sustantivado del indogermánico *ghuto-m, de la raíz verbal *ghau (‘llamar, hacer una llamada’).   De esta manera, Dios sería ‘el ser llamado’.

Etimología de la palabra: Dios

Como hemos podido observar la palabra “Dios” proviene del latín “Deus” que a su vez tiene una raíz verbal de la palabra en griego para “Zeus” que en su mitología era el dios de los dioses.    Sin embargo y hasta aquí hemos visto que la Palabra Dios y Zeus aunque tienen un origen linguistico muy cercano no significan la misma cosa en determinados momentos, por otra parte aunque son casi idénticas, la palabra Dios tiene variación fonética a Deus de donde se traduce al español Dios.    Deus tiene la misma raíz indoeuropea que “día” y significa: brillante.   

Analizando los Escritos antiguos al alcance sobre parentesco y variación

En el libro de Maaseh/Hechos. 14:12-13 vemos el relato de los emisarios cuando anunciaron Licaonia las buenas nuevas de la redención, tras haber sanado a un hombre, creyeron que habían descendido a la tierra theoi (theos/dioses, esta es la palabra griega con la que se refiere a un poderoso/'elohim) bajo la forma de hombres; tal es así que se predispusieron para hacer una ofrenda a Zeus.

El texto de la Interlineal en griego de W.H. dice:

Hechos 14:12

-          εκαλουν τε τον βαρναβαν δια τον δε παυλον ερμην επειδη αυτος ην ο ηγουμενος του λογου.

Hechos 14:13

-          ο τε ιερευς του διος του οντος προ της la πολεως ταυρους και στεμματα επι τους πυλωνας ενεγκας συν τοις οχλοις ηθελεν θυειν

-          "Y a Bernabé llamaban Júpiter, y a Pablo, Mercurio, porque éste era el que llevaba la palabra. Y el sacerdote de Júpiter, cuyo templo estaba frente a la ciudad, trajo toros y guirnaldas delante de las puertas, y juntamente con la muchedumbre quería ofrecer sacrificios." (Reina Valera 1960)

-          "Y tomaron a Bernabé por el dios Zeus, y a Pablo por el dios Hermes, porque era el que hablaba. El sacerdote de Zeus, que tenía su templo a la entrada del pueblo, trajo toros y adornos florales; y él y la gente querían ofrecerles un sacrificio."  

En los mismos Escritos de los Sheliajím/Emisarios (Apostoles) en griego, cuando se refiere a Zeus dice “días” y para atribuirle a Zeus una propiedad dice: Dios.    Para el análisis profundo de la palabra “Dios” debemos ser sinceros en nuestra búsqueda y no dejarnos llevar solo por especulaciones.   Es muy cierto que la cultura griega es la contraparte de la cultura hebrea, de la cual surge la mayoría de los títulos y nombres de blasfemia para nuestro creador (Hitgalút/Apocalipsis 13:1,6) (17:3) y que en la actualidad nuestro lenguaje está compuesto en gran parte de palabras provenientes del griego en consecuencia entonces muchas de las palabras que decimos en español son de origen pagano pero tienen hoy significado distinto, y si nos ponemos en el extremo de que no debemos pronunciar esas palabras terminaríamos diciendo que no debemos decir "amor" porque al revés es "roma", y aunque quizás ambas palabras tengan las mismas letras, tienen distinto significado.

Lo mismo sucedió con el Nombre de Yeshúa Ungido de ADONAI, su nombre Yeshúa fue llevado al griego como Iesous y aunque es en referencia al Mesías y se clama a él con ese nombre, en griego el nombre tiene parecido con deidades griegas pues sin la última S, diría “Iesou” la cual es una declinación masculina para el nombre “Ieso” que es el nombre de la diosa griega que se encargaba de “sanar” a los afectados por los rayos lanzados por Zeus cuando se enfurecía, pero aunque tiene parecido en el griego Iesous no es el nombre de deidades griegas sino la forma griega de decir Yeshúa y es la que los Sheliajím/emisarios/apóstoles utilizaron en sus escritos y es la forma que incluso aparece en la Septuaginta.

