OR TESHUVA
  3. Hanuká y la Fe Nazarena
 

III
Hanuká y La Fe Nazarena

Introducción:

Cuando entramos al mes de Kislev, el noveno mes del calendario hebreo según la Toráh (Ley/Instrucción Divina/Pentateuco), entramos a un mes cuyo número 9 desde la mentalidad bíblica y hebrea significa “nacimiento”  o “comienzo” (Hageo 2:18-18).   En el mes de Kislev Noé salió del arca y YHVH hizo un pacto de vida con Noé y la humanidad, fue el día en que salió el arco iris una luz celestial alumbro, ¿Cómo definimos esto? Kislev es el noveno mes contando desde Nisán que es el primero de los meses después de haber Di-s modificado el conteo de los meses, ya que antes a la salida de Israel de Egipto Kislev era el tercer mes.   Su signo es un arco por ser que son muchos los días de este mes en donde llueve con sol y se ve el arco iris (Esto referido a Israel)  También el primer arco iris sé vio en Kislev.

-  "Y Yo para que sea un pacto entre la tierra y Yo". "Esta es la señal"
Mostró el arco iris y dijo: "Esta es la señal de la cual hablé" 

Esto fue dicho a Noé en el principio del mes de Kislev.   Si la tierra  se seca el 27 de Heshván Noé salió del arca el 28  y construyó un altar.   Tomo de todos los animales puros y de toda ave pura y la sacrificó.  

Cuando comenzó Kislev bendijo Di-s a Noé, lo cual nos indica la celebración del Rosh Jodesh y la separación entre animales aptos e impuros, Rosh Jodesh Kislev a veces son dos días y a veces es uno sólo.   Noé en compañía de sus hijos ya conocía de los mandamientos y leyes de Di-s aunque estos aún no se habían dado por escrito.   Le permitió la carne para comer y le prohibió derramar sangre de las personas.   Formalizando "El pacto de la vida" y le mostró el arco iris, en este mismo mes se celebra Hanuká.   Es Kislev el mes que trae la lluvia en Israel, aquí comenzamos a ver el simbolismo profético, su nombre deriva de la palabra hebrea que quiere decir “seguridad” y “confianza”, este es el mes de Benjamín, es el mes de los arqueros los que son fuertes guerreros, es el mes para disparar el arco con seguridad.   Este mes de Kislev, es llamado también el Mes de lo Sobrenatural, muchos milagros sucedieron en el pasado en el mes de Kislev, el mayor de ellos y a lo que apuntaba la fiesta de Hanuká es el milagro del engendramiento del Mesías Yeshúa.

Hanuká y El engendramiento del Mesías

YHVH Elohim (El Poderoso) dijo que la venida de Yeshúa sería como la lluvia temprana y tardía sobre la tierra (Hoshea/Oseas 6:1-3; Yoel/Joel. 2:23).    Jacobo/Santiago el Justo, vincula la venida de Yeshúa Ha Mashíaj a la lluvia temprana y tardía (5:7).   La muerte, sepultura y resurrección de Yeshúa fue en la primavera del año; el derramamiento del Espíritu de Santidad, después de la resurrección de Yeshúa, fue en la primavera del año; y todos los que creyeron fueron los primeros frutos de la cosecha completa y fueron una parte de la cosecha de primavera, 144,000 escogidos de YHVH.      La segunda venida de Yeshúa será en el otoño del año y el número más grande de creyentes creerán en ese tiempo, la multitud de vestiduras blancas.    Yeshúa habló sobre esta gran cosecha del final de la presente edad (Olam HaZeh) en El Testimonio de Matityahu/Mateo 13:39; 24:13; e Hitgalút/Revelación 14:6,15-16.   Ahora bien, hay conexión en la Escritura y una profunda enseñanza, el verso 23 de Yoel/Joel 2 nos dice:

-  Vosotros también hijos de Sión alegraos y gozaos en YHVH vuestro Poderoso; porque os ha dado la primera lluvia a su tiempo y hará descender sobre vosotros la lluvia temprana y tardía como al principio.

La palabra que nos llama la atención es la de “Hará Descender” si la lluvia temprana y la lluvia tardía se refieren a la primera y segunda venida de Mashíaj ¿Cuándo descendió (profeticamente) en su primera venida?  