El nombre del Rabino de Nazaret  aparece en griego como Ιησους (Iesous).   Lo mismo sucede cuando en estos manuscritos aparece el nombre de נון בן יהושע (Iehoshúa Bin Nun /Josué hijo de Nun), también él es llamado Ιησους (Iesous).      Pero, ¿a qué se debe el uso de este nombre en griego para judíos en los escritos de los discípulos?   Tres siglos antes de la Era Común, fue realizada una obra judía titulada השבעים תרגום (Targum ha-Shviím), comúnmente conocida como la Septuaginta, una traducción de la Toráh al idioma griego.   En esta traducción podemos ver claramente que Ιησους (Iesous) fue usado para representar el nombre hebreo יהושע (Yehoshúa), y posteriormente cuando el resto del TaNaJ fue traducido al griego, también el nombre ישוע (Yeshúa) fue identificado como Ιησους (Iesous).   De manera que siguiendo el patrón de la Septuaginta, los traductores al griego de los escritos de los discípulos identificaron el nombre del Rabino de Nazaret como Ιησους (Iesous) del cual Jesús pretende ser la castellanización de esa palabra griega originalmente traducida por judíos del hebreo, Jesús no una transliteración hebrea ni mucho mucho menos una traducción correcta sino una castellanización del griego.

A pesar de que no exista certeza sobre el origen del nombre Ιησους, si este se originó en la Septuaginta o la precede, lo más importante es que en base a esta información se sobreentiende y se demuestra que El Nombre del Mesías es Yehoshúa o Yeshúa, ambos nombres fueron presentados en la Septuaginta como Ιησους, y no Yahshúa, ni Yahoshúa o Yahushúa.    El trabajo de Iesous en la Septuaginta Judía Rabínica es nada más ni menos que un trabajo completamente profesional y académico. Igualmente lo es la aparición del nombre griego Iesous en los manuscritos del griego de los Escritos de los Sheliajím/Emisarios (Apóstoles)  que datan del siglo X de nuestra era común.

Yeshúa ha tenido que "adaptarse" al sobrenombre Jesús por amor de Su pueblo (Testimonio de Matityahu/Mateo 8:13) (Testimonio de Marqos/Marcos 9:23) (11:23)    De la misma forma Elohim: El de Poderes, El Poderoso, fue traducido, cambiado y adaptado al término “Dios” que tiene parecido a la forma genitiva de “deus” el cual era una referencia a Zeus, pero siendo honestos aunque quizás la palabra Di-s proviene de la misma raíz verbal que Zeus, esta ha sido modificada y ha cambiado de sentido, hoy al decir Di-s todo mundo sabe que no se refiere a Zeus sino a EL Todopoderoso.

En el diccionario bíblico Strong puede usted confirmar con claridad lo que le estamos diciendo.   El vocablo Díos como adverbio es la palabra strong #1.364, pero como sustantivo es referido también a #2203, es decir a Zeus, el cual para los romanos es Júpiter.   En consecuencia la palabra "Dios" es un término antiguo que hacía referencia a Zeus/Júpiter, el señor del cielo y de la tierra pero hoy a cambiado de sentido y significado.  

En los libros deuterócanonicos, considerados no inspirados pero si con mucha evidencia histórica encontramos escrito en II de Macabeos 6:2 en el griego lo siguiente:

-          Επιπλέον, θα πρέπει να μολύνει το ναό της Ιερουσαλήμ, αφιερώνοντας Ολυμπιακό ο Θεός. Ομοίως, θα πρέπει να αφιερώσουν το ναό του Αγίου Θεού Γκεριζίμ Νοσοκομείο, σύμφωνα με τις επιθυμίες των κατοίκων της περιοχής.

Que traduciéndolo podemos notar como la misma palabra griega se ha usado para traducir Dios y Zeus como lo hacen las siguientes versiones:

-          Además, debían profanar el templo de Jerusalém, dedicándolo a Dios Olímpico.   De igual manera debían dedicar el templo del monte Garizín a Dios Hospitalario, conforme a los deseos de los habitantes del lugar.  (Biblia Versión Latinoamericana Antigua)

-          Quería profanar el Templo de Jerusalén consagrándolo a Zeus Olímpico, y el templo de Garizim a Zeus Hospitalario, según lo habían pedido los habitantes del lugar. (Biblia Latinoamericana del 95)

-          Para profanar el templo de Jerusalém y consagrarlo al dios Zeus Olímpico y para dedicar el templo del monte Gerizim a Zeus Hospitalario, como lo habían pedido los habitantes de aquel lugar.(Biblia Versión Di-s habla hoy en castellano peninsular)