En el mes de Kislev comienzan las lluvias en Israel.    El anuncio de la concepción del Mashíaj fue en el mes de Kislev un poco antes de comenzar la fiesta de las luces, el 25 de Kislev el mes de lo sobrenatural en los días finales del mes, el ángel dijo a Yosef:

Y dará a luz un hijo y llamarás Su Nombre Yeshúa porque el salvará a su pueblo de sus pecados.  (Testimonio de Uri/Lucas 1:21)

Si tomamos en cuenta que el período de gestación de un bebe en el vientre de su madre es de 40 semanas y cada semana tiene 7 días estamos hablando de 280 días y si bíblicamente Yeshúa nació el octavo día de la fiesta de Sukkót, en el mes de Tishrei a los 22 días del mes (vea el estudio: Cuando Nació Yeshúa) el cual sería los días finales del noveno mes del embarazo de la doncella Miriam (María) echando cuenta de días atrás llegamos a la conclusión de que Yeshúa fue concebido en el vientre de Miriam justo un poco antes de la fiesta de Jánukah.  Para entenderlo con el calendario secular, la Fiesta de Hanuká siempre cae en el mes de Diciembre 9 meses antes de Septiembre cuando se celebra Sukkót/Cabañas/Pesebres y nace Yeshúa.

En las Escrituras leemos:

-  En El estaba la vida y la vida era la luz de los hombres, la luz en las tinieblas resplandece y las tinieblas no prevalecieron contra ella…   Este vino por testimonio para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él.   No era el la luz, sino para que diese testimonio de la luz.   Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo” (Testimonio de Yohanán/Juan 1:4-9)

Ahora puede entender porque los judíos llaman a esta fiesta: La Fiesta de la Luz, aunque algunos judíos no pueden aún ver en la persona de Yeshúa al Mesías prometido,  Hanuká es la fiesta que conmemora el engendramiento del Hijo de Di-s y no su nacimiento, NO es ninguna navidad judía como algunos han pretendido hacer creer.   Yeshúa fue concebido seis meses (como 25 semanas) después de la concepción de Yohanán. Esto significa que Yeshúa fue concebido alrededor de la semana 37 previo a la fiesta de Hanuká.  Esto significaría que la luz del mundo fue concebida durante el tiempo de la Festividad de las Luces.    Aquel verbo fue echo carne por el poder sobrenatural de Di-s para “dedicarse” (Hanuká) a salvar a los hombres.

Mashíaj revelado en el dreidel

Tradicionalmente el dreidel tiene cuatro caras.   Lo primero que notamos es que cada una tiene grabada una letra del alfabeto Hebreo:

nun ( נ ), guimel ( ג ), hei ( ה ) y shin ( ש )

Las iníciales de la frase “Un gran milagro ocurrió allí”, Nes Gadol Haiá Sham. (Zacarías  6:12)   Es de destacar que el valor numérico de las cuatro letras es 358, N: 300, G: 5, H: 3 y SH: 50, el mismo valor numérico de la palabra hebrea Mashíaj: 8 + 10 + 300 +40

משיח

El motivo recurrente que encontramos en los significados ocultos del dreidel, es el Mashíaj y la redención, cambiar el mundo y hacerlo una morada adecuada para el Creador.    En las generaciones pasadas, algunos judíos que vivían en la Tierra de Israel decidieron que era apropiado cambiar la última letra de “allá” (Sham) por “aquí” (po), transformando la frase de acuerdo a estas iníciales en “Un gran milagro ocurrió aquí”.    Según esta idea, las letras del dreidel, nun, guimel, hei, pei , suman 138, el valor de Menajém “El Consolador”, uno de los nombres del Mashíaj de acuerdo con nuestros sabios; y es también el valor de la palabra Tzemaj – Vástago traducido en la Reina Valera como Renuevo, el nombre del Mashíaj que aparece en el Tanak “Tzemaj es su nombre…” (Yermiyahu/Jeremías 23:5) (Zekharyah/Zacarías 3:8) (6:12) (Yeshayahu/Isaías 4:2) (Yermiyahu/Jeremías 33:15)

Así que cada vez que jugamos el dreidel con las letras hebras anunciamos El Nombre de Mashíaj y sus dos venidas, recuerde que la palabra “dreidel” quiere decir exactamente: “de vuelta” o “a la vuelta”.    El milagro de Hanuká es la encarnación del hijo de Di-s, el día que la luz del mundo fue introducida a este.

La Vida En el Espíritu revelada en la Hanukia

Las luces del candelero de Hanuká son 9 en total, 8 por cada día de Hanuká y una más por el milagro, la luz de en medio la primera en encenderse representa al Mesías, la Luz del mundo, mientras que el judío ortodoxo no puede ver lo ahí escondido, el creyente nacido del Espíritu Santo si puede comprenderlo.   El nueve representa nacer de nuevo tener un nuevo comienzo pues todos los que han nacido de nuevo tienen los nueve 9 frutos del Espíritu Santo (Carta a Galatiyim/Gálatas. 5.22) cuando el creyente vive estos frutos el mismo se convierte en una luz viviente.    Algo más que tenemos en las luces de Hanuká son los nueve dones del Espíritu Santo.