Es todavía de llamar la atención como versiones con libros deuterócanonicos traducen en inglés y español la misma palabra griegaΘεός  como Dios, Jupiter y Zeus:

-          Le mandó profanar el templo de Jerusalén y dedicarlo a Júpiter Olímpico; y el de Garizín, a Júpiter Hospitalario, conforme a la petición de los habitantes del lugar.  (Biblia Versión Castillana)

-          Also to profane the temple in Jerusalem and dedicate it to Olympian Zeus, and that on Mount Gerizim to Zeus the Hospitable, as the inhabitants of the place requested. (The New American Bible)

Definitivamente, en el concepto anterior a nuestra época, hablar de Dios era hablar de Zeus pero hoy hablar de Di-s es otra cosa.  

El termino hebreo El

Para todos nosotros es bien sabido, que del hebreo al español, el termino EL es traducido como Di-s, en referencia al Eterno, pero hay un detalle que parece que aquellos que rechazan la palabra Di-s están pasando por alto, que mucho antes de usar los hebreos esta palabra EL la raíz de Elohím y Eloha, la usaban los cananeos y era el nombre de su deidad principal y EL era utilizado en referencia a "padre de todos los dioses", los sumerio le llamaban Il y Anu, (ver en wikipedia: El, dios semítico y también Elohim), así que cuando HA KADOSH BARUJ HU (El Santo Bendito Es) decidió revelarse a Abraham, lo hizo utilizando una palabra que él pudo comprender en su significado y es así como esta palabra pasa a ser de uso hebreo y sobre todo un término de referencia al Eterno.

Está Escrito en Shemót/Éxodo 6:3:

-          Y me aparecí a Abraham, a Isaac y Jacob como Di-s Omnipotente, más en mi nombre YeHoVáH no me di a conocer a ellos. (Reina Valera 1960)

Pero veamos otras versiones:

-          Yo me aparecí a Abrahán, a Isaac y a Jacob con el nombre de EL Shaddai, pero no me di a conocer a ellos con mi nombre de YEHWEH. (Versión Castillian)

-          Yo me aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como ’El-Shadday, pero con mi nombre YHVH no me di a conocer a ellos. (Versión Textual)

Ha Kadosh Baruj Hu, se manifestó a Abraham con el título EL pero añadió la expresión SHADDAI, de este modo Abraham pudo comprender el significado, pero también entender que este EL era aún más poderoso que “el padre de todos los dioses”.

Conclusión:

Esta es la razón por la cual, en una forma identificativa escribimos Di-s en vez de Dios, para separar la identidad de nuestro Di-s Poderoso de cualquier otro dios y para recordarnos que aunque es una palabra de uso común con la cual podemos llevar el mensaje a los Goyim (paganos/idolatras) no es la palabra correcta.     Entonces no existe ningún problema si nos dirigimos al Eterno con la expresión Di-s, ya que en las propias Escrituras Hebreas de igual se utiliza una misma palabra para referirnos a Ha Kadosh Baruj Hu, como a deidades paganas y es la palabra ELOHIM, así pues de este modo podemos usar si fuere necesario la expresión común Di-s.


Una confirmación más al respecto y para concluir la encontramos en el texto griego de Maaseh/Hechos 14:13 de la Interlineal en Español de W.H., donde la palabra traducida como “dioses” es la misma palabra Θεός que se utiliza para El Eterno.   No caemos en el extremismo de no usar esta palabra pues una vez más reconocemos que la tradición la ha hecho apropiada para referirse al Eterno, pero debido a su origen y cercanía con el nombre del dios del olimpo Zeus, preferimos por respeto al usarla en referencia al Eterno modificarla al escribirla como Di-s, D-os, D-s pero de forma más plena en español decir: El Poderoso o El Eterno.

Así que el problema no es la palabra, ni el parecido de las mismas sino el origen y la referencia explícita de a quién nos referimos al decirla.   Con todo y esto si alguien trae a desuso la palabra Di-s porque prefiere usar la forma hebrea que es más correcta, adelante, pero que no ande con una actitud legalista de que decir "Di-s" es blasfemia, porque ¿cómo puede por el contrario llamar Elohim a ADONAI y también usar la misma palabra para un elohim pagano? ¿Solo porque es hebreo pasa por alto la misma palabra para ambos? 

Consideren lo que les digo y HA KADOSH BARUJ HU les de entendimiento en todo.

 

 
  Hoy habia 3 visitantes (23 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=