Dice la Escritura que El que descendió es El mismo que también subió y repartió dones a los hombres (Carta a Efesiyim/Efesios 4:8-19) en la lista de los dones del Espíritu encontramos una cantidad de 9 dones (Carta a Qorintiyim Alef/1 Corintios 12:7-11)  es de notar que el primer don mencionado es: “La Palabra de Sabiduría” y la primer fruto del Espíritu es “Gozo”, en las Escrituras vemos que sobre Yeshúa estaba el Espíritu Santo y la sabiduría de Di-s (Yeshayahu/Isaías 11:1-2) (Carta a Qorintiyim Alef/1 Corintios 1:24) en ellas mismas notamos que cuando Yeshúa encarno en el vientre de la doncella ella manifestó gozo y no solo ella sino Yohanán en el vientre de su madre Elizabeth y ella misma (Testimonio de Uri/Lucas 1:39-56) por ello la primera luz representa al Mesías.

El nombre que se ha puesto a esta vela por el judaísmo rabínico es shamash que se a traducido como “servidor o ayudante” tambien puede llamarle Ebed que se traducen como “servir o servidor” de donde viene “Ovadía” traducido como Abdías: “Siervo de Di-s”.   

Personalmente le llamo la luz “EBED”, en la Escritura leemos: “Yoshúa Ben Nun Ebed YHVH” que se traduce: “Josué hijo de Nun siervo de YHVH”.   En hebreo “Ben” significa “Hijo” y “Nun” significa “aumentar” “propagar” “retoñar” y “pez” en arameo significa “perpetuidad” “continuidad” “imperecedero”.   YHVH es el Abba “progenitor” NUN “imperecedero” (pues todo procede de El) y YESHÚA es su BEN “hijo” y además su EBED “siervo” quien entrego su vida por nosotros los “NUNIM” “peces”, para que nosotros igualmente pudiéramos NUN “retoñar” y vivir “NUN” imperecederamente, así que cada creyente experimenta un KISLEV un tiempo de lo sobrenatural, y una Hanuká, pues al conocer a Yeshúa recibe un nuevo nacimiento y ahora vive en Hanuká “dedicación” a Di-s.

Conclusión:

 En Juan 10:22 encontramos

Celebrábase en Jerusalén la fiesta de la Dedicación (Hanuká) era invierno y Yeshúa andaba en el Templo por el pórtico de Salomón

Hay quienes pretenden decir que esta fiesta no fue celebrada por Yeshúa ya que Yeshúa andaba en el pórtico de Salomón y no en el altar que es donde se celebraba la fiesta, para comenzar esta fiesta era celebrada en todo Israel, para ampliar la Escritura menciona que la fiesta ya estaba en camino “Celebrábase” y para terminar ¿Por qué había subido Yeshúa a Jerusalén para esta fiesta?

En el Testimonio de 4 Talmídin/Discípulos encontramos que el solo subía para fiestas importantes y permanecía en Jerusalén durante la duración de las mismas, los demás días el andaba compartiendo sus enseñanzas, las cuales tenían que ver con la interpretación de la Toráh y la Besoráh – Buenas Nuevas.   Aunque no es una festividad ordenada entre las fiestas bíblicas en Vayiqrah/Levítico 23, los sabios de Israel la instituyeron hace cientos de años para celebrar victorias del Eterno en su pueblo y por alguna razón aparece comentada en los registros del texto bíblico.   Hanuká ya se había incorporado en el calendario judío durante la época de venir Yeshúa, porque en los Escritos Nazarenos (el Nuevo Testamento para el cristianismo) se hace mención de ella.

Algunos grupos mesiánicos enseñan que no debemos celebrar igual añadiendo que Yeshúa no celebro esta fiesta.   Sin embargo los creyentes en Yeshúa que vamos siguiendo sus pisadas deberíamos preguntarnos ¿Qué hacía Yeshúa en el Beth Ha’Mikdash (La Casa del Santuario) (El Templo de Jerusalém) en el tiempo de esta fiesta?   Por el Testimonio de los Sheliajim/Emisarios/Apóstoles podemos claramente ver que desde niño El Rabí Santo subía al Templo solo a razón de las fiestas que eran consideradas eventos sagrados (Testimonio de Uri/Lucas 2:42) (Testimonio de Yohanán/Juan 2:3) (5:1).  

No cabe la menor duda que El Santo Rabí subía a Jerusalém a razón de las fiestas y así participar de la celebración de su pueblo, esto lo hizo aun cuando su vida estaba bajo riesgo (Yohanán 7:6-14).   Yeshúa subió al Templo durante esta fiesta.   La "Fiesta de la Dedicación" mencionada en El Testimonio de Yohanán/Juan 10:22 es Hanukáh.  Quienes pretenden espiritualizar en todo al Mesías sencillamente estan echando por tierra su humanidad como EL HIJO DEL HOMBRE, Yeshúa participaba de la vida cultural de su pueblo.

Si Yeshúa no celebraba esta fiesta ¿entonces que hacía en Jerusalén justo en esta fiesta ya que nuevamente repetimos el solo subía para fiestas importantes?   Yeshúa tenía algo que hacer en esa fiesta tal como lo observamos en todo el capítulo 10 de Juan, hemos de recordar que Antíoco Epifanes  (una sombra del anti-Mesías) había declarado ahí en el Templo que él era Di-s y sacrificado cerdos en el altar; aunque los macabeos había logrado la victoria sobre el paganismo y purificado a los Cohaním (servidores/ministros), el Templo, en el mundo espiritual algo había quedado grabado, es por ello que ahí en esa fiesta Yeshúa declara: Ser El Hijo de Di-s, el dueño, amo y rey del Templo:

-  Yo y El Padre uno somos, entonces algunos judíos tomaron piedras para apedrearle.  Yeshúa les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre ¿por cuál de ellas me apedreáis?  Le respondieron los judíos diciendo: por buena obra no te apedreamos sino por la blasfemia; porque tú siendo hombre te haces Di-s.   Yeshúa les respondió: ¿No está Escrito en la Toráh: Yo dije dioses sois?   Si llamo dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Di-s (y la Escritura no puede ser quebrantada) ¿Al que El Padre santifico y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: Hijo de Di-s soy?

La declaración de Yeshúa en esa fiesta era necesaria, por ello el tendría que estar presente en el Templo antes de su sacrificio para con sus palabras y su autoridad cumplir lo que la sombra de Hanuká era y aún cumplirá lo que la sombra de Hanuká es.   El dedicara toda la tierra a Di-s Su Padre.

Conclusión:

Hanukáh no solo es el nombre de una fiesta, sino es una palabra hebrea que significa “Dedicación”, en las Escrituras encontramos varias “hanukim” “dedicaciones”, en el Sefer Toráh (Libro de la Instrucción) en Bemidbar/Números 7:10, en el Sefer Neviím (Libro de los Profetas) (‘Ezrá/Esdras 6:16) (Nehemyah/Nehemías 12:27) y en el Sefer Ketuvim (Libro de los Escritos) El título del Salmo 30.   El pueblo judío es un pueblo que tiene cultura, cada cosa nueva es “dedicada” al Eterno, como pueblo santo de Di-s todo lo  suyo es santificado.   Su cultura emana de la Toráh, a diferencia el pueblo cristiano no tiene cultura y si la tiene no es más que una mezcla de paganismo con santidad.     Ninguna de las otras “hanukim” fue decretada como fiesta cada año, sin embargo esta “Hanuká” la que tiene que ver con la derrota del paganismo, de la idolatría, si fue decretada y ahora podemos entender por qué, porque Di-s que conocía y conoce los tiempos sabía lo que esta fiesta revelaba.

Por otra parte, hoy, mientras vivimos en un cristianismo sincretista que celebra la pagana navidad justo en los mismos días cuando cae Hanuká, a través de esta fiesta el Eterno hace un llamado a su pueblo a tomar una decisión, seguir al mundo con sus tradiciones y vivir bajo el concepto helenista y sincretista o seguir a Di-s con su cultura de vida establecida en la Toráh.   Escogeos hoy a quien sirváis.  

Que testimonio vivo es poder abrir las ventanas de la casa y mientras que en el alrededor la gente celebra una fiesta pagana y católica llamada “navidad (incluyendo a algunos protestantes) hay un hogar que marca la diferencia y celebra algo distinto: Hanuká: Dedicación a Di-s.

El paganismo, la mundanalidad debe ser derrocada, debe ser arracada del corazón del pueblo de Di-s, y ese es el mensaje de Hanuká, simboliza que "la maldad es derrocada" por medio los que buscan la santidad y justicia del Eterno.   El motivo original de Hanuká fue una victoria sobre la maldad para los Israelitas, una victoria sobre el paganismo helenista, hoy Hanuká nos insta una vez más al llamado del Eterno de ser luz en medio de las tinieblas.   ¿Estaremos dispuestos a salir del sistema del mundo? ¿Estaremos dispuestos a obedecer su llamado?   ¿Cómo es posible que un remanente de judíos que no eran “llenos del Espíritu Santo”, como lo somos los creyentes hoy hayan visto la necesidad de santificar a Israel para Di-s y hoy los cristianos no sientan esa necesidad de santidad cuando tenemos al Espíritu Santo, El Espíritu de Santidad?.

 

 
  Hoy habia 10 visitantes (20 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=